Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Saramago

Hablar de la maldad de los muertos, es redimirlos para la grandeza eterna. Y por esa vía, procurarles mayor reconocimiento y memoria entre sus congéneres.

Pero más grave y pecaminoso resulta inventarles la maldad porque en vida sus ideas, concepciones y prácticas, no coincidieron con las de aquellos que levantan su palabra amarga en nombre de Dios, por decir, para condenar.
Y en nombre de Dios, al que vuelven al instante tirano e injusto, predican del muerto las más espeluznantes historias, las más impías acciones, las más torcidas intenciones, sin reparar siquiera en el perdón que por sustracción de materia se debe a los muertos y, consecuentemente, a sus culpas, yerros y pecados, si es que alguien tiene la facultad y potestad suficientes para predicar y tasar de tales a su arbitrio.
Aunque hay muertos, escasos pero los hay, que adquieren, tanto en vida como en muerte, la doble condición de ser grandes, inmortales y ajenos, en cuerpo y alma, a las banalidades de la excomunión y los anatemas de aquellos cuyos pensamientos, palabras y obras, no darían para salvarse del primer anillo de condenación y penas por sus pecados y herejías.
Viniendo a ser tales, los menos inteligentes, los que más ruidos hacen y los que pocas nueces dan, cuando se trata de soportar con argumentos de valía y conceptos ilustrados sus intrigas, malquerencias y protervos juicios inquisitivos.
Si así no fuera, es probable que Dios tuviera otra dimensión en el hombre contemporáneo y alcanzara a situarse entre sus preferencias ideológicas o, cuando menos, en motivo de atención y posibilidad de elección personal para complementar su proyecto de vida y darse razones de su existencia si otras más prosaicas no le vinieren en gana.
Y no como azote y verdugo de quienes por sus convicciones íntimas simplemente descreen de cuanto aquel entraña y significa para otros, ya en el plano de la fe o de la religiosidad, ora en el de la cultura, formación y quehacer intelectual de quien opta por tan personal como libérrima decisión.
José Saramago, a quien la inmortalidad arropó en vida y la ceguera iluminó, fue de esos que provocó la ira y el anatema de una Iglesia que va por carriles opuestos en su prédica y en su praxis; que se erige en juez de causas que contrarían el buen juicio y persiguen con saña la autonomía y el ejercicio de pensamiento; que condena con el veredicto de la intolerancia y la irracionalidad, pero convive consciente con sus pecados y errores.
Y hace del perdón, piedra angular de su doctrina, un concepto fraudulento de la fe que se ufana en predicar como garantía de salvación y redención en el Dios que, con su errático ejemplo de vida, acaba por poner en entredicho y negar en su condición de justo, magnánimo y misericordioso.
Si tuviéramos la lucidez de pensar por un instante que la de hoy no es la misma Iglesia de hogueras atizadas por Tomás de Torquemada, pronto tendríamos que desencantarnos para concluir que todo sigue igual.
Y que José Saramago, en olor de pensamiento, es su achicharrado mas reciente.

*Poeta

elversionista@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Muy buena su intencion en el

Muy buena su intencion en el articulo de reconocer el valor como escritor de un hombre que mas que muchos aqui leyo y se sabia la biblia de punta a punta. Pero noto en su escrito un temor de exponer su punto por temor a que lo tilden de ateo. Le cuento que si consider la biblia un hermoso libro de mitologia es ser ateo, ponga mi nombre en la lista de los ateos. Que diferencia hay entre la biblia y la mitologia griega? Muchos de los que critican a Saramago con la condena eterna no saben que a el le imporaba un pito. El estaba mas alla de todo eso. Si leen su libro EL EVANGELIO SEGUN JESUS, se daran cuenta que Saramago era mas que un novelista, un historiador, y que ese libro narra la vida de Jesus en la forma mas realista que ha podido haber. Entonces por que se asustan los que lo han leido? sera porque temen aceptar la realidad de su mito? Buena por la intencion.