Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

SAL Y PICANTE

En uno de los cursos que imparto en la Universidad Tecnológica de Bolívar les pedí a 32 de mis alumnos exponer en pocas palabras la percepción que cada uno tenía de Cartagena. En más de un 90%, son jóvenes nacidos y criados en la ciudad, provenientes de los estratos 2, 3 y 4.


Lo primero que llama la atención en este curso es el mapa étnico del grupo, mejor dicho, el mapa pluriétnico de la clase, lo que me permite hacerle una analogía con la ciudad, igualmente pluriétnica, sobre la cual cada uno dijo cosas conocidas y reveladoras.
Pese a que coincidían en muchos aspectos, cambiaba la manera de exponer aquello que, a juicio de los estudiantes, les gustaba y disgustaba de Cartagena. Unos lo hacían con resignación, otros con verdadero disgusto, algunos con pesimismo. En realidad, no me proponía hacer una encuesta ni una muestra de valor científico, sino acercarme a la sensibilidad ciudadana de un grupo de estudiantes de diversas carreras, sobre todo de ingenierías.
Entre los temas destacados por los estudiantes, resalto cinco: uno, el señalamiento de las desigualdades sociales; dos, el descrédito de la política y la desconfianza hacia los políticos y la administración pública; tres, la falta de compromiso con la ciudad (cultura); cuatro, la movilidad; y cinco, el aumento preocupante de la pobreza.
Casi todos coincidían al sentirse orgullosos de Cartagena y su Centro histórico; reconocían la importancia del turismo en su desarrollo, pero el malestar era casi unánime cuando se referían a la actitud del cartagenero frente al trabajo y al cortoplacismo que les impide emprender proyectos a mediano y largo plazo.
Llama la atención que a los jóvenes les repugne la corrupción y se la atribuyan toda a la vida política y a los gobernantes, y que el escaso grado de participación en la vida pública tenga su justificación en esta percepción. Están más dispuestos a reconocer los vicios generales de muchos que a destacar las virtudes excepcionales de unos pocos.
Creo, de todas maneras, que hay que contar con estos colectivos de jóvenes para el futuro de la ciudad y que es preciso que se les consulte con más frecuencia, se escuchen sus quejas y sugerencias y se construya ciudadanía de abajo hacia arriba y no desde la cúspide de la pirámide social hacia abajo.
Hay algo positivo en la desconfianza de estos jóvenes. Los políticos tradicionales no podrán hacer ningún acercamiento a esta juventud decepcionada y disgustada con lo que les ofrece la ciudad y el país, pero profundamente preocupada por su futuro. Los políticos tradicionales no podrán sembrar ni cosechar en este territorio. Pero esta evidencia es positiva solo en la medida en que rechaza la política como una actividad envilecida.
Sigue preocupando que la decepción y la desconfianza de los jóvenes los margine de la vida democrática, que sigan siendo objetos y en muchos casos víctimas y no sujetos que deciden su futuro. Sigo creyendo, a partir de experiencias académicas como ésta, que es necesario construir un amplio tejido de participación social con estos jóvenes, 


*Escritor


salypicante@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese