Indicadores económicos
2017-09-25

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-25

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 00:00

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 A 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

No votaré

Doña Abstención, plácida señora, perezosa además, dormilona y regordeta, de conciencia indolente casi siempre, mas en ocasiones históricas, como esta, cumbre de silenciosa beligerancia y de acerba crítica. Su voz callada se torna entonces en estruendo ideológico y ético tal que influye activamente sobre las conciencias progresistas y muestra sus puños cerrados al no votar, sus adalides, por ninguno de los dos peligrosos candidatos de la derecha. La razón es obvia: siendo el uno, Santos, muñeco de ventrílocuo de Uribe, y el otro, Mockus, su encubierto seguidor, el izquierdista democrático que los respaldara traicionaría sus ideales. Yo, que lo soy, sufragué con ese criterio el pasado 30 de mayo y mañana 20 de junio me abstendré por asepsia mental.

El caso de Mockus es patético, tanto que un decir anónimo lo demuele con la siguiente frase: “El Partido Verde ascendía hasta cuando Mockus hizo con disimulo la U y descubrió su derechismo, sin lograr que los reaccionarios abandonaran a Santos que lo profesa sin eufemismos”.
Doña Abstención, no obstante su displicente perfil de persona a la que parece no importarle el país y que cerrando los ojos se cruza de brazos los días electorales, mostrará mañana su real talante: el que la distingue, a veces, como digna luchadora. La conoceré este domingo 20, vestida de ningún color, salvo el misterioso de su corazón frustrado ante las alternativas políticas negativas para la democracia que se presentan, mientras el mío, rojo, vivo y ardiente por las llamas de pasión ideológica y ética que lo forman, oculto estará adornando cada uno de sus latidos como guerrero en reposo. Sí, nunca antes grité en silencio contra un mal gobierno como grito ahora.
Por eso a Doña Abstención, indolente dama de la política, le daré la mano en actitud caballeresca y la conoceré luego de muchos años durante los cuales, con la misma en cada elección emití mi voto de combate por las ideas liberal socialistas que profeso, alejándome dialécticamente de sus grasas displicentes. El sufragio ha sido constantemente para mí piedra que he de lanzar, y la he arrojado, como hondero convencido contra los enemigos de la democracia, disfrazados generalmente, para engañar intonsos, de sus más sectarios defensores. Son ellos los que en Colombia llaman con su nombre, democracia, a las sutiles dictaduras que muchas veces toman formalmente su lugar y con cinismo la asumen mientras la matan.
¡Habrase visto! Este régimen dizque el más popular de América Latina cuando no el mejor del mundo según encuestadores a sueldo, siendo que de seguro, al finalizar, deberá escuchar llamados de muchas Cortes entre ellas la Penal Internacional para que explique varios de los actos que aquí han servido para impulsar su presunta popularidad. Y en el país, sin embargo, no hay conducta corruptible ni crimen que no se cometa, ni impunidad que no se intente para mantener el “prestigio” de entidades suyas sindicadas por ello. ¿Quién entiende tantos elogios desmedidos y adhesiones ciegas que ansían encumbrarlo históricamente?
Por eso acepté las razones de Doña Abstención que lúcida y firme me dijo: “quédate en casa mañana porque si votaras en blanco harías de idiota útil favoreciendo lo que combates”. Y agregó: “Tira tu piedra en silencio”.

*Abogado, catedrático, ex Representante, ex Senador, ex Gobernador, ex embajador ante la ONU.

jangossa3@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese