Indicadores económicos
2017-10-22

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-22

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 12:58

Marea max.: -6 cms.

Hora: 22:58

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Mendicidad con engañifas

Es probable que instantes después de haberse desprendido de unas monedas, usted se arrepienta y se prometa a sí mismo no volver a caer en la celada que le tenderá alguno de aquellos que ejercen la mendicidad valiéndose de estrategias que procuran conmover a los incautos a través de unas súplicas que abarcan una variedad de necesidades que incluyen el hambre de los discapacitados, la laboriosidad de los adictos en trance de rehabilitación, la inopia de los desplazados y la agonía de los moribundos, cuya vida depende de un medicamento que figura en una receta que de tanto manoseo luce sucia, ajada y a punto de romperse.

Con este recuento no pretendo ocultar ni el desempleo, ni la miseria que afecta a una parte mayoritaria de la población, ni, mucho menos, inhibirle a usted su solidaridad o misericordia, pero sí alertarlo sobre la farsa de los embaucadores que se amparan en aquellas para simular enfermedades que devastan su salud, como hace un individuo de cabellos cobrizos, cuyo única señal de desaliño es no afeitarse a diario y que deambula a prima noche entre los barrios aledaños al Centro, buscando a su auditorio que es cualquier grupo que esté sentado en la terraza de su casa.
Al llegar, el hombre da cuenta de su padecimiento y pide una colaboración para adquirir el medicamento que le ayudará a evitar la convulsión. Al ser ignorado, monta en cólera y profetiza desgracias en contra del desalmado que no lo atendió. Mientras pronuncia su perorata, introduce en su boca media pastilla de Alka Seltzer, de modo que pronto manará el espumarajo e iniciará el desmadejamiento y con él las convulsiones que duran hasta cuando advierte que logró despertar conmiseración del ama de casa que en principio rehusó colaborarle o de algún transeúnte que se conduele y se apresura a contribuir con el farsante, quien, por supuesto, nunca se muerde la lengua, ni recibe golpes, ni raspaduras durante el supuesto trance de epilepsia.
Otro que no oculta la desfachatez es el anciano mestizo de piel lozana y mansedumbre de buey que durante las mañanas se apuesta en los andenes de la calle 18 para pedir que le regalen para comprarse un tinto. Aunque cubre su cabeza con un sombrero vueltiao de 19 vueltas, su dentadura luce intacta, viste ropa limpia y planchada, y en las uñas de sus pies no se nota suciedad (pese a que calza abarcas), siempre se las arregla para que algunos le colaboren. Quizás los conmueve con sus manos en el abdomen y su cara de hambriento.
La lista de embaucadores no termina aquí. Sin embargo, los casos enunciados revelan no sólo las dotes histriónicas, sino la capacidad de observación que ellos poseen. En efecto, aunque no han asistido a ninguna academia para actores, ni a la escuela de sicología, intuyen la rapidez con que nos compadecemos frente a la tragedia del prójimo cuando nos la presentan en forma de drama individual, de manera que frente a una próxima actuación es probable que volvamos a sucumbir y nos conmovamos, de manera que dejaremos caer unas monedas para no contrariar la costumbre de ayudar al prójimo, aunque sepamos que su dolencia es fingida.

noelatierra@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese