Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-24

Dólar (TRM)
$2.908,53
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,69
Euro
$3.116,48
UVR, Ayer
$242,74
UVR, Hoy
$242,84
Petróleo
US$52,75

Estado del tiempo
2017-01-24

marea

Marea min.: -21 cms.

Hora: 01:20

Marea max.: 14 cms.

Hora: 09:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 24 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 23 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-01-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

Narco obsesión

Esta semana, el canal RCN lanzó su último hit, una nueva versión de Rosario Tijeras, basada en la novela célebre de Jorge Franco.

La trama: una joven salvaje que proviene de las comunas de Medellín, y que desde épocas colegiales conoce el peligro. El lema: matar es más fácil que amar. O algo así. El caso es que con este nuevo programa, el canal remata el compendio con el que se ha encargado de fijar una tendencia en los últimos años: narco televisión, o por qué no decirlo, narco obsesión. La idolatría hacia este género se ha extendido a lo largo y ancho de la década pasada.
Ejemplos que refrescan la memoria: “El Capo”, “La viuda de la mafia”, “Las muñecas de la mafia”, “El cartel de los sapos”, “Sin tetas no hay paraíso” y luego, “Sin senos no hay paraíso.” Al principio, cuando el fervor se inició, los creativos detrás de las obras exponían un pretexto que sonaba adecuado: contar estas historias a través de los medios de comunicación era un acto de sinceridad colectiva, la oportunidad para ahondar en una realidad cuyos estragos nos han cazado con fuerza.
Durante demasiados años la palabra Colombia fue sinónimo de cocaína. Charlie García, el músico argentino, llegó hace unos años y en plena rueda de prensa osó saludarnos de esa manera: “Hola Cocacolombia”, dijo. David Letterman, en su programa nocturno, hizo un chiste sobre la capacidad de la señorita Colombia para consumir la droga. El episodio terminó con la reina de turno asistiendo al estudio desmintiendo el mito discriminatorio. Y qué decir de la leve vergüenza que muchos colombianos sintieron, durante años, en el exterior.
Hoy muchas cosas parecen haber cambiado en ese sentido. The New York Times dijo en enero pasado que Colombia era uno de los 31 lugares obligados para visitar en el 2010. Lauren Santodomingo, neoyorquina, editora de moda en Vogue sacó a Cartagena en el blog que mantiene en la misma revista, como el lugar ideal para pasar el 31 de diciembre; a Bogotá se la señala como gran destino internacional. Colombia, en los ojos de los otros, parece tener una nueva fisonomía, más envalentonada y refrescante, más segura y dinámica. Entonces ¿por qué los medios nacionales insisten en reforzar esta idolatría absurda por el narcotráfico?
Los colombianos no sólo hemos sido víctimas de prejuicios, sino que nuestro entorno estético ha visto los efectos de este fenómeno. El ideal de belleza fabricado por los “capos”, cuyo tamiz obligatorio es el bisturí, se ancló con fuerza entre nosotros. Podemos hablar de una obsesión global por la eterna juventud, sí, pero siendo francos, sabemos que la hinchazón en los senos, el imperio de la silicona, y los demás procedimientos se deben en gran parte a los narcotraficantes. Ellos idearon ese prototipo. No en vano triunfó tanto “Sin tetas no hay paraíso”.
La gran paradoja está entonces en cómo un país que lleva años librando una guerra dura contra el narcotráfico, insista en adorarlo a través de formas tan explícitas. ¿Por qué emociona ver la travesía de una niña por conseguir un dúo de bolsas sintéticas? ¿Por qué nos mantiene en sintonía el hablado de los maleantes, las traiciones, las matanzas? ¿En qué consiste este morbo hacia una manifestación de horror y violencia? Difiero con el señor Jorge Franco cuando dice que la mejor forma de contar la historia del país es a través de este filtro. Su novelita exitosa tenía sentido en su momento de producción. Hoy es inercia sin sentido.

*Historiadora, periodista y escritora

rosalesaltamar@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Vanessa, los colombianos

Vanessa, los colombianos exportamos droga y todo la pernafernalia asociada con la droga. Asi, que de que nos quejamos. Sembramos vientos y recogemos tempestades.

Josedejesusnegrete:Nos

Josedejesusnegrete:Nos borraron nuestros comentarios sobre la Columna de Jaime Angulo Bossa y Collazos,asi que continua con tu boicot.y solicitamos a todo mundo no leer esas columnas de esos escritores miedosos y que desean que estas sean leidas por las personas que han sido enganadas toda la vida.Eso tambien es mandar cascaras.

CREO QUE LO QUE PODEMOS

CREO QUE LO QUE PODEMOS HACER, ES NO VER ESAS PRODUCCION TAN PASADAS, TAN INSISTENTES EN EL TEMA. TANTAS COSAS BUENAS TIENE NUESTRO PAIS, Y NOS ENSAÑAMOS CON EL TEMA DEL SICARIATO Y EL NARCOTRAFICO...

Lo de las novelas en

Lo de las novelas en Colombia, es muy parecido a lo que está pasando con el Reggaetón: Solo se vé y se oye este género y se piensa en en tener dinero fácil (lógicamente a través del narcotráfico), mujeres fáciles (perras), yates, carros, viajes ... Traqueteo total !!! Nos estamos embruteciendo con esto. Ya no hay novelas interesantes y la música va en decadencia con este "género" que lo único que induce es al "perreo"...

SEÑORA Y PORQUE EL DOMINGO

SEÑORA Y PORQUE EL DOMINGO QUE VIENE NO HACE UN ARTICULO REFIRIENDOSE AL ROBO DE ETESA QUE SE HA OLVIDADO POR PARTE DE LA JUSTICIA, HAGALO Y LE ASEGURO QUE LA GENTE LLOVERA EN LOS COMENTARIOS HAGA LA PRUEVA, DELE CHUZO AL CHUZOOOO.QUE VIVA ETESAAA. ROBO DESCARADO.

El narcotráfico hizo

El narcotráfico hizo metastasis en todos los países de America no hay un solo país que esté libre de este flajelo, ahora es una multinacional, que a pesar de tener ejercitos, marinas y la Dea con un presupuesto de millones no han podido acabarla, y nosotros hacemos lo mismo que hicieron los Gringos con la mafia Italiana, la pasan en tv y el cine, si la persona tiene sano juicio sabe que ser mafioso o trabajar con droga, su fin es la cárcel o muerto por plomo.

Estoy de acuerdo con la

Estoy de acuerdo con la columnista, tantos temas interesantes, cómicos, dramáticos, cientificos, y de toda indole y sin embargo siguen las producciones sobre el mismo y trillado tema y eso es lo que vende nuestra imagen en el exterior.

Podemos estar de acuerdo con

Podemos estar de acuerdo con la Columnista,pero tambien es verdad que la prensa de Usa,ha editorializado que ahora estan viniendo Colombianos a USA haciendo grandes inversiones,gentes muy buenas que huyen de la guerra,de la corrupcion de la Justicia etc.Practicamente la gente que viene ahora, a USA,como inmigrante,viene en la misma forma en que vinieron los primeros colonizadores de USA. a hacer Patria,ya que nuestros coterraneos no nos la dejan hacer por esa bendita guerra,entre ellos los nacotraficantes,los guerrilleros,los extorsionistas,los corruptos en la justicia,ETC.