Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-21

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-21

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:04

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:33

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

La marihuana terapéutica

El 8 de junio, se aprobó en New Jersey el uso de la marihuana medicinal, con lo cual ya son 14 estados de los Estados Unidos los que permiten el uso médico de esta droga.

El uso terapéutico de la marihuana es un asunto polémico, con críticos y defensores. Los primeros dicen que permitir el uso de la marihuana con fines médicos, la situará a un paso de la legalización total y que si bien tiene efectos medicinales, son excedidos por los aspectos dañinos.
La historia de la marihuana es curiosa. Se le conoce desde el año 2727 A.C. Las primeras referencias la sitúan en la China con fines medicinales. Más tarde apareció en la India en ceremonias religiosas, de allí saltó a Occidente, en donde se la utilizó inicialmente para hacer tejidos y sogas, y también como fármaco para mitigar los cólicos menstruales (la reina Victoria de Inglaterra la usaba). Más tarde, en los albores del siglo XX, su uso se popularizó en algunas islas del Caribe.
En Colombia, parece que la marihuana entró de la mano de unos trabajadores antillanos y que poco a poco, se expandió por toda la costa caribeña. Era famosa por su calidad “la mona” cultivada en la Sierra Nevada. En Barranquilla se desarrolló toda una jerga referente a la marihuana. Al papel para enrollarla le decían “la manta”. García Márquez se refiere a esto en El Otoño del Patriarca: “En la parranda sin término del maranguango y la burundanga y el gordolobo y la manta de bandera, en el delirio perpetuo del paraíso mítico del Negro Adán”.
Más tarde, la droga se extendió por toda Colombia. Porfirio Barba Jacob fue el primero que reconoció que la usaba. Dice en unos versos: / Soy un perdido- soy un marihuano/. En los años 60 los “burros” o aficionados a la droga en todo el mundo eran legión. Ahora parece que ha sido reemplazada por la cocaína y otras drogas.
Volviendo al tema inicial. Si bien a la marihuana se le conocen propiedades medicinales, la hierba que se fumaba en los años 60 tenía una concentración débil de su principal compuesto: el 9 delta tetrahidrocanabinol (THC), en comparación con las variedades modernas logradas con técnicas de ingeniería genética, que tienen 10 veces más.
Otro dato en contra es que varios estudios demuestran que consumir tres “tabaquitos” diarios de marihuana equivale a fumarse 20 cigarrillos, porque el alquitrán que se deposita en los pulmones de los adictos contiene un 50 por ciento más de sustancias cancerígenas. Como si fuera poco, la droga está ligada a pérdida de la memoria, crisis de ansiedad y paranoia
Los defensores de la marihuana sintética dicen que esta, además de que no se fuma, tiene efectos terapéuticos interesantes en esclerosis múltiple y para estimular el apetito en pacientes cancerosos o con SIDA. Claro que algunos fanáticos de la “maracachafa” le están viendo tantas bondades medicinales (cáncer, glaucoma, etc.) que el famoso bálsamo de Fierabrás, citado en El Quijote, le va a quedar enano.
El hecho es que esta droga se está abriendo paso en el mundo como paliativo para múltiples dolencias, y la mala noticia para los adictos es que se expende en forma de tabletas, lo cual para muchos es una frustración, pues tienen nostalgia de su “cachito” de hierba.

*Directivo universitario. Miembro de la Academia de Historia de Cartagena.

menrodster@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese