Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Poetas más allá de sus versos

Dos libros en uno que se leen como te caigan en las manos; ambos están en un punto que son su final, y donde parece terminar la poesía.

Pero no te engañes, es apenas cuando empiezan tantas sensaciones, cuantos temas abordan Óscar Flóres Támara y Alex Támara Garay que, con la dulzura del verso, no dejan de ser reales, conmovedores, vestidos con esa poderosa carga en cada palabra para concluir que la vida se justifica porque es un poema que explica y abarca todo.
Desde el nombre de estos dos poemarios (“Flor del Desierto” y “El Viento en la Puerta”), sus autores muestran la influencia de la naturaleza al ocuparse del Cielo, la hierba, lluvia, aire, tierra, árbol, de donde emanan asociaciones con la realidad que interpreta y ofrece el poeta sin miedo a referirse a la muerte, amor, soledad, orfandad y tristeza del hombre a quien sólo le está quedando el poeta para que cante su desgracia a ver si su verso despierta esperanza. Ya lo había dicho Luis Cardozo y Aragón que la única prueba concreta de su existencia es la poesía, la que García Márquez define como “energía secreta de la vida cotidiana, que cuece los garbanzos en la cocina, y la contagia el amor y repite las imágenes en los espejos”.
Desenmascarar la realidad que estorba la convivencia es un compromiso del poeta. No importa si es dura y peligrosa para su propia existencia. Nuestros dos bardos no se detienen en ese noble propósito, tratando de enseñarnos la patria que queremos. Sus mensajes llegan hasta donde no alcanzamos a trasmitir los mortales. Insinuar que “a ratos viene bien/saberse un asesino sin contemplaciones” dada la precisión de su trabajo “a la manera de un orgasmo irrepetible”, y con “que delicadeza y finura sobresalen en sus detalles”, es decirle a los poetas que si “tuvieran esa dedicación y dignidad/ no hubiera tanta inútil palabra derramada”. Con esta reflexión nos recuerda Alex Támara al sicario en la sociedad, cuya perfección en su trabajo deja sin piso y sin sentido las palabras de los poetas por su impotencia por persuadir frente al poder de la maldad que desaparece la vida por encargo.
Y ¿qué decir de esa guerra inoficiosa protagonizada en “estas tierras fértiles dadas para el café, /la orquídea y la marihuana”, que con un arado no sacan semillas de café ni tubérculos de esperanza, sino, “omoplatos y clavículas”?
Óscar Flórez Támara también es un comprometido con su literatura, no un poeta que eructa versos por encargo. ¡Qué decepción si así fuera! No sólo nacen de la belleza formal que los adorna. Igualmente provienen de su conciencia, que lo induce a pedir perdón al Señor para lograr un cielo sin “la muerte infamante que no es la muerte” y lo saque de su soledad, que se revuelca en una gota de sangre. Es el inspirado vate que aconseja al “hombre que equivocó su paso y extravió su tiempo” para que recupere su huella y su rostro, sin pasos de animal perdido. ¿Para qué paz en el cielo si por acá está el hombre?, se pregunta.
Para que los hechos no se borren de las pupilas de la historia, y el hombre no olvide su origen y su pasado, ahí estará siempre el poeta, atrevido y valiente, hamaqueándose en un verso que choca con el silencio cómplice para que la nación palpite con su mensaje.

noctambula2@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese