Indicadores económicos
2017-02-27

Dólar (TRM)
$2.896,27
Dólar, Venta
$2.975,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,62
Euro
$3.066,28
UVR, Ayer
$244,48
UVR, Hoy
$244,74
Petróleo
US$54,05

Estado del tiempo
2017-02-27

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 18:20

Marea max.: 9 cms.

Hora: 11:30

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 33 a 42 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Para el debate presidencial

La banca nacional deslumbra. Su estabilidad causa celos en los países desarrollados, donde los “activos tóxicos” aún infectan los balances y el PIB de sus economías, mientras el P y G de la nuestra muestra ganancias históricas, e indicadores inmejorables de solvencia. Es tan buen negocio, que a finales de 2010 un grupo de aspirantes a bancos recibirá la bendición de la Superintendencia. Pero aquí, como al otro lado del Caribe, hay que repensar el papel de los bancos como transmisores de riqueza y oportunidades para más y más ciudadanos.

La banca es una concesión del Estado a unos particulares para que administren bien los excedentes monetarios de unos sectores, y apalancar expectativas empresariales y de bienestar material, en otros. No ha sido enteramente así en las últimas décadas. Las reformas de Obama y Sarkozy plantean la recuperación de su papel de prestamistas, y menos el de especuladores financieros.
Esto no puede pasar inadvertido en el debate presidencial, porque la fortaleza del sistema financiero en Colombia se erige sobre las barreras discriminatorias al crédito, concentración, tasas de interés altas, y rentabilidades muy bajas para los cuentahabientes.
Para el sector ganadero, la relación con la banca desestimula. Una encuesta de Fedegán señala que 70% de los ganaderos no tiene acceso al crédito y su “bancarización”, casi nula.
Igual sucede en otros sectores: 53% de los colombianos mayores de edad tiene una cuenta de ahorros, pero apenas 5% maneja una cuenta corriente, y sólo a 16% se le ha concedido un préstamo.
El microcrédito, pese a años de grandes esfuerzos, apenas llega al 3% en los adultos y a 4.785 pequeñas empresas, es decir, al 0,4% de este segmento, que es el 96% del total de las empresas, y al menos el 60% del empleo en el país.
Entretanto, la tasa de interés para consumo ronda el 23% en el último año, 11 veces la inflación y 20 puntos porcentuales por encima de la tasa del Emisor; el fomento, con tasas entre 15% y 16%, perdió vigencia, salvo los créditos de AIS; para no hablar del microcrédito, con tasas del 32% E.A.
Pero la política de riesgo no sólo restringe los fondos y conserva un costo oneroso para préstamos: tampoco baja sus rentas por el manejo de tarjetas crédito y débito, ni elimina los cobros para operaciones por internet o cajero electrónico. En contrapartida, sus tasas de captación, por ejemplo para un CDT, no pasan del 4%, sin contar con las comisiones cobradas a los establecimientos comerciales.
Esto explica el estancamiento de la cartera y el auge de los agiotistas, además de que refutan la afirmación de Fogafín, de que al 95% de los colombianos les falta cultura financiera. No. Es un problema ético en el sistema, que no transfiere a los colombianos sus beneficios jugosos de los últimos años. Necesitamos socializar la riqueza y democratizar el crédito, y no sólo las pérdidas. Necesitamos muchísimo menos recursos en títulos valores de rentas seguras, y más crédito para los ciudadanos de a pie y para los pequeños y medianos productores y empresarios. Necesitamos activar la demanda agregada y la inversión privada, si queremos crecer en 2010, y por ende, crear empleo.
¿Será que el mundo hace estas reformas y nosotros nos quedamos en la penúltima moda, como decía López Pumarejo?

*Presidente Ejecutivo de FEDEGÁN.

jflafaurie@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese