Indicadores económicos
2017-08-21

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-21

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 05:43

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 10 a 24 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-08-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - -
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La corte y la democracia

La Corte Constitucional, con la sentencia de inexequibilidad del Referendo reeleccionista, liberó a los colombianos del clima de incertidumbre existente en los últimos tres años. Obviamente nos referimos a aquellos segmentos de ciudadanos demócratas, no comprometidos con el contubernio, el tapen tapen, en una atmósfera inmoral, en la cual todo podría ser permitido.

Dominados y atemorizados con la estrategia del miedo, intuían que era posible que en Colombia se instaurase definitivamente un régimen autocrático y dictatorial. El máximo Tribunal constitucional con esa sentencia rescató para el país la ética y la estética de la que habló, recientemente, la mandataria chilena Michel Bachelet.
Las democracias modernas y el Estado de Derecho se sustentan en la división de los poderes que actúan armónicamente controlados por los pesos y contrapesos existentes. La Corte Constitucional es la guardiana de la Constitución del 91 y además, tiene antecedentes de que es protectora del Derecho y la filosofía liberal. De otro lado, la Corte Suprema de Justicia se constituyó en la vigilante de la pulcritud y asepsia en la política. En evidente contraste tanto la rama legislativa como la ejecutiva descendieron a los niveles más bajos, convirtiéndose en las cohonestadoras del delito y la corrupción.
Superado este peligroso capítulo ahora se respira un clima en el cual prevalecen las tendencias humanistas y liberales a contrapelo de aquellas autoritarias de rasgos sadomasoquistas, “mandar y ser mandado”, que definen muy bien los sociólogos y estudiosos de las ciencias sociales.
Por ello es posible que la consolidación democrática tenga el camino abierto, en los próximos eventos electorales, si los ciudadanos así lo deciden y rechazan a los grupúsculos, los nidos de tránsfugas, surgidos al vaivén de los intereses subalternos, beneficiarios de la corrupción y por el contrario fortalecen a aquellos partidos constituidos con ideario y programas de gobierno.
¿Pero por qué estuvimos a punto de tocar fondo? En razón a la crisis ideológica y moral de los últimos decenios que aportó varios factores e inclusive también contribuyó el sistema híbrido del Frente Nacional. Ese cúmulo de eventos permitió que surgiese un antiliberalismo coyuntural y antiético. No el antiliberalismo marxista o fascista del que habla Stephen Holmes, en su “Anatomía del Antiliberalismo”, sino más bien aquel sustentado en las teorías de la antipolítica mediática que en medio de la crisis aspiran darle una patente de corso a esos movimientos oportunistas sin ningún contenido ideológico.
Mientras prevalezcan en esta nación instituciones como las Cortes y ciudadanos que cumplan con el compromiso moral de orientadores insobornables de sus conciudadanos, es posible pensar que Colombia está protegida contra los regímenes autoritarios y dictatoriales.
No se trata de lucubrar sobre una utopía nacida de la modernidad sino de una sociedad posible que mira hacia el futuro orientada por la voluntad creadora de ciudadanos inmunes a los elementos de la crisis.

*Médico Cardiólogo. Ex Director de El Universal. Académico de Número de la Academia Nacional de Medicina, de la de Cartagena y de la de Historia.

MOROND@telecom.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Está demostrado a toda prueba

Está demostrado a toda prueba que, en Colombia, de los tres poderes, el judicial es el que actúa con total independencia, insobornables ante cualquier embate. No así el ejecutivo, ni mucho menos el legislativo. Estos dos poderes interactúan en un contubernio vergonzante, inmoral. Y es que para poder seguir adelante se necesitan el uno del otro.

CONTINÚO: Son como esos

CONTINÚO:
Son como esos matrimonios desavenidos, por conveniencia, en que los esposos se toleran, cubren las pariencias. No sé hasta donde sea bueno que el presidente cuente con "las mayorías en el congreso". En este estado "familia que roba unida permanece unida". En el caso en que el presidente no cuenta con mayorías, sufre las presiones de un legislativo voraz, extorcionista, que doy si me dan, que la maquinaria camina si la engrasan. ¿Cuál sería, entonces, el ideal? Sueño: Un congreso admirable, digno por sí mismo, y para esto se necesita que a esas instancias lleguen personas honestas, pulcras, acrisoladas. En estos momentos en que escribo viene a mi memoria la imagen de Diógenes...