Indicadores económicos
2017-03-23

Dólar (TRM)
$2.936,82
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,61
Euro
$3.173,82
UVR, Ayer
$246,64
UVR, Hoy
$246,72
Petróleo
US$48,04

Estado del tiempo
2017-03-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 14:37

Marea max.: 12 cms.

Hora: 06:58

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 16 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.4 a 2.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 3
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Impuestos abusivos

En principio los impuestos son percibidos por el ciudadano como algo caprichoso, y de destinación desconocida. Se cobran porque se requiere pagar unas funciones públicas nunca bien recibidas, ni bien calificadas por los ciudadanos; y una burocracia inoficiosa (dedicada cada vez más al espectáculo farandulero que propician lo medios) a la que acceden los políticos tras largas campañas de desprestigio mutuo, y de promesas que de antemano saben que no podrán cumplir.

Pero la gente los acepta, y paga los que no puede eludir. Tan arraigada está la imposición de tributos, que se olvida por parte de quienes los administran, que con ellos se cancelan sus salarios, y que su pago otorga derechos a los contribuyentes; y en ocasiones estos últimos, ni son conciente de que los pagan. Los subsidios cruzados que se cobran en los servicios públicos y de salud, y se transfieren automáticamente a los más necesitados (una forma eficaz de hacerlo) es uno de ellos; el IVA es otro; también la sobreasa a la gasolina y el 4 por mil son automáticos.
Aquí lo que hacemos es pagar impuestos que no se pueden transferir al consumidor, si no que merman la calidad de vida de los contribuyentes mientras mejora la de los burócratas.
Pero no hay activo mas gravado que los vehículos: el IVA en todo, la sobretasa a la gasolina, el timbre, el rodamiento, las estampillas y la retefuente; e indirectamente: la picúa, las multas, el Soat, la revisión técnico mecánica y el seguro de accidentes.
De todos, el más escandaloso es el timbre departamental. Un indicador del rechazo que genera este cobro es el volumen del cuadernillo que hacen circular con El Universal una vez al año; que nadie lee, pero que les sirve para evitar que prescriban las deudas. La gente protesta, pero nadie demanda la norma que lo estableció.
Primero que todo, hay que pagarlo en efectivo en una oficina que carece del espacio, el confort y la capacidad operativa mínima para ello; segundo un atraso de minutos (llegar el último día de pago después del cierre, en esta ciudad de trancones y sin zonas de parqueo) origina una “multa” igual al valor del impuesto (100%); mientras al impuesto no cancelado se le aplica un interés de mora por día de atraso que llega al 18% e.a. Tercero, la información que durante algunos años se pudo conocer por Internet (mas no pagar) ya no está disponible; de manera que hay que hacer doble viacrucis: uno para que le liquiden el valor y otro para pagar, a menos que prefiera presentarse con el “bojote” de plata en el bolsillo (expuesto a que lo asalten) sin saber si le va a alcanzar o no.
Ante tanta desorganización y desidia en el recaudo, el punto critico de una buena administración, es inevitable preguntarse, ¿qué resultados puede mostrar la oficina de recaudo y tesorería, si no ha resulto lo puramente operativo, y cómo será la administración departamental en otras funciones públicas más complejas? ¿No se supone que alguien debería estar ideando políticas para mejorar los recaudos, diferentes a publicar un tabloide anual con más placas de morosos que carros reales?
No una amnistía, que sería injusto con quienes cumplen puntualmente con sus obligaciones, pero si desmontar –temporal, o definitivamente hacia el futuro- las sanciones o multas, reducirles su monto, o diseñar un plan masivo de beneficios para atraer a los morosos.

* Ing. Electrónico, MBA, pensionado Electricaribe

myances@msn.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese