Indicadores económicos
2017-06-22

Dólar (TRM)
$3.057,90
Dólar, Venta
$2.910,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.404,18
UVR, Ayer
$251,02
UVR, Hoy
$251,04
Petróleo
US$42,53

Estado del tiempo
2017-06-22

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 14:11

Marea max.: 29 cms.

Hora: 22:15

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-06-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Los temores de Delfina

La vulnerabilidad estructural de Haití, como el mal físico que experimentó, son una gran oportunidad para globalizar la solidaridad, no dando una pequeña parte, sino reconociendo que las riquezas serán siempre instrumento de salvación cuando van dejando de ser riquezas. Inocencio III hacía inscribir en sus monedas: “ut detur”, está hecha para ser dada.

¿Qué nivel de vida se puede permitir un cristiano? Opinaré sin desconocer la apreciación de Delfina, señora que nos atiende en la casa cural, quien no dudó en afirmar sobre mi columna próxima: “eso lo van a leer unos para otros, pero ninguno para sí mismo.” Espero que no se cumplan los temores de Delfina.
Lo primero es asimilar que el nivel de vida de un cristiano es la pobreza decorosa. Distingo entre la pobreza que es purgatorio y la miseria que es infierno. En la pobreza emparentada con la “paupertas” de Horacio, se dispondría de lo necesario para vivir con decoro. Es una especie de purgatorio que nos permite comprender nuestras limitaciones y nos abre al amor y atención a los demás. La miseria, emparentada con la “egestas” de Horacio, es, por el contrario, un infierno de desesperación por el mañana y del que es urgente liberar a hombres y mujeres.
Lo segundo es reconocer los bienes sin los cuales sería imposible subsistir: comida, techo y ropa. Sobre estos bienes tenemos un derecho absoluto y no podemos privarnos de ellos. Pero la vida, para ser humana, tiene también otras necesidades, como el ir a la Boquilla en familia un domingo o disfrutar el Hay Festival. Estas necesidades varían según la civilización de cada uno. Un ciego, en el Centro Histórico, necesitará un lazarillo; Cristian Del Real, un buen piano; y el Dr. Munera, sus libros de historia del Caribe, etc.
Estos son los que siempre hemos llamado bienes necesarios para la condición. Son legítimos, pero no tenemos derecho absoluto sobre ellos. Debemos estar dispuestos a moderar su posesión de acuerdo con el espíritu cristiano de austeridad. En tiempos de penuria y de escasez todos debemos reducir nuestro nivel de vida, confiando más en la Providencia Divina que en Chávez.
Por último están los bienes superfluos, innecesarios para la vida ni para la condición. Sobre ellos no tenemos el menor derecho.
Todo lo superfluo es para Haití. El cristiano debe aspirar a tener todos los bienes necesarios y algunos, pero no todos, de los bienes necesarios para la condición. Nada más. Renuncia de antemano a todos los bienes superfluos e incluso a algunos necesarios para la condición, porque se niega a sí mismo el derecho a ser rico mientras haya tantos pobres, y tan pobres. La comida es necesaria, pero no cualquier comida. No es necesario el caviar. Comerlo en una celebración especial puede ser “necesario para la condición”. Comerlo todos los días lo hace un bien “superfluo”. Tener un carro no es necesario para la vida, aunque quizá si “para la condición”. Pero no cualquier carro. Por lo que se refiere tanto a los bienes necesarios para la vida, como a los bienes “superfluos”, el discernimiento es relativamente fácil: debemos aspirar a poseer los primeros y no tenemos ningún derecho sobre los segundos.

*Sacerdote y sociólogo, director del Programa de Desarrollo y Paz de los Montes de María.

ramaca41@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Mire curita Rafael su persona

Mire curita Rafael su persona como clerigo es la menos indicada para hablar de caridad ya que ustedes son una oligarquia poderosa a nivel mundial. Solo trabajan en pos del dinero y no cumplen con nada mas. Si la iglesia se metiera la mano al dril les aseguro que harian de Haiti una nacion pujante y prospera pero eso es soñatr demasiado. La iglesia catolica gana indulgencias con padrenuestros prestados . SI O NO.

Otra ves Herley.Pero con

Otra ves Herley.Pero con carino y respeto vamos a contestarte: No juzgues lo particular por lo general.La Iglesia es el cuerpoi Mistico de nuestro Senor JESUCRISTO,y porque alguien tenga bienes superfluo o sea pobre no tiene el cielo ganado.Un sacerdote o cura como tu lo llamas tambien su vida puede ser un infierno o un purgatorio.VIVE TU VIDA COMO CRISTO NOS ENSENA.y punto.De COLORES

Rafa, me recuerdo cuando te

Rafa, me recuerdo cuando te fuiste pal seminario que muchos te atacaron, pero yo siempre estuve de tu parte. A pesar de haber nacido en cama de oro, nunca te diste infulas y si te preocupaste por muchos neceistamos. Recuerdo que me dijiste un dia que San Francisco de Asis habia dicho: "No es rico el que mas tiene, sino el que menos necesita." Yo soy bien rico, porque solo necesito las tres necedidades basicas, y las tengo. La cultura la continuo acquiriendo por que es gratis siempre cuando uno la quiera. Un fanatico importante evangelista cristiano de los Estados Unidos dijo que lo de Haiti era un castigo de Dios por que los haitianos el habian vendido el alma al diablo para que los liberaran de los fraceses. Ese fanatico fue candidato a la presidencia de EEUU. Imaginese usted a un bruto de esos de presidente. Me gusto tu estilo y veo que sigues siendo el mismo. Que tu Dios te bendiga.