Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Las llaves

Es posible que las rutinas, su obstinada repetición con variaciones imperceptibles, no sean más que un talismán de seguridad para saberse y ser reconocible en los laberintos del tiempo.

Entonces se empieza a ser y se consolida una identidad propia con cuanto los otros ven en uno. Allí caben gustos y caprichos, pequeños ritos que salvan de la plana uniformidad de la vida y que hacen diferencia.
La mayor o menor cercanía con el conjunto de inclinaciones que permiten distinguir a una persona de otra, funda la intimidad.
Entonces alguien sabrá que éste prefiere no comer quesos los días que disfruta mojarra tierna con limón vivo.
Otro más estará enterado de que aquel, para llegar a su casa desde la estación del bus, usa una ruta en la cual las bongas entoldan el cielo.
A veces esas preferencias son suspendidas y quien acude a ellas para una celebración o un encuentro, padece desconcierto. Siente que fue expulsado, sin aviso, de un territorio común. O que una circunstancia nueva y poderosa destruyó ese grado de la brújula, y el caos y la incertidumbre reinan otra vez sin contención.
En una elemental y no menos bella reflexión, el autor de El Principito muestra la función tierna de esas señales que anuncian el advenimiento de un hecho. Como los temporales y el aguacero. El viento frío y la helada nocturna. La mujer que de improviso llama a su marido por los dos nombres y la consecuente reprimenda o reclamo.
El cumplimiento de ocurrencias parecidas a estas le daba a la vida de Idalides Ruiz y Álvaro Somoza la sensación apreciable de que sorteaban con suerte los vértigos del mundo.
Al comienzo, ella, con resignada incomodidad aceptó el matrimonio con el hombre en el entendido de que esto no es lo peor que puede ocurrir en una sociedad estancada. Rogó a los dioses de la infertilidad que la asistieran para no quedar preñada. Y como, según oyó repetir, las plegarias deben ser completas, rogó además porque su Álvaro quedará eximido de la inelegancia desagradable de estar echando hijos al mundo por la calle. La calle es la algarabía confusa que existe fuera de la puerta de mi casa.
Una solidaridad visible la acostumbró a sacar el carro en la mañana para llevar al hombre a la oficina. Lo hizo siempre a las siete cada día laboral.
Él llegó siempre al automóvil cuando ella lo había sacado del garaje y lo esperaba en la calle, sin apagar la maquina y con el concierto de Jarret a un volumen discreto.
Apenas una ocasión cedió a preguntarle si no le aburría oír lo mismo. Ella respondió que no. Y hasta allí.
Está mañana se sumió en el pánico cuando salió a la calle y su mujer no estaba. Después de llamarla en varias direcciones y muchos tonos entró al garaje por la puerta interior. Allí estaba con las llaves del encendido girando en frente de sus ojos. Sin prisa lo miró a él y preguntó: de casualidad ¿tú sabes qué hago yo con estas llaves en la mano¿?

*Escritor

rburgosc@postofficecowboys.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese