Indicadores económicos
2017-10-23

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-23

marea

Marea min.: -8 cms.

Hora: 23:40

Marea max.: 20 cms.

Hora: 13:50

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-10-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Los otros

En épocas de galardones cinematográficos es fácil contagiarse por el fervor hacia el séptimo arte. Después de todo, más allá de la maquinaria de entretenimiento que moviliza Hollywood, el cine, como la moda, sirven siempre como reflectores de la época en que vivimos. Su virtud puede depender en gran medida de este punto. Ambos entrañan altos contenidos de arte y por eso, son vehículos aptos para canalizar lo que sucede en el mundo.

Hace poco vi una de las películas nominadas a los premios Oscar: Sector 9. Pese a haber sido siempre poco dada a los filmes caracterizados por la violencia y el futurismo, reconocí en esta obra una gran metáfora sobre un tema que no abandona el mundo contemporáneo que nos rodea: la otredad.
La historia: una nave espacial ancla un buen día sobre el cielo de la ciudad de Johannesburgo. Luego de tres meses de misterio, con la ciudad entera observando ese cuerpo extraño, ajeno e inerme suspendido en el firmamento, las fuerzas policiales deciden intervenir la embarcación para encontrarse con una sorpresa: criaturas extraterrestres, mal alimentadas, que parecen haberse averiado accidentalmente en ese punto del globo terrestre.
Luego del hallazgo, el Gobierno incorpora a las criaturas a la vida ciudadana. Lo hace, por supuesto, marginándolos. Los seres tienen aspectos de langostinos bípedos, y discriminatoriamente se les llama “gambas”. Estas criaturas se asientan en un sector de la ciudad llamado precisamente sector 9, donde reina la violencia, el hacinamiento, la pobreza y la ilegalidad. Conviven con otros grupos sociales que enfrentan el mismo tipo de situación, como los nigerianos, una minoría foránea que, desadaptada, habita en las lindes de la urbe.
Precisamente por su condición extranjera, las “gambas” no comprenden el orden de sociabilidad humano: no responden a la autoridad, roban indiscriminadamente, arman motines y generan un estado turbio de sedición que comienza a despertar el temor y preocupación en los locales. A causa de ello, se les percibe como un malestar, una presencia incómoda que debe ser erradicada. De allí brota la iniciativa de removerlos y reubicarlos en una zona más alejada. Pero cuando las fuerzas gubernamentales comienzan a llamar a sus puertas para evacuarlos, viene el maltrato. Y uno, que reconoce en estos seres lo grotesco y lo extraño, siente piedad. En medio de todo, no pertenecen a este mundo, no comprenden la lógica que impera allí, y no les corresponde comprenderla.
Todo ello parece una gran metáfora. En el siglo XVII, los españoles fallaron en comprender a indígenas y negros esclavizados, y por no saber discernir sus perspectivas del mundo, los demonizaron. Ambas castas fueron acusadas de idolatría, por ejemplo. En la noche de los premios Oscar se mencionó cómo Sector 9 tomaba muchos elementos del famoso apartheid en Sudáfrica. Y lo cierto es que la historia no dista demasiado de muchos otros casos del mundo actual.
Los estadounidenses no comprenden cómo ciertas culturas árabes no pueden digerir lo que es la democracia, sencillamente porque la fisonomía de su cultura está basada en una estructura pastoril y colectiva. No existe el sentido de la individualidad como lo entendemos nosotros. En Cartagena esto sucede a diario, está tatuado en el mapa de nuestra cotidianidad. Vivimos en un mundo donde aún cuesta demasiado entender que el otro es sencillamente eso: otro.

*Historiadora, periodista y escritora

rosalesaltamar@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese