Indicadores económicos
2017-11-23

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.828,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.504,40
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-23

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:23

Marea max.: 18 cms.

Hora: 14:26

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-11-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 0

Llega el 11 de noviembre

A escasos 15 meses de conmemorarse el Bicentenario de la declaración de independencia de Cartagena, en el 2011, es de suma importancia difundir los hechos de la magna fecha, así como sus antecedentes y sus consecuencias. Tales conocimientos se encuentran opacados por la alborozada celebración carnestoléndica que es la que ocupa, tradicionalmente, la atención de la ciudad.

Ya, en 1961, el consagrado humanista Eduardo Lemaitre criticó, con dureza, el reemplazo de la hazaña por las fiestas, la música y los disfraces. Y consignó su opinión en los siguientes términos, que, aún, tienen vigencia: “La pésima costumbre heredada de nuestros mayores, pero llevada a un grado de degeneración en los últimos años, de celebrar la efemérides del 11 de Noviembre con una mascarada, ha terminado por oscurecer o deformar en la mente de las nuevas generaciones el alto sentido moral y patriótico de lo que fue la proclamación de nuestra independencia absoluta, dándole a esa fecha un significado tan frívolo como el medio utilizado para festejarlas, y olvidándose de lo que realmente fue esa “convulsión” social, como justamente la llamó García de Toledo, de la cual se desprendieron para Cartagena, además, numerosas y trágicas consecuencias.
“Este lamentable estado de ignorancia, sobre lo que realmente ocurrió el 11 de Noviembre y sobre la importancia de nuestra gesta emancipadora, habría tal vez podido superarse si en vez de dejar el culto novembrino a la simple tradición con su cortejo de disparates, leyendas e imposturas, el Gobierno se hubiera preocupado por establecer en las escuelas la Cátedra obligatoria de Historia de Cartagena; o si, al menos, existieran textos accesibles al gran público, en donde el ciudadano corriente pudiera enterarse con facilidad de lo que sus antepasados hicieron para legarnos una patria libre. Pero ni aquello se ha cumplido ni en materia de textos existe nada que reúna al mismo tiempo la brevedad y la sencillez reclamadas por el gran público”.
Y continúa Lemaitre: “De este modo el estudio de la historia cartagenera se va haciendo cada vez más y más difícil, hasta el punto de que hallándonos en 1961 ya casi en vísperas del sesquicentenario del 11 de Noviembre, la gran mayoría de los cartageneros no saben en realidad qué es lo que van a conmemorar; y aún muchos que, si lo saben, se imaginan que el 11 de Noviembre fue algo así como un gran hongo histórico, desprovisto de raíces en el pasado y sin trascendencia en el porvenir, que surgió de pronto en la vida de nuestra ciudad, y en virtud del cual un buen día los cartageneros resolvieron cortar sus amarras con el gobierno de España, proclamar la Independencia por la mañana, y ponerse a bailar en la plazuela por la noche. Pero en realidad el 11 de Noviembre no fue, ni con mucho, un suceso aislado, sino un eslabón, brillante por la vehemencia y el valor de la resolución adoptada, en la sangrienta cadena de nuestra revolución de independencia”.
Pero hay más todavía. El documentado historiador Donaldo Bossa también fijó nítidamente su preocupación al escribir: “El cartagenero contemporáneo ha olvidado totalmente la gesta emancipadora. Buena parte de ese olvido se origina en la ignorancia. El cartagenero contemporáneo no sabe qué fue el 11 de Noviembre de 1811. Y hay que decírselo desde el periódico, desde el libro y desde la cátedra...”

*Ex congresista, ex embajador, miembro de las Academias de Historia de Cartagena, y Bogotá, miembro de la Academia Colombiana de la Lengua.

academiadlhcartagena@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese