Indicadores económicos
2017-06-27

Dólar (TRM)
$3.010,68
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.363,83
UVR, Ayer
$251,06
UVR, Hoy
$251,08
Petróleo
US$43,01

Estado del tiempo
2017-06-27

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 09:34

Marea max.: 21 cms.

Hora: 01:47

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 18 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La llama eterna

…Y bien, falleció en Hyanass Port, el último de los hermanos del Clan Kennedy que tuvo en la década del sesenta al mundo en sus manos. En aquellos años, todo lo que ellos tocaban se convertía en oro. John, Bob y Ted Kennedy eran los ídolos de los Medios de Comunicación de Masas en los cinco continentes.

Pero todo lo que sube baja –sobretodo, cuando se pierde el poder-. Y la vida les cobró, casi con sevicia, todos los dones que habían recibido del cielo. Como políticos, los tres hermanos fueron defensores de los derechos civiles y de las minorías en Estados Unidos, y, además, tenían el carisma necesario para conmover a las multitudes.
Su encanto llegó a parecerse al que provocaban los miembros de la realeza en la Gran Bretaña. En un país de una democracia estable, para las “40 familias” que lo gobernaban, no existía la monarquía, pero los Kennedy eran un clan poderoso que ejercía una extraña fascinación sobre las clases medias.
Luego del asesinato de John y Bob, quedaba Ted. El mundo posó sus ojos sobre la gran carrera política del bebé de la familia. Era el heredero de un legado, de una ideología. Pero Chappaquidick llegó, y su secretaria, la bella Mary Joe Kopechne falleció ahogada luego del accidente que arruinó sus aspiraciones a la presidencia.
Entonces la prensa, comenzó a sacar los trapos al sol. En el libro “Los Kennedy”, salieron a la luz las conductas corruptas, el escándalo con Marilyn Monroe, los vínculos de la familia con la mafia, el abuso de drogas de los jóvenes y una fortuna de dudosa procedencia.
Sin embargo, el público siguió queriéndolos por una extraña reacción química, y se vendían cientos de libros y revistas del corazón con la imagen de Ted, Jackie, John JR y Caroline. Y la “maldición”, como una sombra negra, parecía envolver otra vez a la familia en nuevos escándalos. El pobre Ted, el menor de la familia, el consentido, se convirtió de repente, en el patriarca que le ponía el pecho a las nuevas dificultades, al tiempo que impulsaba en el senado los paquetes legislativos que beneficiaron a las minorías.
Así, su apoyo a la candidatura de Barack Obama fue la consecuencia de su cercanía con el pueblo afrodescendiente, hispano y católico. Más allá de su frustración por no haber podido llegar a la presidencia, Ted se convirtió en el patriarca del Partido Demócrata en el congreso, y en sus funerales se congregaron todos los ex presidentes, Obama y sus respectivas primeras damas.
Viendo a las multitudes llorando en las calles de Washington cuando pasaba el cortejo, uno podría despachar el asunto como otro caso más de “alienación de las masas”. Pero al ver una transmisión televisiva de más de 48 horas por la cadena Fox, uno no puede dejar de pensar que los “Kennedy” fueron unos elegidos de los Dioses, y su leyenda seguirá viva durante muchos años más…
La llama eterna en el Cementerio de Arlington, donde yacen los tres hermanos, seguirá iluminando a su descendencia –para bien o para mal-, porque los Kennedy son un mito en una sociedad, donde los reyes no existen pero los privilegios sí.

*Directora de Comunicación Social de Unicartagena

saramarcelabozzi@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese