Indicadores económicos
2018-04-22

Dólar (TRM)
$2.757,96
Dólar, Venta
$2.778,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,36
Euro
$3.394,77
UVR, Ayer
$257,06
UVR, Hoy
$257,08
Petróleo
US$68,38

Estado del tiempo
2018-04-22

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 12:21

Marea max.: 19 cms.

Hora: 04:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2018-04-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La Larga Marcha

Pensarán ustedes que por haberse conmemorado el pasado jueves los 60 años de la República Popular China me voy a referir a la Larga Marcha de Mao, aquella retirada estratégica que ordenó por el hostigamiento de los nacionalistas en Jiangxi.

No, voy a referirme a la larga marcha que el mismo día de la conmemoración se realizó aquí para respaldar a Joaco Berrío. Aunque no lo crean, hay coincidencias que asemejan a los dos personajes.
La Larga Marcha de Mao tuvo tremendas repercusiones históricas, pero la de Joaco tuvo mayores méritos políticos. Uno, la prestancia de los organizadores. Otro, la elocuencia de los oradores. Otro más, la concentración de los marchantes en la Escuela de Bellas Artes para que el acto tuviera un origen cultural, como la revolución depuradora que siguió a la campaña de las Cien Flores (primera coincidencia). Y un cuarto, rompieron el record de Juanes, Miguel Bosé y sus demás colegas con la aglomeración que causaron en el centro amurallado.
Otras coincidencias felices. Mao primero se llamó Mao Tse Tung y después Mao Zedong. Berrío primero se llamó Joaquín Fernando y ahora se llama Joaco Nando. Mao publicó un libro titulado “Sobre la contradicción”. Joaco va a publicar uno titulado “Sobre la contratación”. Mao se negó a aceptar el cuento de la economía de mercado. Joaco se negó a pagar los mercados que se pudrieron en unas bodegas arrendadas.
El más vehemente de los oradores sentenció, citando a Fenelón, que así como Calipso interrumpió a Telémaco para obligarlo a descansar de sus aventuras, el procurador Ordóñez suspendió a Berrío para que regresara, con más bríos, a manejar el Departamento con transparencia por ser –lo recordó en uno de sus comunicados– “un hombre de principios y valores”. El estruendo de los aplausos agrietó el Palacio de la Proclamación y desencajó varias piedras de las paredes de la catedral. Quiso la Virgen del Carmen que monseñor Jiménez estuviera fuera de la ciudad, el padre Agustín visitando su antigua parroquia de Crespo y el padre Simón celebrando una eucaristía en Arjona.
Otro de los oradores, el más carismático, le pidió al gobernador encargado, echándose hacia atrás la rubia melena, que invirtiera bien los recursos que Berrío había arbitrado con honradez para salvar entre todos a Bolívar. No faltó el impertinente que lanzara una calumnia relacionada con la salud, específicamente con la adquisición de unos guantes bien pagados, la compra de complementos vitamínicos y el uso de correctores líquidos en algunas facturas, pero los vítores de la multitud arremolinada en la plaza y las calles adyacentes ahogaron su voz.
Cuando el tercer orador se disponía a ennoblecer la tribuna –era el hijo ilustre de Caimital– los gritos de Mao y Joaco, Mao y Joaco, Mao y Joaco, lo forzaron a una pausa que aprovechó con el fin de repartir sonrisas tan nutritivas para el entusiasmo de los manifestantes como el centeno para los organismos débiles. La vibración de los pechos henchidos de patriótica alegría y las frases culminantes de su discurso, le arrancaron lágrimas a la estatua del Libertador.
Qué emoción –dijo el bronce– que el Departamento que lleva mi nombre se honre con figuras como Lucho, Chucho y Armanducho.
Carajo, eso es mucho –exclamó al otro lado don Pedro de Heredia.

*Columnista y profesor universitario

carvibus@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

JA JA JA ,magnifico ,asi se

JA JA JA ,magnifico ,asi se debe escribir,con ingenio y sapiencia.

algo importante debe tener

algo importante debe tener joaco berrio, donde un tipo tan importante como ud, le haya dedicado tantas palabras en sus importantes articulos de prensa o tendra en su interior el esclavo del odio que no se lo ha podido sacar, esos delirios y persecusiones le afectan su alma.