Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La justicia vencida

De todas las profesiones, hasta donde sé sólo hay una imprescindible, hasta el punto de merecer una filosofía exclusiva. Me refiero al Derecho, a la capacidad de administrar justicia.

Que me disculpen mis queridos colegas, sobre todo aquéllos que en algún momento inédito de su pasado se tragaron un abogado, pero se les indigestó y están eructándolo todavía. En este país la salud siempre ha funcionado mal. La diferencia con ayer es que ayer parecía que no se atendía a los pobres, y hoy parece que sí se atienden. O sea, hoy se simula atenderlos, así sea en consultas de quince minutos, incluyendo ocho para llenar formularios y escribir en papeles o en computador.
Pero en una sociedad sin justicia los ciudadanos honrados son perseguidos y castigados, mientras los criminales pasean su impunidad con tanta ostentación como sus mal habidas riquezas. Y así se podrían fermentar semillas de anarquía o totalitarismo. Por eso el Derecho y la Justicia son imprescindibles.
Cada vez que los actores del circo local desatan un nuevo argot, los ciudadanos comunes tenemos motivos sobrados para sentirnos intranquilos. Porque cada palabra debe ser mirada con cautela. Hagamos un pequeño ejercicio: “hecatombe”, “referendo”, “encrucijada del alma”, “estado de opinión”, “yidispolítica”, “pirámide”, “elefante”, “DMG”, “Runt”, “Ley 100”, “POS” (y agárrense amigos que ya casi viene el “PES”, pero motivará otra columna). Una vez aparece en los medios, cualquier día una de estas expresiones te da un picotazo de basilisco, un coletazo de leviatán, un escupitajo de hidra, como si de modernas cajas de Pandora de donde hace ya hace mucho desapareció la esperanza, estuvieran liberándose bestiarios ominosos.
Ahora le tocó al Derecho, que padece novedades lingüísticas “posicionadas” ya en el lenguaje de los ciudadanos, a fuerza de ser utilizadas por los medios de comunicación. El “debido proceso”, la “legalización de la captura”, las “fallas en el procedimiento”, la “ausencia de un traductor”, la “rebaja de la pena”, el “vencimiento de términos”. A quienes no somos abogados (y pregonamos nuestra ignorancia), hay, sin embargo, situaciones de la vida real que nos repugnan; que nos parecen incongruentes; que parece que favorecieran la injusticia (y quisiéramos equivocarnos). Y es que por medio de esas construcciones se producen hechos perturbadores, como las ridículas penas a criminales confesos, a “Guiness records” de la perversidad, a asesinos en serie, a violadores hasta de sus hijas, madres y abuelas, a maltratadores y asesinos de niños y mujeres, a ladrones de cuello blanco, a políticos que destruyeron el país. O les dan una pena mínima, o la “casa por cárcel”, o los liberan por “vencimiento de términos”.
Y eso sí que no tiene perdón de Dios ni de nadie. Yo lo percibo como un gran fracaso profesional, sea debido a los abogados, jueces, fiscales y todo el aparato administrador de justicia del Estado, o a una mala propuesta legal. O no sirven las leyes o no sirven los profesionales. ¡Pero alguien tiene que responder por la injusticia, carajo! ¿Será quizás que le llegó su “Ley 100” a la justicia?
Para muchísimos crímenes jamás debería existir “vencimiento de términos”. Es más, no admito que los términos venzan nunca para castigar a un criminal. No son los términos los vencidos: la vencida es la justicia.

mmo@costa.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese