Indicadores económicos
2017-10-17

Dólar (TRM)
$2.932,05
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.462,75
UVR, Ayer
$251,96
UVR, Hoy
$251,97
Petróleo
US$51,45

Estado del tiempo
2017-10-17

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 03:18

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Las playas

Recuerdo que hace unos años me preguntó un amigo brasilero, que asistía a uno de nuestros seminarios, si aquí, en Cartagena, pasaba lo mismo que en Río de Janeiro. Ciudad en la que, según él, no había muchos parques ni otros sitios de recreo por la sencilla razón de que a los cariocas lo que les gustaba hacer en los días festivos era irse para las playas. Ir a la playa, me decía mi amigo, es la principal distracción de los habitantes de esa bellísima ciudad.

No estoy seguro que en Cartagena sea así hoy. Lo era con seguridad hace 30 años, antes de que la ciudad creciera en la forma desproporcionada en que ha crecido y cuando todavía todos o casi todos vivíamos muy cerca del mar. Ahora, estoy seguro, hay muchas personas, más de las que podemos imaginar, que viviendo en sus barrios de miseria no tienen cómo pasar un día de diversión en las playas.
Domingo a domingo observo, sin embargo, como miles de cartageneros acuden a bañarse al mar. A Bocagrande, El Cabrero, Marbella y Crespo llegan, en un viejo rito democrático, ciudadanos de todas las clases sociales. Familias enteras que caminan por las playas, juegan al futbol y se bañan en el mar, y que por razones de su precaria economía traen preparada la comida, dispuestas como están a quedarse hasta la caída del sol.
En realidad, no es difícil darse cuenta que para la mayoría de ellos la playa es ya la única diversión sana que les queda. Es la única a la que todavía pueden acceder sin pagar, porque las playas siguen siendo el único bien público asociado a la vieja ciudad que les pertenece.
Todos sabemos lo que pasó cuando las plazas del Centro se entregaron en concesión. Nunca más un cartagenero pobre –ni siquiera de clase media- se ha vuelto a sentar en ellas. No es que esté prohibido hacerlo, por supuesto. Es que vale tanto dinero tomarse una Coca Cola allí, que sobra que lo prohíban.
Y no tengo la menor duda de que lo mismo pasará con las playas que entreguen en concesión. Dígase lo que se diga, el resultado final es que las gentes humildes de Cartagena, y de Colombia toda, no podrán disfrutar más de ellas. Ejemplos sobran: Ha pasado igual en todos los países del Caribe en los que se han entregado las playas a los particulares. En Jamaica y en Barbados, por ejemplo.
El argumento principal de quienes defienden su manejo privado es que el estado no es capaz de administrarlas bien. Argumento que no comparto. En primer lugar, porque en otros lugares siguen siendo públicas y funcionan maravillosamente. El mejor ejemplo es precisamente Río de Janeiro. Sus playas son famosas en el mundo, dan cabida a millones de turistas y a millones de brasileros en la mejor armonía, limpieza y orden. Hay zonas amplias para caminar, hay baños públicos, sitios donde botar la basura y los vendedores ambulantes no le hacen la vida imposible a nadie.
En segundo lugar, porque la Constitución nacional establece que son bienes públicos y es obligación del estado velar por ellos.
Ahora bien, me pregunto, si la Alcaldesa, que eligieron los sectores populares de la ciudad para que transformara sus condiciones de vida y las mejorara, no puede ni siquiera administrar bien unas playas, qué se espera entonces de cosas más importantes. Fatal sería mandar ese mensaje de absoluta inoperancia.

*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.

alfonsomunera55@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Acertado, con ese mismo

Acertado, con ese mismo argumento, que lo publico no funciona, privatizaron la salud y la educacion, y otros servicios, para acabar derechos y empeorar, ejemplo, el paseo de la muerte.
Igual, es muy malo,pesimo, el mensaje de desesperanza que se percibe por la actuacion de la alcaldesa, una cosa es su vida privada, lo cual se le respeta, aunque no se comparta, otra cosa es la vida publica. JUDIT PINEDO ACABO A CARTAGENA, y eso que el malo era Nicolas Curi, Judith, donde estas?, que te ha pasado?, respondenos a los que votamos por ti, me arrepiento sinceramente.

