Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La pesca, puntal de desarrollo

A los colombianos, desde temprana edad, se nos llama la atención sobre la presencia en nuestra geografía de dos océanos y la disponibilidad de abundantes recursos hídricos, representados por ríos, ciénagas y otros cuerpos de agua. Un señalamiento que probablemente más tenía de enunciado poético, que de perspectiva real de riqueza. La situación es diferente cuando recordamos que nuestros dos litorales suman cerca de 3.240 kilómetros y que el área marítima jurisdiccional tiene una superficie de 880.376 kilómetros cuadrados, equivalentes a un poco más del 77% del territorio continental. Esto nos hace cavilar, sobre lo que el entorno marítimo significa, como potencial de riqueza pesquera.

El devenir histórico de nuestra nación, con acentuado sesgo mediterráneo, ha originado a través de los tiempos el poco interés por los recursos pesqueros. Las faenas pesqueras se han caracterizado por ser, en alto porcentaje, de carácter artesanal. Como medio de subsistencia para incontables familias que habitan en cercanías de nuestros mares y en condiciones de auténtica pobreza. La realidad ha sido y sigue siendo que flotas de distintas banderas incursionan en nuestras aguas o en las aguas internacionales aledañas, para la captura de nuestros recursos de pesca.
Lo antes dicho se traduce en que frente a una producción pesquera colombiana del orden de 200.000 toneladas anuales, Chile extrae más de un millón de toneladas y el Perú entre cinco y seis millones de toneladas al año. Sobran mayores comentarios, pero sí salta a la vista la necesidad y conveniencia de impulsar una actividad, que tendría tanta significación en los más diversos aspectos sociales y económicos. Casi está por demás relievar lo que los recursos pesqueros proporcionan, como fuente de proteínas para el ser humano, como perspectiva de creación de puestos de trabajo, como expectativa de generación de divisas y, en fin, como alternativa confiable para apalancar el progreso material y el bienestar humano.
¿Qué se está requiriendo? A partir de una clara decisión política, un paso inicial seria la formulación de un plan de desarrollo sectorial, que le fije pautas al estamento gubernamental y al empresariado particular, para promover seriamente una labor productiva llamada a jalonar progreso, para comarcas que hoy en día sobreviven en medio del atraso cultural y económico. A lo anterior habría que sumar la actualización de las normas incorporadas en la ley 13 de 1990, como estatuto regulador de las faenas de pesca. Una política pública para el sector pesquero, como política de Estado, más allá del gobierno de turno.
Sonaría a perogrullada destacar la importancia que tendría para la Costa Caribe, una política oficial bien concebida y mejor ejecutada, que le imprimiera renovados bríos a la actividad pesquera. Ahora, cuando se debate el nuevo rumbo que debería ir trazándose para el aparato productivo del país, especialmente para su industria manufacturera, dada la competencia de naciones que nos aventajan con bajos costos de producción, y que se plantea el compromiso de generar más empleos, la luz debería encenderse sobre el sector pesquero. Un valioso tema de reflexión para los responsables de los destinos de las provincias caribeñas.

*Abogado Consultor en Minas e Hidrocarburos.

marcan2@etb.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

la mejor opcion para halcalde

la mejor opcion para halcalde es Luis Ernesto Araújo Rumié, es bien, viene de una familia acomodada de blancos cartgeneros trabajadores, por eso no necesita robar, ya qu laa gente que viene desde abajo, no toda, por necesidad necesita coger halguito pa cuadar, ademas hijo de un heroe y asegurara continidad de los proyectos de mariamulata, por que lamentablmente la gente del pueblo no esta preparada para manejar recuros, por eso necesitamos alguien como luis ernesto como halcalde

hay que apoyar a luis

hay que apoyar a luis hernesto, como estadudiante en la universidad de los andes en bogta donde estudia la gente mas bien, pila e inteligente de este país saco buenas notas, ademas que garantiza continudad a la excelente gestión que esta haciendo nuestra mariamulata y que ha puesto a Cartagena en la vanguardia de las transformación y desarrollo nacional. Solo mirar los premios y encuesta que gana nuestra mariamulata.