Indicadores económicos
2017-11-24

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.533,93
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-24

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 17 cms.

Hora: 15:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
S/M

Mironerías

A usted puede ocurrirle.
Intenta un puesto junto al pasillo, en el avión, y no corre con suerte. Tampoco logra uno al lado de la ventanilla y queda en la mitad. Ese lugar donde pone a prueba sus habilidades olvidadas de maromero y retuerce las piernas para no ponerle un zapato encima a alguno de sus compañeros de viaje o que le quede atrapada en el bolsillo de la revista, el catálogo de seguridad y las bolsas del vómito. Tantea con el codo para acomodar su brazo en las descansaderas de la silla y cierra los ojos.

El libro de aprovechar el tiempo y evitar las conversaciones nerviosas reposa sobre sus piernas mientras oye una vez más las instrucciones, saludos, conjeturas sobre la salida y el despegue.
Una sensación, inevitable, de alivio lo invade a usted cuando la nave remonta con donaire poderoso la región nublada o límpida del cielo.
El pasajero a su izquierda, con su camisa a cuadros, su cabello aplacado con brillantina y el relente del sudor en la cara se enfrasca en una revista de turismo.
La mujer a la derecha ha dejado la cabeza en lo alto del espaldar. Un resuello apacible y confiado hace subir y bajar sus pechos en un movimiento sin esfuerzo. En esa zona la piel semeja una llanura tersa y tierna, de textura delicada, intocable, donde no caben lunares, pecas, cicatrices, salpullidos, cicatrices, arrugas. La vibración imperceptible de los motores que recorre suave el fuselaje se transmite a los pechos que tiemblan sin estropicio en una erupción sin riesgos.
Mi ojo atraído por la belleza que atraviesa los siglos sin dar muestras de agotamiento ve el sostén rojo que cubre sin ambición los conos amansados por la redondez que los volvió generosos y amables. Encima está la tela leve de la blusa blanca que apenas si sobrepasa los bordes del sostén rojo.
Me pregunto si es una impertinencia pecaminosa dejar mi vista sobre ese territorio del deseo vago. La verdad de que todos somos creaturas de Dios me libera. La mujer lleva las manos debajo de los pechos. Son fuertes y bien formadas y no cargan la vanidad del color en las uñas. Lleva sortijas de buena confección y ninguna joya nupcial. Alcanzo a mirar las muñecas que se asoman de las mangas y unos pulsos discretos de plata las rodean. Me alegro de que no se esclavice con los pulsos idiotas de la banderita de la iguana. Se ha cubierto las piernas con una campera de cuero negra. Sin ser un experto en pieles llego a la conclusión tranquilizante de que esos pechos, aves acurrucadas, son de verdad. Se esfuma el peligro de las operaciones con silicona que explotan en las alturas y ponen tiras de tetas y pezones pegados a las luces de la cabina del avión. Imagen cara a Woody Allen.
No abro el libro. Pienso que este esplendor viene a recordarme las travesuras de la infancia. La revelación de los cuerpos morenos que se metían a la lluvia de la regadera después de las tres de la tarde y lo arrojaban a uno a los remolinos del misterio, a su vértigo sin fin.
Así es a veces la vida. Un remanso en medio de las tormentas.

*Escritor

rburgosc@postofficecowboys.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Muy bueno! Lo he disfrutado

Muy bueno! Lo he disfrutado muchísimo. Es más, hice el vuelo con Roberto. Una excelente manera de volar en las turbulencias de la vida.