Laopinion: Infortunadamente

Laopinion: Infortunadamente ISS, COLPUERTOS, ALCALIS, TELECOM y otras empresas oficiales eran un caos al servicio de los beneficiados autores del caos. En el ISS hubo 'paseo de la muerte' todos los días, varias veces al día. El ISS no existía en la realidad. Nunca daba medicina, nunca había cita médica...Yo viví el caos en una intervención que me hice en ISS. Yo pago cuota alta y me tocó llevar desde almohada y ventilador hasta comprar el agua para tomar. Y la medicina ni se diga ¿Cómo la ve?

Laopinion: Infortunadamente

Laopinion: Infortunadamente ISS, COLPUERTOS, ALCALIS, TELECOM y otras empresas oficiales eran un caos al servicio de los beneficiados autores del caos. En el ISS hubo 'paseo de la muerte' todos los días, varias veces al día. El ISS no existía en la realidad. Nunca daba medicina, nunca había cita médica...Yo viví el caos en una intervención que me hice en ISS. Yo pago cuota alta y me tocó llevar desde almohada y ventilador hasta comprar el agua para tomar. Y la medicina ni se diga ¿Cómo la ve?

OPINANTE ESTOY TOTYALMENTE DE

OPINANTE ESTOY TOTYALMENTE DE ACUERDO CONTIGO, LO QUE OCURRIO FUE QUE DEJARON QUE LA CORRUPCION PERMEARA IGUAL QUE AHORA AL ESTADO COLOMBIANO, LOS POLITICOS BANDIDOS DE AYER Y HOR Y SIEMPRE, POR EJEMPLO LOS FACIOLINCE, SE ROBARON A BOLIVAR, CON LA CONNIVENCIA DE LOS ORGANISMOS DE CONTROL PARA DESPUES CALUMNIARLES Y VENDERLAS COMO LO HAN HECHO HOY, A PRECIO DE HUEVO.

El vapuleado 'derecho al

El vapuleado 'derecho al trabajo' hizo invivible las playas de Cartagena porque si vas es a sufrir no a disfrutar ni a descansar. Las playas de Cartagen son un caos. Al señor Múnera y Laopinión ¿Cómo controlar a su gente? Su gente ni oye, ni escucha, ni ve ni para bolas a nada. Es preferible pagar y descansar a no pagar y perderse de las playas

Es clara la falta de voluntad

Es clara la falta de voluntad política desde lo nacional a lo local, y mas evidente aún la falta de "verdadera falda" para nuestra alcaldesa que ha venido a desilusionar en gran medida la esperanza de los muchos cartageneros que pusimos en sus manos y mas en su cabeza.
Pero debemos actuar, la Constitución y las leyes nos dan los medios, Si somos más lo que queremos o no queremos no os dejemos imponer mas los caprichos capitalistas de nuestros mandatarios.

la política de quiebra de

la política de quiebra de algunas empresas del estado es el poco sentido de pertenencia por lo publico tenemos la empresa publica de medellin modelo en toda América latina, si permitimos privatizar las playas con el argumento de privatizar por lo expuesto no tiene sentido tener nada publico si no privado, de modo que toca privatizar todos los entes del estado y que vengan los extranjeros a gobernar, hay es que ponerse los pantalones y trabajar para corregir lo malo.

Cuál es la polémica, si ahí

Cuál es la polémica, si ahí quedan las extensas playas de Marbella para el disfrute. Que jartera se volvió el paseo a playa, no se puede descansar, disfrutar de "playa, brisa y mar" no se salva uno ni con el aviso de "No compro ni billete de a peso a 80" y ojo pelao porque facilito te tumban y ni pa" el bus hermano.