Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Lucha contra las drogas

En el último número del Malpensante, Ethan Nadelmann consigna reflexiones sobre la guerra que hemos venido librando de tiempo atrás en América Latina contra la producción de cultivos ilícitos.

Por la autoridad de quien los hace y por su agudeza, esos análisis merecen difundirse y comentarse.
Con un doctorado de Harvard y un master en relaciones internacionales de la London School of Economics, Nadelmann fue entre 1997 y 2004 profesor en Princeton y fundador en 1994, con el apoyo de George Soros, de una institución que con el paso de los años se convirtió en la Alianza por una Política de Drogas, centro de pensamiento del cual es director ejecutivo.
La tesis central que Nadelmann desarrolla en el ensayo bajo examen es que la política de garrote y zanahoria contra las drogas, vale decir la erradicación y sustitución de cultivos ilícitos, fue un fracaso en el pasado y lo es en el presente. A pesar de las cientos de miles de hectáreas fumigadas, del decomiso de cantidades enormes de droga, de los millones de personas encarceladas alrededor del mundo y de los cientos de miles de dólares que en ello se ha gastado. A lo que habría que añadir la violencia, la corrupción, el empoderamiento de bandas criminales, la violación de los derechos humanos y las distorsiones económicas en los países productores.
Conocedor de que la legalización es políticamente inconcebible en el presente y en el futuro cercano, y sabedor de que las guerras futuras también se perderán si se prosigue con el paradigma represivo del pasado, Nadelmann invita a que los latinoamericanos reflexionemos sobre estas materias de manera novedosa. Esto supone en su decir, entre otras cosas, conocer la historia de la interdicción; saber que en el pasado la guerra contra las drogas no buscó controlar el mercado; examinar con atención experiencias distintas a las de los Estados Unidos en esa lucha; procurar alianzas con los países que adelantan las llamadas políticas de reducción del daño, como estrategia para disminuir las consecuencias del consumo; estar abiertos al debate; y pensar estratégicamente.
Como se ve, en esa perspectiva el dilema entre prohibición y legalización no tiene sentido puesto que lo relevante sería distinguir entre los daños que produce el consumo de las drogas ilícitas y los que produce su prohibición, y a partir de esa distinción formular políticas antidrogas que se basen más en las ciencias de la salud y los derechos humanos que en la sola represión, como se lee en las publicaciones de la Alianza para una Política de Drogas.
Es una distinción que en Colombia resulta fundamental, porque aquí la interdicción ha prohijado el financiamiento de las guerrillas y demás bandas criminales, con secuelas de violencia, ultraje y desinstitucionalización en todos los órdenes. Empezando por tener que solicitar ayudas que nos indisponen con el vecindario y que serían inconcebibles sino tuviésemos que luchar contra los cultivos ilícitos y sus ramificaciones económicas, sociales, morales y políticas.

*Ex Ministro de Agricultura. Ex Contralor General de la República.

ahernandezgamarra@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Señor excontralor nosotros no

Señor excontralor nosotros no solicitamos ayudas de extranjeros en nuestro territorio para combatir terrorismo y lucha contra las drogas ,nos fueron impuestas que es distinto,ademas fue decision de una persona ,que a cambio pide TLC y su aval para un tercer periodo presidencial.
El problema de las drogas es un verdadero cancer,pero paliando al paciente se sotienen los medicos.