Indicadores económicos
2017-05-23

Dólar (TRM)
$2.895,12
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,51
Euro
$3.254,98
UVR, Ayer
$249,92
UVR, Hoy
$250,03
Petróleo
US$50,73

Estado del tiempo
2017-05-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 13:58

Marea max.: 25 cms.

Hora: 21:39

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La reelección, la Corte y el censo electoral

Durante los próximos meses o semanas, la atención estará dedicada al debate sobre la constitucionalidad del referendo.

Ya se anunciaron más de quince demandas y es muy probable que surjan nuevos argumentos, recusaciones u otros incidentes que mantengan el suspenso sobre el sentido y el plazo para el fallo de la Corte.
Una mirada inicial a los hechos que se invocan, a la jurisprudencia y a las fuerzas en juego sugiere sin embargo que la Corte se abstendrá de tumbar el referendo. En el proceso hubo irregularidades, manipulaciones y un uso descarado de la “aplanadora” que le quitan transparencia y validez a la nueva reelección: la democracia supone un respeto leal a la reglas de juego y en este caso faltó la lealtad. Pero el gobierno y sus amigos tuvieron el cuidado de no saltarse las formas o los ritos de la ley: el referendo surtió todos los trámites y tuvo todos los votos necesarios para ser aprobado en el Congreso. Más aún, los actores se cuidaron de ir dejando las constancias que sacarán a relucir en el momento de contestar las demandas: el “carrusel” para levantarse los impedimentos apenas fue la última de estas maniobras que satisfacen el texto de la ley pero que son profundamente desleales.
El solo intento de prefabricar las pruebas es un indicio de mala conciencia. Y sin embargo estas pruebas y el cumplimiento literal de los trámites probablemente obligarán -o al menos bastarán- para que la Corte falle pronto y a favor del referendo. Sobre bases jurídicas por supuesto. O por lo menos formalmente jurídicas, porque la Corte no es ni va a ser “apolítica”. Ninguna corte del mundo puede serlo, y mucho menos la Corte de Colombia, donde la Constitución “está fresca” y la cambian cada rato, donde juristas ilustres defienden el “constructivismo” o “activismo” judicial (“el juez crea derecho”) donde los magistrados tiene una carrera que cuidar y donde los nombramientos – por lo menos los recientes- fueron visiblemente “políticos”. Con el ejemplo de equilibrismo que sentó el fallo de la primera reelección y con la mayoría del país en favor de la segunda, no se imagina uno a cinco magistrados midiéndosele al toro de parar el referendo.
Lo cual no habla sólo de la Corte sino además – y sobre todo – de la oposición, porque es en el Congreso, en los medios y en la calle - no en los tribunales- donde la idea de un presidente perpetuo tendría que haber sido derrotada. El Polo, el Partido Liberal y el uribismo disidente dieron sus batallas y por supuesto seguirán bregando hasta el día de elecciones. Pero Álvaro Uribe es y muy probablemente seguirá siendo un candidato inderrotable, de modo que su adversario no será el candidato o candidatos que le salgan -como tampoco van a ser los tribunales. El problema de Uribe es la abstención.
Y por eso la cuestión decisiva es el tamaño del censo electoral. El “sí” va a barrer en las urnas, igual que Uribe barrería en elecciones –y por exactamente la misma razón. Pero el total de votos en el referendo podría no llegar al umbral requerido - la cuarta parte del censo electoral. Así le pasó a Uribe en 2003, con el único intento que se ha hecho de reformar la Carta mediante un referendo; y así podría pasar el año entrante… según cuál sea el tamaño del censo electoral.
Si se proyecta el Censo General de 2005, en mayo del año entrante habrá 29.717.412 mayores de edad, lo cual implica necesariamente que el referendo necesite cerca de siete y medio millones de votos. Y en su actualización más reciente, del pasado 25 de Agosto, la Registraduría en efecto reportó 29.457.190 votantes. Pero el Registrador habla de “depurar” algo así como 1,7 millones de registros antes de fin de año, y congresistas del oficialismo han propuesto una ley que “ajustaría” el censo electoral a poco más de 16 millones esto es, a que el referendo necesite de 4 y no de 7,5 millones de votos.
Será la cifra más controvertida en mucho tiempo y por eso invito a todos a seguirla muy de cerca: http://www.registraduria.gov.co/

*Director de la Revista Razón Pública

hergomez@gmail.com
www.razonpublica.org.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

En alguna parte leí que el

En alguna parte leí que el presidente se ha valido hasta de los medios lícitos que le permitan pertetuarse en el poder. Y digo perpetuarse porque dentro de cuatro años,al final de su tercer mandato no se presentará para una cuarta reelección, sino como un candidato más, previo cumplimiento de los requisitos legales que la ley le exioge. Y de ésto, sí que sabe el señor presidente...
Y para ese entonces ¿Quién podrá defendernos?