Indicadores económicos
2017-09-25

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-25

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 00:00

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 A 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Lo reversible

El primer mes del nuevo Presidente tiene tan sorprendidos a sus potenciales detractores que ya es lugar común decir que Santos se hizo elegir con una agenda continuista y está gobernando con la de sus opositores. Hay quienes lo adjudican más a su pragmatismo que a sus buenas intenciones. Valga reconocerle por ahora el retorno de la sensatez.

Primero fue el encuentro con Chávez, y el reingreso a Sur América vía Lula, pruebas de un interés en el diálogo, más allá de la confrontación maniqueista, que resonó en la apertura del Congreso cuando el Ministro del Interior conminó a sus miembros a “no volver a referirse a la oposición como terroristas o con ningún adjetivo similar”.
Otras iniciativas requerirán más que palabras sensatas. Las prioridades del nuevo gobierno permiten hacerse también a una idea de la magnitud del desastre heredado.
Nótense la nueva ley para formalización del empleo o la de la restitución de la tierra. La primera, que promovería la estabilidad laboral por medio de incentivos a la micro y mediana empresa, pende de la mitad recuperable del dinero facilitado por medio de exenciones tributarias a los grandes empresarios, si bien medidas del gobierno anterior como la de 15 años sin incrementos a sus impuestos son ahora irreversibles. Todo esto ni siquiera para crear empleos sino para contener algo de la debacle ocasionada por los “contratos de prestación de servicios”.
Un reto aún mayor enfrenta el programa de restitución de 2 millones de hectáreas de tierra a campesinos desplazados, tras los notorios avances en la dudosa legalización de lo arrebatado a bala y sangre. La clave está en quiénes tienen la tierra y cómo la adquirieron, según sugieren los datos presentados por la oposición: 61% de las tierras cultivables sigue en manos de un 4% de los colombianos. La idea de “invertir la carga de la prueba” para que sean los empresarios, no los campesinos, quienes tengan que demostrar la legitimidad de su dominio, parece buena estrategia. La pregunta es si funcionará dada la herencia de un Estado paramilitarizado, enredado en los lazos entre paras, terratenientes y parlamentarios.
Ni una ni otra medida promueve un cambio de fondo, pues no atacan las desigualdades de base ni en la tenencia de la tierra ni en el modelo de distribución de utilidades vigente en nuestras pequeñas y grandes empresas. Es aquí donde se probará la intención política de un gobierno que si bien parece abocado a detener las hemorragias de una de las campañas más descaradas pro acumulación de la riqueza en nuestra historia reciente, aún no está lidiando con su fuente.
Como prefiero participar del entusiasmo por corregir antes que ponerme a listar lo irreversible, no hablaré del desastre de las bases militares, ni de nuestro terminal sistema de salud, ni del abandono estatal a la educación, ni de la creciente violencia en las ciudades instigada por mal concebidas reinserciones entre otros desplazamientos. Cruzaré los dedos para que aún estemos a tiempo de revertir el “todo se puede” y para que volvamos a ser reflexivos ya libres de la hipnosis permanente. Cuento también con que el nuevo clima permita llamar a las cosas por su nombre. Por ejemplo, volver hablar de justicia social sin que lo tachen a uno de guerrillero o terrorista.

*Profesora e investigadora

nadia.celis@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese