Indicadores económicos
2017-10-19

Dólar (TRM)
$2.935,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.449,10
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$52,04

Estado del tiempo
2017-10-19

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 03:59

Marea max.: 21 cms.

Hora: 1:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Interpretar la voluntad popular

Ahora que ha empezado el examen de la Corte Constitucional sobre la exequibilidad de la Ley del Referendo se preparan múltiples demandas tanto por todos los vicios de trámite que tuvo el proyecto en el Congreso como por los aspectos de fondo como el principio de igualdad o la ruptura del esquema constitucional que garantiza la independencia de los poderes en una verdadera democracia.

Uno de los argumentos que con toda seguridad se va a presentar a la Corte para sustentar que el trámite fue viciado es el del cambio que hizo el Congreso del texto de la pregunta del referendo. Los casi cuatro millones de firmantes aprobaron el texto que permite la reelección de “quien haya ejercido” la presidencia por dos períodos, lo que significa que, de ser aprobado el referendo Uribe solo podría presentarse a una segunda reelección en el 2014.
En la Cámara de Representantes se aprobó ese texto original, pero en el Senado las mayorías uribistas lo sustituyeron por la frase “quién haya sido elegido” para permitir la segunda reelección de Uribe en el 2010 en lugar del 2014. Luego el gobierno uso todo su poder de corrupción para comprar los votos necesarios en la comisión de conciliación y lograr que se aprobara la versión del Senado.
De acuerdo a las constancias dejadas en las actas del Congreso el argumento que se presentará a la Corte incluye dos objeciones diferentes: de una parte la violación del reglamento del Congreso por haber aprobado el Senado una proposición que ya había sido negada de manera explícita en la Comisión primera de la Cámara (que el referendo fuera para la reelección en el 2010). De otra la falta de capacidad del Congreso para modificar el texto que fue presentado a los firmantes.
Sobre el segundo aspecto hay un debate pues los defensores de la reelección inmediata sostienen que el Congreso no modificó sino que interpretó la voluntad de los firmantes, porque la verdadera intención de los promotores era permitir la segunda reelección en el 2010. Esta tesis se basa en una consideración subjetiva, y para probarla de manera definitiva sería necesario volver a preguntar a todos los millones de personas que firmaron.
Sin embargo la lógica matemática enseña que para negar una proposición universal (como por ejemplo, “todos los firmantes querían la reelección en el 2010”) basta que no sea cierta para unos cuantos miembros del conjunto universal; más aún la proposición se invalida con un solo caso en que no sea cierta.
La consecuencia jurídica de este principio lógico (y el derecho es fundamentalmente lógico) es que basta que unos cuantos de los firmantes del referendo (inclusive uno solo) declaren ante la Corte que su intención al firmar era apoyar la reelección pero en el 2014, para que se descalifique la tesis de que el Congreso al cambiar el texto del referendo solo interpretaba la voluntad de los firmantes. Si unos pocos rechazan esta tesis la única manera de demostrarla sería que la mayoría de los firmantes se volvieran a manifestarse apoyándola; es decir volver a recoger todas las firmas.
Es muy probable que entre los cuatro millones de firmantes haya algunos que no están de acuerdo con la reelección inmediata. De hecho los congresistas de Cambio Radical así lo declararon públicamente. Lo que se necesita ahora es que alguno de ellos -cuya firma fueron validadas por la Registraduría- se atreva a declararlo ante la Corte para que se caiga toda la patraña de los supuestos intérpretes de la voluntad popular en el Congreso. No es fácil porque el gobierno presiona, chuza e intimida a quienes se le oponen, pero aún sin la linterna de Diógenes se puede encontrar algún valiente en Colombia.

mcabrera@cabreraybedoya.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

URIBE 2010-2018.

URIBE 2010-2018.

Que insinua el

Que insinua el columnista.?.Si el referendo es toda la voluntad popular. Por Que,?le tienen miedo a la voluntad popular.?No mas guerrilla,no mas paramilitares,no mas narcotraficantes y no mas terroristes.Por una Colombia mas justa,mas igual,mas generosa y mas amable.buli .

Muy buen articulo lástima por

Muy buen articulo lástima por los que no pueden entenderlo.
Desgraciadamente hay personas que su insano juicio se autoengañan y pretenden “iluminar” con su lógica sectaria y arcaica las mentes de otros ciudadanos, afirmar que este referendo reelecionista, con tantos vicios de forma y fondo, interpreta la “voluntad popular” es tildar a muchos colombianos de cómplices con el imperio del crimen. Comenzando que no supieron ni redactar la pregunta y la cambian acomodaticiamente, sentando el precedente que se podría hacer y deshacer en el futuro, de hecho, también lo hicieron estos malhechores Uribistas con el referendo del agua, con el objetivo de entregar a particulares gabelas para la explotación inmisericorde de ese recurso natural.

En algunos el anticomunismo

En algunos el anticomunismo es genético y solo saben idolatrar a quien combate esas ideas, no importa los métodos. Creen que el pueblo aunque trague entero por su escasa capacidad de análisis es también masoquista es hilar demasiado delgado en la sociología de masas. Son muchas pruebas que el Dr. Uribe da, del desprecio que el pueblo colombiano le merece, a quien recarga de impuestos los que les quita a los poderosos, entrega la soberanía nacional a USA a cambio de apoyo a su continuidad ilegal y anticonstitucional al mando de este país, y por lo que en otra nación de gentes medianamente dignas ya hubiese tenido que renunciar aquí sigue tan campante por que los irreflexivos anticomunistas y las rémoras beneficiarias de contratos quieren que sigua de largo en el gobierno .
No mas Uribe no mas Farc no soldados yanquis en Colombia.

Efectivamente hay Colombianos

Efectivamente hay Colombianos de buena fe que no entienden la filosofia de que el fin justifica los medios,y solo lo entienden los qu quieren un regimen ya racaso en el mundo.Debemos referirnos es a la referma Constitucional,pero por medio del voto popular,es alli,endonde debe respetarse la voluntad popular.buli.