Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Programas portables (1)

Con el auge de la memoria USB y el deseo de convertirla en una minicomputadora portátil, ha resurgido la moda retro de los programas portables.

Para introducirnos en el tema, es necesario definir el término portable. La referencia más importante es la del formato PDF que tanto se usa en la actualidad, y que fue una creación de Adobe para que en archivos de poco peso se guardaran las características de diseño, tipos de letras, gráficas y apariencia del documento original.
El nombre de PDF es la sigla de “Portable Document Format” -ó documento de formato portable-, y en este caso la palabra portable se utilizó para realzar su mayor fortaleza que en ese momento era su rápido tránsito por Internet. Hoy, este formato se utiliza también para almacenar la información en poco espacio.
Otra referencia a este vocablo se hizo igualmente para ciertos dispositivos de hardware que se podían movilizar fácilmente de un equipo a otro, como las unidades externas de discos duros y de CD/DVD.
Ahora, su uso más reciente es el que se le aplica al tipo de software que se ejecuta en un computador sin necesidad de instalarlo. Es tal el boom, que ya existen sitios especializados para bajar programas gratuitos. Y no solamente eso, sino que del mismo modo han proliferado los llamados menús de inicio, a semejanza del de Windows.
Pero, ¿cómo surgió la moda de los programas portables? Inicialmente hay que decir que las primeras aplicaciones del computador personal –conocido por la sigla PC de “Personal Computer”-, se hicieron para el sistema operativo MS-DOS. Y para correrlos sólo bastaba copiar los archivos en una carpeta, escribir el nombre del ejecutable y dar “Enter”.
Es más, cuando Windows era una simple interfaz gráfica que se montaba sobre el venerable MS-DOS, los programas también funcionaban así. Lo máximo que se logró fue que los instaladores de esa época copiaran automáticamente los archivos del software a su directorio e hicieran un acceso directo del ejecutable, representado por un ícono sobre el cual se daba clic.
Con la llegada de Windows 95 como sistema operativo, se introdujo una forma más elaborada de la instalación, que incluía la escritura de claves al Registro de Windows y la copia de sus propias librerías “DLL”. Esto fue –y es- culpable de la mayor parte de los errores en el funcionamiento de Windows, ya que un mal registro ó una “DLL” no compatible llevaban al cuelgue del sistema.
Por ello, siempre se suspiró por el regreso de aquellos programas que no dejaban basura y que corrían con mucha velocidad, ya que no estaban amarrados a los recursos del sistema operativo. Y -quien lo creyera-, la memoria USB ha hecho el milagro de regresarnos a la época del MS-DOS con utilerías ligeras, sin instalación ni demoras para iniciarse, y sin la exigencia de grandes porciones de memoria RAM.
Pues bien, la idea es que aprendamos a manejar en forma eficiente los programas portables. Y, claro que sí, con una orientación de los programas básicos, en dónde encontrarlos y hasta cómo hacerlos.
Con este recurso, nada más se necesitará un computador anfitrión con puerto USB. Los programas que utilizamos diariamente y los documentos de trabajo viajarán con nosotros a todas partes.

*Ex gerente Caja Agraria, catedrático, especialista en audiovisuales.

crismatt@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese