Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Rendición de cuentas

Rendir cuenta a los gobernados, y en especial a los contribuyentes, de las acciones y logros de un gobierno es una obligación legal además de una práctica de decencia, porque se manejan recursos públicos.

Pero no debe sobredimensionarse su importancia, como tampoco su veracidad porque la obra de un gobierno se ve y se siente.
Los indicadores de gestión, tan de moda, no siempre son objetivos porque hay cosas imposibles de medir; y otras, como el nivel de los recaudos, son una meta interna del gobierno por la cual le responde un funcionario, no de mostrar a los gobernados, para quienes los recaudos sólo tiene significado cuando cumplen el fin de transformar la realidad.
En general, los indicadores más que mostrarle a los gobernados algo, le indican al gobernante dónde está y dónde no, obteniendo resultados. Y cuando los indicadores se utilizan para rendir cuentas, en lugar de para corregir o enfatizar la acción del gobierno, se perciben manipulados: el ciudadano del común –repito- ve y siente la obra del gobierno, y la califica; no necesita de las cifras.
Ahora, la mejor rendición de cuentas, y el mejor “feedback” para la administración, es la opinión de los gobernados, medida con instrumentos científicos, y el máximo de objetividad. Si se pudiera, su medición debería estar a cargo de una entidad apolítica y separada del gobierno; lo más parecido a Cartagena Como Vamos (CCV), siempre y cuando se pueda mantener lejos de la influencia del gobernante.
Por otro lado, no toda la obra de gobierno la perciben todos los gobernados; estas, y su percepción, están focalizadas en segmentos de la geografía y de la población: las encuestas de opinión ciudadanas deberían segmentarse también. Y todo buen administrador debe poner el énfasis y el dinero, en obras (materiales e inmateriales) perdurables, preferiblemente infraestructura, bienes de capital (en este caso humano) y generadores de empleo.
El entretenimiento, por ejemplo, es necesario porque ayuda a mitigar los efectos de las vicisitudes ciudadanas, pero es el más efímero de todos. Las obras de infraestructura, por el contrario, cuando son bien “concebidas” y bien “ejecutadas” producen cambios culturales favorables, y mejoran la calidad de vida de los gobernados.
Y las políticas que promueven la creación de empleo por parte del sector privado, mejoran los ingresos, la demanda, y crean un círculo virtuoso de empleo, ingresos y demanda, que lleva al ciudadano hacia un mejor comportamiento social.
El mejoramiento y mantenimiento permanente de parques –otro ejemplo- que podría ser asumido directamente por el Distrito, o involucrar a la empresa privada ayudándolas a organizarse, es una fuente de empleo. No obstante, salvo lo que ha hecho Acuacar en la avenida Santander, no se hay nada que mostrar.
En Manga, se han realizado trabajos minúsculos en mejorar algunas placas del paseo peatonal, cuando debió aplicarse una capa adicional de concreto a toda la ruta; no hay una sola rampa que permita su acceso a los discapacitados; la vegetación sin hidrates ni cuidados, sigue muerta; y el Club Náutico, que planeaba una hermosa y discreta construcción para sus servicio terrestres, despidió empleados y lo tienen enredado en esas largas peleas jurídicas.

*Ing. Electrónico, MBA, pensionado Electricaribe

myances@msn.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese