Indicadores económicos
2017-05-25

Dólar (TRM)
$2.905,29
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.251,89
UVR, Ayer
$250,07
UVR, Hoy
$250,11
Petróleo
US$51,36

Estado del tiempo
2017-05-25

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 06:26

Marea max.: 28 cms.

Hora: 23:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-05-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Robos en cajeros

Las entidades financieras colombianas viven en una especie de paraíso, en el que las dificultades del entorno poco le afectan. Cuando ocurre, el Gobierno, una deidad selectiva, le tiende la mano salvadora.

Los privilegios de los bancos van desde las facultades para sus macro operaciones, pasando por los paracaídas que les proporcionan cuando se vienen en picada, hasta la capacidad para trasladar a los usuarios las perdidas por la clonación de sus tarjetas.
No enfatizaré las utilidades desbordadas del sector, que a diciembre del año pasado superaron los 8,5 billones de pesos (a pesar de la crisis), ni a la persistencia de medidas impositivas con las que los colombianos asumen una especie de “subsidio a la riqueza”; ni a las libertades que se le otorgan para cobrar a sus clientes por todo lo que hacen con su dinero; quiero referirme a esas pequeñas evidencias de una dictadura financiera arrogante.
Como si fuera poco tener que pagar por consultar saldos, retiros o transferencias, cubrir intereses altos y padecer filas largas, a los usuarios de los bancos les toca asumir los costos de la inseguridad, que con todas sus ganancias, éstos no han podido neutralizar.
La clonación de tarjetas electrónicas ha causado grandes descalabros a cuentahabientes, despojados de recursos que creían resguardados, mientras que las entidades depositarias se libran de responsabilidad con la expedición de consejos ingenuos ante las habilidades de los delincuentes.
Recientemente la Policía descubrió en un cajero del barrio Bocagrande un sistema electrónico complejo, que copiaba las bandas magnéticas de las tarjetas, mientras que una mini cámara de video grababa las claves marcadas por los clientes. El andamiaje fraudulento se monta en la infraestructura tecnológica del banco y debería ser éste quien responda por el dinero de los clientes, ante su incapacidad para resguardárselos debidamente.
Muchas tarjetas de crédito o debito son saqueadas y los usuarios afectados identifican los cajeros desde donde se cometió el robo, pero encuentran la sorpresa de que no había o no funcionaban las cámaras de seguridad, y les corresponde asumir la pérdida sin fórmula de juicio, porque el establecimiento financiero se lava las manos olímpicamente.
Es tal la garantía que tienen estas entidades de no salir afectadas con ese tipo de fraudes, que sus equipos de seguridad responden de manera automática las denuncias sobre mensajes electrónicos a través de los cuales los delincuentes obtienen datos para desocupar las cuentas, admitiendo que hay un ilícito en curso, pero no ejecutan ni gestionan un rastreo para impedirlo.
Es hora que alguna autoridad se preocupe por canalizar el descontento de ahorradores frustrados y defina la responsabilidad de las entidades financieras cuando se cometen este tipo de robos, para que no la transfieran, también de manera automática, a los clientes.
Los costos financieros excesivos generaron en su momento el surgimiento y consolidación de las llamadas pirámides, que el Gobierno les quitó del medio a los bancos; ahora, adicionalmente, por cuenta de la clonación de tarjetas, muchos de sus clientes han optado por volver a la seguridad del colchón para resguardar sus pocos o muchos pesos.

*Trabajador Social y Periodista, docente universitario, asesor en comunicaciones.

germandanilo@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese