Indicadores económicos
2017-03-23

Dólar (TRM)
$2.936,82
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,61
Euro
$3.173,82
UVR, Ayer
$246,64
UVR, Hoy
$246,72
Petróleo
US$48,04

Estado del tiempo
2017-03-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 14:37

Marea max.: 12 cms.

Hora: 06:58

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 16 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.4 a 2.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Grandes ignorados

Entre 1960 y 1970, mantuve una estrecha amistad con el poeta haitiano René Depestre, exiliado en Cuba. Por la ventana de sus enseñanzas pude asomarme a obras y autores que ignoraba. A él y a los investigadores de la Casa de las Américas les debo mi interés gradual por la literatura escrita en las islas del “Caribe francés”.

Muchos latinoamericanos afrodescendientes (me lo corroboró el novelista Arnoldo Palacios en el homenaje que le rendimos el miércoles pasado en el Gimnasio Moderno de Bogotá), descubrieron en Francia la existencia de fuertes corrientes de pensamiento anticolonial y movimientos literarios de ese Caribe oculto y al mismo tiempo luminoso.
Gracias a Sartre y a su revista “Les temps modernes”, supimos del médico psiquiatra y ensayista martiniqués Franz Fanon, a quien le debemos la más lúcida reflexión de su época sobre la descolonización. “Los condenados de la tierra” (1961), nos acompañó en exaltadas discusiones de los años 60, como nos acompañaría el “Discurso sobre el colonialismo” de Césaire.
Después de leer “Los gobernadores del rocío” (1943), la rabiosa novela de Jacques Roumain, se hizo necesario llegar a “Así habló el tío”. Jean Price Mars combinaba aquí el arte novelesco con la pesquisa antropológíca, como lo haría entre nosotros el Manuel Zapata Olivilla de el canto coral de “Changó, el gran putas.”
Era ésa la ruta llevaba a Jacques Stephen Aléxis, el autor de “Compadre General Sol” (1955). Poco faltaba entonces para que “la negritud” de Césaire se volviera “créolité” en la síntesis del gran Edouard Glissant, mulato vecino en isla y grandeza a Derek Walcott. Otro capítulo, otra lengua.
Al revisitar a Aimé Césaire y su “Cuaderno de un regreso al país natal (1939)”, pude comprender la cercanía que aquellas obras tenían con la del colombiano Arnoldo Palacios. Por primera vez en la novela colombiana, el negro hablaba desde sí mismo y sin mediaciones.
“Las estrellas son negras” (1949) se escribió antes de que el chocoano llegara a París y asistiera al conocimiento de “la negritud” y de los escritores caribeños de lengua francesa. Poco a poco, Palacios entraría en contacto con el grupo de “Présence Africaine”.
La traducción al francés de la novela de Palacios debió de haber iluminado la curiosidad de los escritores antillanos que conocían “El reino de este mundo”, la novela de Alejo Carpentier sobre Henri Christophe, el desconcertante personaje nacido del Haití independizado en 1804, a quien Césaire le dedicó una pieza teatral. Tan fascinante es el personaje, que Enrique Buenaventura lo recuperó como tema central de una de sus primeras piezas.
Las anteriores no son más que huellas de grandes pisadas en una tierra doblemente insular. Paradójicamente, Europa la conoce mejor que sus vecinos latinoamericanos. Es muy posible que ellos nos conozcan mejor de lo que nosotros a ellos.

Escritor y periodista de opinión. Doctor Honoris Causa en Literatura, Universidad del Valle. Profesor invitado Universidad Tecnológíca de Bolívar.
salypicante@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese