Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Las Bacrim

Cualquiera de los miles de lectores que, como yo, los domingos en la mañana leen despacio los periódicos nacionales y locales, habrá notado que las últimas lecturas dominicales están repletas de noticias sobre la violencia urbana. Casi nada ya sobre lo que fue tema central de la pasada década. Las FARC y los otros grupos violentos que se refugian en las selvas han pasado –no sé si transitoriamente- a un segundo plano.

Igual ocurre con el televisor. Los adolescentes de las bandas criminales (BACRIM) de las colinas de Medellín han desplazado de los noticieros a los guerrilleros uniformados de las zonas rurales. Ahora, en esas otras selvas de cemento, brota a diario el crimen en sus formas más diversas. No se trata de terroristas que se protegen en la oscuridad para asestar sus golpes y se refugian en los territorios que simbolizan lo inaccesible de la vida primitiva, sino de jovencitos, que todavía conservan en las miradas un cierto aire infantil, que crecen en el corazón mismo de la civilización y son el lado oscuro de ella, un producto no del atraso campesino sino la otra cara de la sofisticación y el progreso modernos.
A pesar de que se crían a tres pasos de los museos, de las bibliotecas, de los teatros y de las buenas escuelas, pareciera haber una barrera invisible entre sus predios de altura y el valle, poblado de barrios hermosos, donde recrean su vida las clases media y alta paisa. En realidad, aprisionados en el drama social de familias destrozadas por la violencia, la droga y la ausencia de empleo de las comunas nororientales, están tan alejados de los disfrutes de los bienes culturales como si en vez de vivir la ciudad estuvieran a miles de kilómetros de ella.
300 bandas criminales coexisten enfrentadas en Medellín. Según un estudio reciente 6.000 jóvenes trabajan como sicarios y extorsionistas. Son el resultado de décadas de dominio de los peores criminales de nuestra historia. De los Pablo Escobar, Los don Berna y tantos otros. Nada ni nadie ha podido contra semejante imperio de las mafias. Ni siquiera la celebrada Operación Orión de octubre de 2002, llevada a cabo en la Comuna 13, acabó con la presencia de los grupos criminales. Apenas contuvo su ofensiva por un tiempo muy breve.
Y el fenómeno, por supuesto, no se limita a Medellín. Hace años que se volvió nacional y está presente en todas las ciudades grandes. Es muy grave en Cali, casi tanto como en Medellín, y lo es también en Barranquilla y Cartagena. Se extiende por las barriadas populares sin que al parecer nada lo contenga, y ha llegado hasta el punto que una opinión creciente pide a gritos que se juzgue y se meta en la cárcel a los niños de 13 y 14 años.
Muchos creen que basta con la represión para apaciguar la violencia urbana, que es suficiente con construir más cárceles y enviar a los niños a que se terminen de corromper en ellas para librarnos del sicariato y del resto de crímenes que asolan las ciudades. Quizás sea mejor recordar lo que decía Daniel Samper Pizano en su columna dominical: “Si Colombia no quiere hundirse en un pantano que nos destroce como nación, debe plantearse en serio la repartición más digna y justa del ingreso.” Pero claro de esto poco hablan los gobiernos y los ricos. Y si lo hacen, son simples palabras que se lleva el viento.

*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.

alfonsomunera55@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

• Muchos fuimos, pobres, muy

• Muchos fuimos, pobres, muy pobres o paupérrimos.
• Muchos fuimos con ropas y zapatos remendados a los colegios.
• Pero nunca fuimos delincuentes porque nuestros padres guiaron nuestro sendero.
• Es decir, la pobreza no justifica la delincuencia.
• La delincuencia se genera en familia. Una madre pobre pare 10 más pobres y estos 10 pobres se juntan con otros 10 pobres para reproducir 100 casi indigentes.
• ¿Qué Estado del planeta puede con esta carga social?
• Claro que falta redistribución pero no será la panacea

hay que apoyar a luis

hay que apoyar a luis hernesto, como estadudiante en la universidad de los andes en bogta donde estudia la gente mas bien, pila e inteligente de este país saco buenas notas, ademas que garantiza continudad a la excelente gestión que esta haciendo nuestra mariamulata y que ha puesto a Cartagena en la vanguardia de las transformación y desarrollo nacional. Solo mirar los premios y encuesta que gana nuestra mariamulata.

la mejor opcion para halcalde

la mejor opcion para halcalde es Luis Ernesto Araújo Rumié, es bien, viene de una familia acomodada de blancos cartgeneros trabajadores, por eso no necesita robar, ya qu laa gente que viene desde abajo, no toda, por necesidad necesita coger halguito pa cuadar, ademas hijo de un heroe y asegurara continidad de los proyectos de mariamulata, por que lamentablmente la gente del pueblo no esta preparada para manejar recuros, por eso necesitamos alguien como luis ernesto como halcalde

DR MUNERA DIGALES QUE LEAN A

DR MUNERA DIGALES QUE LEAN A AMAYRTA SEN "PRIMERO LA GENTE" ALLI DICE COMO HA SUBIDO LA DELINCUENCIA PRODUCTO DE LA POBREZA!!!!!

Tanto bla bla, para decir que

Tanto bla bla, para decir que hoy dia el delito paga, los ejemplos abundan, delinquir hoy dia es mejor que estudiar, la policia te captura y un juez te suelta, o te dan casa por carcel, y haces lo que te da la gana.

(Sin asunto)