Indicadores económicos
2017-02-19

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-19

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 14:33

Marea max.: 9 cms.

Hora: 06:40

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-02-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La feria

Si se quiere, el mundo puede ser mirado como un gran supermercado donde todo se vende, y todos se venden. El mayor comprador es el Estado; y salvo uno que otro control imperfecto e ineficiente, al Estado le venden –o lo compran- quienes tienen amigos (amigazos, quiero decir) en su administración, y en los órganos de poder que lo constituyen.

Si aceptamos que así son las cosas, entonces la política no es más que el intento de tomarse el Estado; y la democracia igual, pero a través de los amigazos y engañando a los demás. Parodiando a Arquímedes podríamos decir: dadme amigos y moveré el mundo (de ahí lo de palancas); y dadme enemigos y me lo impedirán.
Ya estamos en feria electoral. Los candidatos se venden como mercancías en manos de expertos en mercadotecnia; y los programas de gobiernos, que elaboran académicos expertos, a veces, ni los entiende el candidato.
Dirán que es una manera –peyorativa- de concebir el noble servicio a la patria de quienes se sacrifican por los demás. Tienen razón en lo filosófico, más no en la realidad material que escenifican a diario los políticos en los medios de comunicación. Debe ser muy bueno el botín cuando arriesgan tanto en dinero, tranquilidad y prestigio.
Mentiras en lo del prestigio, la descomposición social ha llegado a tanto, que lo que importa es la fama, cualquiera que sea; y el dinero, cualquiera sea el medio de lograrlo. El término “político” se ha convertido en sinónimo de deslealtad, incoherencia, falsedad, y quienes mejor lo practican, “triunfan” y son admirados por los demás. Permítanme otra vez la frase de Demócrito. “Todo está perdido cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de mofa.”
Mentiras también en lo del dinero que se arriesga, eso era antes (tampoco, antes eran negocios con los patrocinadores), ahora el Estado financia, y hay quienes piensan que el sólo participar en la contienda electoral ya es un negocio: con lo fácil que es –dicen- embolatar al Estado con facturas y papelitos; o comprarlo, cuando hay tanta plata en juego: con un poquito, se puede pensionar a cualquier funcionario medio, o intimidarlo con el empleo.
No obstante la gente, aún la más lejana a los candidatos, le otorga un exagerado interés a las contiendas electorales; se apasionan como en un partido de fútbol, y se sienten ganadores o perdedores sin esperar la obra del gobierno, que es la que en últimas dice si el país ganó o perdió. O los más cercanos, el contrato o nombramiento, que a menudo les embolatan.
Esa no es la democracia como la entendemos: la participación no emocional en los asuntos que nos afectan, subordinando lo personal sin permitir el atropello, en beneficio de lo general. Ni el ganador es, el que asume una posición que le permite pagar la adulación de los medios de comunicación, repartir beneficios entre los amigazos, vengarse de los enemigos y lograr beneficios económicos personales.
Ahí está la diferencia entre lo filosóficamente correcto, y lo que somos capaces de crear en la práctica social. Eso tiene que cambiar; y va a cambiar cuando lo emocional ceda paso a lo racional; cuando los más pobres, que son las mayorías, dejen de sentirse cautivados por las apariencias, y apreciados por un saludo que los distinga de sus semejantes; cuando se sientan homogéneos y vayan a las urnas.
*Ing. Electrónico, MBA, Ex Superintendente (Pensionado) Electricaribe.

myances@msn.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese