Indicadores económicos
2017-05-27

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-27

marea

Marea min.: 27 cms.

Hora: 00:15

Marea max.: -11 cms.

Hora: 14:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-05-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Ley de la infancia, 15 años

En el Congreso se discutirá una Ley destinada a castigar a los delincuentes menores de edad, debido a la impunidad que existe con relación a estos actores criminales.

La pena máxima que se propone en dicha norma es de ¡15 años! Antes de entrar a glosar esa propuesta, brevemente, traigo a colación el caso de "Los niños asesinos de Liverpool” (Gran Bretaña). En 1993, Robert Thompson y Jon Venables, ambos de diez años de edad, a plena luz del día, secuestraron en un supermercado de esa ciudad, mediante engaños, a James Patrick Bulger, de 2 años, y lo alejaron del supermercado a una distancia de cuatro kilómetros.
En el trayecto los dos "angelitos", Robert y Jon, se divertían maltratando al pequeño. Finalmente llegaron a una vía del tren y allí lo torturaron en forma inmisericorde, y lo mataron. Consumado el asesinato, pusieron el cuerpo de James en la vía férrea, al paso del tren, que partió el cuerpecito del infante en dos partes.
El horrendo crimen escandalizó a toda Inglaterra, que se movilizó creyendo que se trataba de un secuestro hecho por un adulto. Los agentes de Scotland Yard lograron la captura de los dos sociópatas. Thompson y Venables fueron juzgados como adultos y los condenaron a cadena perpetua, recluidos en un centro carcelario con vigilancia siquiátrica.
Ante el auge de la criminalidad en Colombia, con la participación de delincuentes menores de edad, no hubiese sido necesario acudir al caso de Liverpool. Acá desde hace años el día a día revela iguales o peores actores criminales, menores de edad. No obstante, todavía se habla y escribe de "niños sicarios" o "menores sicarios".
Y no se enfrenta la realidad, por ello ese tipo de propuesta: implantar una pena francamente débil. Siempre hemos creído que los asesinos no deben diferenciarse por la edad. Pueden tener edades entre 10, 25, o más años: son criminales y deben ser juzgados con la misma severidad (como adultos) y no exonerarlos de las penas merecidas.
Para más veras, comparto el criterio de Jean Piaget (1), que cree: "el adolescente está en capacidad de procesar información simbólica, de diferenciar claramente entre el bien y el mal y de separar la fantasía de la imaginación. El adolescente que extorsiona, secuestra o asesina conoce que está cometiendo un delito. La percepción del derecho natural se pone de manifiesto desde esta etapa de la vida".
De otro lado, el médico psiquiatra Alex González, (2) argumenta: "Paradójicamente, la imposición de penas bajas hace que los jóvenes sigan siendo el ‘perfil’ preferido por las organizaciones criminales. Mientras sigan imponiendo penas mínimas a los menores de edad seguirán siendo el principal objetivo de reclutamiento de pandillas y organizaciones similares".
En la dolorosa realidad social colombiana existen niveles acentuados de pobreza e indigencia que pueden servir de caldo de cultivo a todo tipo de violencia, no obstante, las leyes deben hacer prevalecer la Justicia mediante penas que permitan castigar adecuadamente a los delincuentes, haciendo abstracción de la edad cronológica. Las penas deben guardar relación con el acto criminal.
1) Jean Piaget: Desarrollo Cognitivo.
2) Alex González: Trastorno disocial.

*Médico Cardiólogo. Ex Director de El Universal. Académico de Número de la Academia Nacional de Medicina, de la de Cartagena y de la de Historia.

MOROND@telecom.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Considero,respecto al

Considero,respecto al eventual enjuiciamiento a los niños; que la verdadera solucion no esta en el castigo,ya que este,se ha demostrado,no es la panacea para reformar la conducta del individuo.Se debe buscar la verdadera causa de las transgresiones del individuo,en los profundos desequilibrios
sociales,economicos,educativos,etc;en una sociedad.Antes,mas bien porque no se habla,no se proponen grandes debates sobre la creacion de Escuelas para Reeducar al adulto,donde se le den bases solidas para entender y educar al niño;implementar en las escuelas la participacion activa de padres de familia,que junto con profesores y psicologos capacitados evaluen continuamente el comportamiento y el desenvolvimiento social del individuo.Porque mejor,no revisamos honestamente,la calidad de educacion que le dan a nuestros hijos a nivel formal e informal.Creo,que la solucion no esta tras las rejas,ni creando carceles.