Indicadores económicos
2017-11-24

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.533,93
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-24

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 17 cms.

Hora: 15:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
S/M

A retomar el rumbo

El domingo próximo los colombianos elegiremos una vez más a Senadores y Representantes a la Cámara, en medio de un abanico extenso de posibilidades, en el que aparecen muchas figuras representativas de viejos vicios y pocas que encarnan propuestas de renovación política.

Para muchos la línea fronteriza entre unos y otros es casi intangible, lo que sumado a la continuidad de prácticas clientelistas y la circulación abundante de dinero, que transforma de manera efímera el hambre en votos, no dan lugar al optimismo en cuanto a una transformación pronta del poder legislativo.
Con toda seguridad, buena parte de los congresistas serán reelegidos, independientemente de haber cumplido pobre gestión en periodos anteriores; haber hecho parte de escándalos de corrupción; estar en la mira de la justicia por complicidad criminal; o pasar sin pena ni gloria por el escenario principal de la democracia nacional.
La fortaleza electoral de algunos padres de la patria, es proporcional a la miseria de nuestros pueblos y ciudades. La ignorancia, complementada con necesidades, nutre el sostenimiento de corruptos e incapaces en el ciclo interminable del poder.
Los retos de transformación política parecen ser más susceptibles de alcanzar en procesos locales, lo que podría explicar la ausencia de individuos y organizaciones, que conocidos por su liderazgo renovador en sus respectivos terruños, se marginan voluntariamente de las contiendas nacionales, o en el mejor de los casos acompañan tímidamente aspiraciones que les representan simpatías personales, aunque no sean congruentes con sus discursos reformistas.
Tal actitud puede ser comprensible por las dificultades que representa enfrentar las grandes maquinarias electorales, pero si los avances logrados sectorialmente no se cohesionan y fortalecen en las coyunturas políticas nacionales, se corre el riesgo de desaprovechar capitales políticos conquistados, en desmedro de anhelos mayores de renovación.
El proceso político en curso desde hace varios años en Cartagena, que muestra mayor participación ciudadana en la decisión de elegir bien, luce débil y disperso en esta campaña electoral. Las figuras que lograron cierto posicionamiento en ese resurgir de la democracia local, no lograron consolidar los respaldos para llegar a las elecciones de Congreso con la fortaleza suficiente para demostrar al país la trascendencia de tal proceso.
La conquista de nuevas realidades políticas debe ser constante, sin pausas prolongadas; sus gestores no deberían renunciar a la grandeza de sus sueños. En este sentido, comparto las reflexiones del amigo Luis Carlos Pareja, quien advierte que “La indiferencia frente a la buena política es un abandono de nuestra capacidad de decidir”.
Una vez concluidas las elecciones de Senado y Cámara, corresponde a Cartagena y en particular a los gestores de procesos de renovación, retomar el rumbo para consolidar y sostener las conquistas políticas, recuperar la mística con que se rompieron esquemas locales anacrónicos y avanzar electoralmente hacia una tercera fase de depuración de las costumbres políticas.

*Trabajador Social y periodista, docente universitario, asesor en comunicaciones.

germandanilo@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Mientras exista tanta

Mientras exista tanta ignorancia, pobreza, hambre y desempleo seguirá la feria de ineptos y corruptos en Congreso y demás de elección popular.
Hasta ahora no se vislumbra nada halagador para los colombianos. Los 2 periodos anteriores envilecieron más la política. La primera reelección fue con cohecho (hasta ahora de una sola vía), leyes aprobadas con votos espurios: voten los proyectos antes de ser encarcelados, etc.
¿Qué esperanza de mejora puede haber?

como este pueblo sabe que

como este pueblo sabe que eligiran los mismos con las mismas, aceptan vender el voto, la unica forma que se active la economia en este terruño, es que haya elecciones cada seis meses, ganan los publicistas, las emisoras, los periodistas, los puya ojos, los lideres, los veedofres,ñps supernumerarios, se pagan los servicios, los arriendos, los colegios.etc y la gente dura los cuatro años felices sin protestar, como una especike de masoquismo electoral.

como este pueblo sabe que

como este pueblo sabe que eligiran los mismos con las mismas, aceptan vender el voto, la unica forma que se active la economia en este terruño, es que haya elecciones cada seis meses, ganan los publicistas, las emisoras, los periodistas, los puya ojos, los lideres, los veedofres,ñps supernumerarios, se pagan los servicios, los arriendos, los colegios.etc y la gente dura los cuatro años felices sin protestar, como una especike de masoquismo electoral.

oye pero lanzate german, si

oye pero lanzate german, si te crees tan bueno, !!!! eres puya ojos disfrazado!!!!