Indicadores económicos
2017-06-23

Dólar (TRM)
$3.035,83
Dólar, Venta
$2.910,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.390,71
UVR, Ayer
$251,04
UVR, Hoy
$251,06
Petróleo
US$42,74

Estado del tiempo
2017-06-23

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 06:11

Marea max.: 29 cms.

Hora: 23:08

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Manzanas nuevas

En alguna de las páginas recientes de Mario Vargas Llosa se refiere el novelista a la crisis del erotismo en los tiempos que por suerte nos han tocado para vivir y morir. Y no sé si hubo tiempos, antes, donde resultara tan difícil soñar.

Ese arte olvidado que ocupa parte de la existencia y le concede horror y bellas imaginerías. Es probable que los últimos cuidadores del sueño hayan sido los surrealistas y más de uno confiado por Dostoeivsky para abrir una dimensión misteriosa a sus personajes.
Vargas Llosa, seguidor de Bataille, recuerda el profundo elemento estético que significa lo erótico. Su energía agónica, también, para aunque fuera por un instante negar los poderes de tanato. Sospecho que en la búsqueda estética del otro o de la otredad se esconde además una de las formas escasas de libertad que nos quedan. Una recuperación de los rituales del secreto y la intimidad. Esa intimidad hoy maltratada sin misericordia por violaciones vulgares.
El escritor peruano encuentra, a partir de una muestra amplia de artes de la imagen, el decaimiento de una concepción y sus expresiones. Como en la pintura del cuatrocientos y los quinientos, aún hoy, el enamorado de la pintura siente el llamado de una sombra que viene desde más allá de lo carnal y potencia el deseo y lo distingue de eso que en los animales se llama montar o cruzar o clavar. Lo percibirá en Picasso y sus minotauros ansiosos. Y no mucho más. Después el cuerpo como documento que con disimulada vergüenza miramos en el cine. Artificios de gimnasia sin riesgo, saltimbanquis de cama o de sofá, dolorosa decadencia de una felación con labios rajados y boca sin dientes, indiferencia curiosa ante una violación. De alguna manera convertir en pueril lo sagrado o en desechable lo complejo es uno de los fracasos mayores de la época. O su victoria si eso es acaso lo que se quiere.
Sin embargo los escritores y poetas; los investigadores y científicos, saben algo. Cuando la sensibilidad y la inteligencia reciben el estremecimiento de un anuncio, en este caso el agotamiento de la idea de erótica que aceptamos, una especie de red que propicia el guiño que ocupa esas almas creativas trae un pez de las profundidades. Parece que el universo se confabula para un destello más. Así pude leer a los pocos días del artículo de Vargas Llosa una noticia.
El exgobernador de la región de Lazio, Italia, don Piero Marrazzo, después de renunciar a su dignidad pública, ingresó a un monasterio.
El lector preguntará: ¿y qué de qué?
Sucedió que el gobernador Marrazo fue conminado por el signore Berlusconi para que renunciara. El motivo: Il Cavaliere (como llaman a Berlusconi, incluso la Merkel) se enteró por sus funciones de empresario de medios de comunicación, además de Primer Ministro, de una circunstancia grabada con imagen y sonido, com-pro-mete-dora. En el Caribe de los peloteros: situación moroline.
Don Piero salió de su oficina a las 11 de la mañana y entró, raudo y con sigilo, a vía Goldoni 96, Roma. Aquí lo sorprendieron (¿?) con los calzones abajo, el resto el lector lo supondrá, junto a un transexual llamado Natalí.
Entonces me pregunté: ¿Será que la erótica tradicional enfrenta su transformación y aquello que atrajo antes hoy propone riesgos nuevos?
No lo sé. Yo aún veo en la mujer un enigma insondable. Pero la vida...

*Escritor

rburgosc@postofficecowboys.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese