Indicadores económicos
2017-08-19

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-19

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 04:17

Marea max.: 30 cms.

Hora: 21:43

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.9 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 29 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-08-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Los atrancones

Este año Cartagena ha estado sometida a la tortura de una muchedumbre de atrancones, producidos por: bloqueos de protesta de trabajadores despedidos de algunas empresas; personas inconformes por los cortes de energía; y vendedores estacionarios desalojados, entre otras causas.

El más grande fue el del sábado 21, que ocurrió debido a que una aglomeración de mototaxistas paralizó todo el tráfico de Cartagena durante 6 horas, para protestar por los operativos de la Policía y el DATT, que los hicieron retirar del sector de la India Catalina. La ciudad estuvo casi totalmente bloqueada.
Sin adentrarnos en la validez que tienen estos mecanismos de protesta social, han agravado la de por sí precaria movilidad de Cartagena que es debida a la ausencia de vías, al crecimiento exponencial de los automotores, a las inundaciones por la penetración del mar y por problemas de drenaje de la aguas lluvias, a la escasez de agentes de tránsito, a los “varilleros” que hacen su agosto en los atrancones pidiendo dinero; a los malabaristas de los cruces de semáforos, a las obras de Transcaribe, a los contratistas de la empresas de servicios públicos que rompen el pavimento y se van, que parecen parodiar los versos del poema Farewell, de Neruda, que habla de los marineros que besan y se van.
Salir de la casa rumbo al trabajo se ha convertido en una tortura por los trastornos que se deben sortear, desde el atrancón pasajero hasta los desvíos que de manera imprevista implantan las autoridades locales cada vez que llega un personaje de campanillas. Nadie sabe a qué hora llegará a una cita de negocios, académica, de amor o de otra índole.
Esto está llenando de exasperación a la gente, ya que estos atascamientos, según los siquiatras, crean en una persona la sensación de que está sometida a una situación de inmovilidad, y esto por supuesto puede generar estrés, irritabilidad, manifestaciones de pánico y conductas agresivas contra los otros conductores, al punto de que se vuelve un “Casus Belli” que otro vehículo se adelante mediante argucias varios metros, ya que la lucha por avanzar se vuelve un asunto de prestigio.
Otro problema que sale a relucir son las contradicciones de clase social, ya que los dueños de vehículos costosos creen que tener un auto valioso y de alto cilindraje, o una cuatro puertas, genera poder y que hay una relación geométrica entre el valor del carro y el orden de precedencia que deben tener en los atrancones. así el dueño de un Hummer ve con furia que un carrito proletario y destartalado se le adelante y en ocasiones lo embiste.
En mi concepto, Cartagena está padeciendo los dolores del crecimiento urbano, uno de cuyos primeros síntomas es el aumento del número de automóviles que diariamente ingresan a su red vial precaria, que generan atrancones y como efecto colateral, estrés por la incertidumbre para cumplir horarios laborales. En fin, los cartageneros debemos tener mucha paciencia para soportar con estoicismo los próximos años, mientras se resuelven los problemas de la desmirriada infraestructura vial, el asunto de las inundaciones por la mareas y se implementa el Transcaribe, ya que los atrancones seguirán presentándose de manera recurrente. No hay rosas sin espinas.

*Directivo universitario. Miembro de la Academia de la Historia de Cartagena.

menrodster@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese