Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La conciencia al servicio de la vida

La pregunta que se ha hecho Cartagena en la última semana es si el aborto es sólo la «interrupción voluntaria del embarazo» o la «interrupción de una vida humana». Siempre será lo segundo, muy a pesar de que entre nosotros se hace más bulla para preservar los huevos de la iguana que para salvar una vida inocente e indefensa.

Yo siempre le creí a la seño Lore, partera salvadora de vidas en la zona suroriental, y a mi profesor de comportamiento y salud del Liceo de Bolívar cuando nos decía: “El embrión (desde la fecundación hasta la octava semana) y el feto (a partir de la octava semana) son las primeras fases del desarrollo de un nuevo ser humano y en el claustro materno no forman parte de la sustantividad ni de ningún órgano de la madre, aunque dependa de ésta para su propio desarrollo”. Viene bien reflexionar serenamente cuando están en juego el valor supremo de la vida, la sacudida interior de nuestra conciencia y la prevención de las patologías sociales que generan conductas anómicas.
El hecho en Montecristo, sur de Bolívar, así como su manejo en Cartagena, nos ponen de presente de que algo no anda bien y no lo manejamos como corresponde. Hay un violador y maltratador suelto, una vida despreciada, una niña mancillada en su honor viniendo, ella y su familia, de la frontera de la abyección, y una sociedad que pareciera no defender a los más débiles.
No sé si lo que se realizó genere escenarios de no repetición de violación y abuso sexual. No es un buen signo cuando una sociedad atiende las consecuencias sin ir a las raíces. Cuando se abre una puerta de este tamaño, la sociedad obscurece su sentido ético y se hacen cotidianidad los abusos despóticos donde no rige más el principio de la igualdad fundamental de todos los seres humanos, sino la tiranía del más fuerte. Gandhi, profeta de la no violencia, sigue gritando: Los medios son al fin como la raíz es al árbol.
Nos ha parecido digna la objeción de conciencia hecha por un grupo de médicos capaces de escuchar la voz de Dios. Cartagena tiene reserva moral. La Objeción de Conciencia en el derecho constitucional democrático es una facultad básica, autónoma, derivada de la libertad ideológica y de conciencia. Implica, en los Estados democráticos, no solo reconocer que todas las personas tienen derecho a sustentar esta ideología o la creencia religiosa que más deseen, sino sobre todo, adecuar el comportamiento externo de los individuos a esta ideología. La actitud de los ginecólogos es un ejercicio legítimo del derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
En circunstancias parecidas a las de la pasada semana, la novicia Lucia Vertruse, violada en su convento por las tropas Serbias durante la guerra de los Balcanes, cuando su superiora le preguntó: “¿qué harás de la vida que te ha sido impuesta en tu vientre?” Ella respondió: “Lo he decidido ya: si soy madre, el niño será mío. Lo podría confiar a otras personas, pero él tiene el derecho a mi amor de madre, aunque no haya sido deseado ni querido. No se puede arrancar una planta de sus raíces. El grano que ha caído en una tierra tiene necesidad de crecer allí donde el misterioso aunque inicuo sembrador lo haya echado”.

ramaca41@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Es que si se mata a esa vida

Es que si se mata a esa vida que empezó en el mismo momento de la fecundación ,también nos convertimos en violadores del derecho a la vida de ese ser humano ,y si no respetamos a ese prójimo indefenso menos nos respetamos nosotros mismos y tampoco a los demás por libre albedrío sino porque nos lo prohibe la ley de los hombres que nos sigue un juicio y nos encarcelan . El padre y la madre que mataron a sus pequeños hijos lo hicieron porque vieron la vía fácil ,si se mata una vida de dos meses ,se puede matar de cuatro de diez o de quince meses,la diferencia es que está más grandecito y está fuera del vientre de la madre .Las Tablas de la Ley fueron escritas por sabios, bajo la inspiración del Espritu Santo ,para que los hombres fueran felices en el transcurrir de su vida por la tierra y uno de esos Mandamientos dice No Matarás ...a nadie ,quizá ni a las fieras si no te atacan. Y esos mandamientos están dados para que nuestra moral y nuestra conciencia humana tenga un correcto actuar ,del cual no tengamos que sentirnos culpables ,aunque el delito sea oculto ante las leyes humanas ,es decir soy feliz porque actúo con ética humana ,no porque otros me vayan a castigar. Y en este caso solo nos resta decir ´´Quered a vuestro hijo tal como es ,venga de donde venga y en la forma que venga´´Por lo tanto NO al aborto en ninguna forma ,aunque la paradoja está en que quien más debe proteger y amar esa vida ,que es su continuación es la que decide asesinarla ,sin que nadie pueda evitarlo . Muchas madres han muerto en esa faena o también han perdido otro de sus hijos cuando han cometido este pecado.