Indicadores económicos
2017-10-17

Dólar (TRM)
$2.932,05
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.462,75
UVR, Ayer
$251,96
UVR, Hoy
$251,97
Petróleo
US$51,45

Estado del tiempo
2017-10-17

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 03:18

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Santidad y Felicidad

“El hombre experimenta la alegría cuando se halla en armonía con la naturaleza y sobre todo la experimenta en el encuentro, la participación y la comunión con los demás. Con mayor razón conoce la alegría y felicidad espirituales cuando su espíritu entra en posesión de Dios, conocido y amado como bien supremo e inmutable…” Pablo VI.

La santidad es la máxima aspiración del ser humano y según nos explica Jesucristo es la fuente de la verdadera felicidad.
El único santo, tres veces santo, completamente santo es Dios. Al encarnarse Dios en Jesucristo nos dio el modelo perfecto de santidad que, aunque divino, es también plenamente humano. Para que el ser humano pueda conseguir la santidad necesita a cada momento entregar libremente la voluntad a Dios para que su Espíritu viva en esa persona y lo vaya purificando en sus realidades internas y sus acciones cotidianas.
Celebramos hoy a las personas que forman parte de la Iglesia triunfante en el cielo porque permitieron que el Espíritu de Dios los guiara hasta la tierra prometida en medio de las realidades corrientes de la vida. Es necesario el empeño personal por crecer en las virtudes pero también es necesaria la humildad para entregar nuestra voluntad a Dios. Dios es quien hace eficaz el esfuerzo humano y quien hace crecer en las virtudes ordenadas al bien y al amor.
Cuando se admira a alguien considerado santo, no se quita para nada la gloria a Dios, lo contrario, se reconoce cómo Dios trabaja a través de los seres humanos y corrientes que confían en su misericordia y amor.
El evangelio de hoy muestra la felicidad que experimentan estos bienaventurados y nos señala las claves expresas para conseguirla: entregarse totalmente a Dios, sin anteponer nada a Él, sin apegos a riquezas ni a bienes terrenos, trabajando activamente por la paz y la justicia, con fe y esperanza en medio de las tristezas y dificultades de que Dios mismo nos consuela y con confianza plena de que si se padecen injusticias y persecuciones por seguirlo, Él derivará abundantes frutos, para el propio bien y el de la humanidad. Debemos aspirar a tener un corazón puro, humilde y compasivo para disfrutar de la promesa de máxima felicidad que es poder estar en su presencia. Dice el Señor: “Alégrense y regocíjense, porque tendrán una recompensa grande en el cielo”*.
Sólo Jesucristo ha podido vivir esas bienaventuranzas en grado perfecto, pero nos dejó su Espíritu presente en el mundo, para que pudiéramos auxiliarnos en medio de nuestras debilidades y, a través de su gracia, tuviéramos la posibilidad de vivirlas también.
Poner la confianza plenamente en Dios requiere de una voluntad activa, dispuesta a comunicarse con Él a través de la oración y los sacramentos, dispuesta a ofrecer todos los acontecimientos de la vida por amor a Él, con una conciencia despierta a la obediencia para analizar cada detalle de nuestras intenciones, motivaciones, pensamientos, sentimientos y acciones para irlos modificando hacia el bien y el amor.
Dios desea una humanidad bienaventurada, dichosa, bendecida, llena de felicidad y alegría. Confiemos en Él y vivamos de acuerdo a sus mandamientos y exigencias del evangelio y lo conseguiremos, porque con Él, quien es la fuente misma de la santidad y de la felicidad, todo es posible.
Mt 4, 25- 5,12

*Economista, orientadora familiar y coach personal y empresarial.

judithdepaniza@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Santidad y felicidad dice la

Santidad y felicidad dice la señoraJudith.Que querra decir esta señora con esta falacia. La felicidad es efimera y pasajera dice el dicho que de cada veinte minutos de dolor solo tenemos uno de felicidad. Santidad otro mito de la corrupta religion catolica. Santos. Pedro el traidor que nego a su maestro tres veces. Tomas tenia que meter su cochino dedo en el costado de jesus para creer en el . Judas lo vendio por treinta monedas deplata. Mateo un picaro recaudador de impuestos y los demas. lo negaron por miedo a que los colgaran de las pelotas. Sigue.

En cuanto a la felicidad es

En cuanto a la felicidad es un estado mental que se encuentra muy rara vez en nuestra mente. Esto se origina con algun regalo que nos hagan un beso del ser amado la compra de un objeto asi sea un carro una casa o cualquier cosa que deseamos para satisfacer nuestro hego personal. ¿Pero cuanto dura la felicidad?. Se va tan rapido y desaparece cuando se octiene lo deseado. Somos felices por un instante luego desaparece y viene la soledad y la amargura. Asi pues doña Judith
Que naqdie es enteramente feliz en este perro mundo.

Como le parecio la (PALIZA).

Como le parecio la (PALIZA). mi estimada señora. ESE CUENTO ESTUPIDO DE SER FELICES Y SANTOS. Es mas falso que un billete de tres pesos. Gente feliz no la hay, santos muchisimo menos por lo tanto toca resignarse con lo que tenemos y lo que humanamente pòdemos lograr si no lo cree asi mire y dese cuenta lo infelices y miserables que somos todos nosotyros (AMEN).

MUY BONITA EN SU FOTO PARA

MUY BONITA EN SU FOTO PARA SER TAN INGENUA, CON UNA SONRISA MUY SUGESTIVA PERO SUS ARGUMENTOS SON MUY POBRES. NO TIENEN NINGUNA VALIDEZ NI IMPRESIONAN A NADIE. MIRE EL MUNDO EN QUE VIViMOS PARA QUE SE DE CUENTA LO MISERABLES QUE SOMOS.