Indicadores económicos
2017-09-26

Dólar (TRM)
$2.924,57
Dólar, Venta
$2.790,00
Dólar, Compra
$2.640,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.470,58
UVR, Ayer
$251,73
UVR, Hoy
$251,76
Petróleo
US$52,22

Estado del tiempo
2017-09-26

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 17:01

Marea max.: -6 cms.

Hora: 00:44

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Razones para no subir el salario mínimo

La decisión económica más importante para millones de colombianos es la del incremento del salario mínimo (SMLV).

Para los 2,2 millones de empleados formales que lo reciben, o un poco menos, y para los 7 millones del sector informal y que ganan inclusive menos de los $496.900 mensuales, el aumento de sus ingresos para 2010 dependerá de la decisión de distinguidos ejecutivos (que ganan 40 ó 50 veces más que ellos).
Ya están sobre la mesa las conocidas posiciones de algunos gremios y del Banco de la República: el aumento no debe superar la inflación esperada para el año entrante, es decir, no más del 3% (o $14.900 mensuales). El argumento trillado es que si el SMLV aumenta más, creará expectativas inflacionarias y, por lo tanto, impedirá que se cumpla la sacrosanta meta del Banco Central.
Este razonamiento a veces es cierto pero otras no, según el contexto económico. Por ejemplo, el año pasado el SMLV aumentó 7,7%, en contra de la opinión del Banco de la República, pues su meta de inflación para este año era solo del 4%. Como consecuencia este año sí se incumplió la meta pero, ¡oh sorpresa!, por debajo, porque la recesión y la caída de la demanda trajeron la deflación (caída generalizada de precios).
Otro argumento para proponer una mínima alza del mínimo es defender la competitividad internacional colombiana, porque acá los salarios son mucho más altos que en otros países en desarrollo.
Es cierto que medido en dólares, el SMLV ha tenido un aumento enorme en los últimos 6 años. Pasó de 140 a 250 dólares, y esto tiene a punto de quebrar a confeccionistas, floricultores y a muchas otras industrias intensivas en mano de obra. Pero la causa del problema no es el salario, que en pesos sigue siendo muy bajo, sino la revaluación de la tasa de cambio. Los trabajadores, el eslabón más débil, no tienen porque pagar los errores de la política fiscal y cambiaria del Gobierno.
La prueba reina en contra de un aumento del salario mínimo por encima de la inflación es que crea desempleo. Según la oferta y la demanda, si aumenta el precio de una mercancía (el trabajo), disminuirá su demanda, es decir, los empleadores contratarán menos trabajadores. Para ser justos, hay que reconocer que en la aplicación de esta ley sí se acepta que el SMLV aumente un poquito por encima de la inflación, en razón del aumento de la productividad de la economía.
En el largo plazo, este criterio no se ha aplicado. Según datos del mismo Banco de la República, entre 1990 y 2008 la economía colombiana creció 75% y el salario mínimo tan sólo un mísero 5%. Todo el aumento de la productividad en este período fue de los empresarios y de los administradores, y los trabajadores calificados cuyos salarios sí crecieron más de un 35%.
Además, dentro del modelo económico de la “confianza inversionista” del presidente Uribe cambiaron las condiciones del mercado laboral en contra de los trabajadores. De una parte con la reforma laboral, que disminuyó los ingresos de los trabajadores sin lograr crear más empleo y, de otra parte, con todos los subsidios y exenciones tributarias a los empresarios que han abaratado la maquinaria y los bienes de capital de manera que se ha disminuido la demanda de trabajo.
Mientras se mantenga este modelo es imposible esperar que mejoren las condiciones de los trabajadores

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese