Indicadores económicos
2017-11-24

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.533,93
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-24

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 17 cms.

Hora: 15:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
S/M

Hay días que nos hacen pensar

Una década que termina y otra que comienza exigiéndonos hacer un balance en lo personal, que nos lleve a plantearnos promesas y desafíos. En esas estábamos cuando comencé a recibir muchos correos electrónicos que me relatan cosas que suceden en el corazón de algunos de mis lectores y sin ser sicólogo ni mucho menos sacerdote, intento comprender, y hoy, en la primera columna del año, analizar para ustedes.

Hay días en que nos sentimos inmortales por la intensidad de lo vivido, tocamos el cielo con ambas manos, nos creemos los dueños de todo el mundo, amanecemos con ganas de domesticar el sol, pensamos haber alcanzado la cumbre de la felicidad.
Hay días en que Dios se halla tan cerca que se esfuma la incertidumbre, días en que un solo compás de Mozart basta para justificar la existencia de un ser supremo. Lo eterno traspasa el tiempo y no crean que por decir esto, me la he fumado verde.
Pero, hay días en que nos derrumbamos como naipes, tomamos conciencia de que mueren los seres, las cosas y a veces los amores. Sin ir muy lejos, en estos días me enteré de la separación de dos caros amigos que tenían un matrimonio, decía yo, perfecto, pero, el dinero pudo más que el amor.
Nos damos cuenta de que la felicidad es inestable como las pompas de jabón, que se las lleva el viento antes de romperlas. Hay días en que resulta importante arrodillarnos frente a una flor, un niño, un trébol de buena suerte, como si Dios estuviera oculto en lo diminuto. Es más fácil buscarlo en medio del campo que en la majestuosidad de una catedral. Nos espera nuestra conciencia en la mano apergaminada del pordiosero, la mirada perdida de una mujer sentada en el suelo con un hijo en su regazo. Le dedicamos muy poco tiempo a estas “pequeñas” cosas, pensando que otras son más importantes, sin que lo sean.
Hay días en que somos injustos con todo el mundo por sentirnos incómodos con nosotros mismos, llegamos al final de nuestra vida con un sobregiro afectivo que nos preocupa. Pensamos en las oportunidades que tuvimos de hacer el bien, recordamos aquellas veces en que caímos en la trampa de no hallarnos a la altura de nuestros principios. Hay una Madre Teresa que llegó a dudar de Dios, cuando en realidad cada poro de su cuerpo arrugado era parte de la bondad eterna.
Hay días en que la vida parce ligera como cuento de hadas y otros en que luce como una pesadilla. Hay policías, vigilantes y guardianes que velan por la felicidad de otros, mientras sueñan con estar en casa para cuidar a los suyos. Los que reposan bajo su cuidado, que suelen vivir de prisa, se acuerdan pocas veces de los sacrificios de estos servidores.
Y nosotros, frágiles mortales, rumiamos con altivez nuestra significancia, muchas veces sin tener la constancia para cambiar. Ojalá nos detengamos un instante y hagamos un proyecto de vida que cumplamos con constancia y al final de este 2010, podamos expresar mucha felicidad con nuestra propia vida.
Feliz Año.

*Dermatólogo

www.clinicadelapieladolfogomez.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

lo que quiere decir es que no

lo que quiere decir es que no todo lo que brilla es oro.ser humilde es duro pero reconfortante, de nada nos sirve tener oro . pero el amor puro y verdadero si nos llena, no de riquezas pero si de alegría.la felicidad es cuando sonreímos porque amamos y somos correspondido, puedo aceptar tal cual como es el otro y mutuo respeto,