Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Soltar dos pájaros de una jaula

Si la gente en general y los pelaos en particular bajáramos un poquito el volumen al picó y a la música, no cambiáramos de canal cuando empiezan los noticieros, leyéramos las noticias, viéramos más allá de nuestras narices y paráramos orejas, nos toparíamos con 2 realidades de nuestros días que para la amiga guatemalteca Geraldina Céspedes nos están obligando a un cambio de mentalidad en la manera de entender el mundo y relacionarnos con el cosmos y entre hombres y mujeres: el deterioro del medioambiente y la violencia hacia las mujeres.

Escucharíamos el grito de la tierra y el grito de las mujeres si no fuéramos en general tan malos receptores y las instituciones socializadoras (familias, instituciones educativas, medios de comunicación, iglesias, etc.) fueran buenas emisoras de información y productoras de conocimiento.
Sabríamos que es el modelo dominante de desarrollo basado en el crecimiento y el lucro el gran causante de estas problemáticas. Matar dos pájaros con una sola piedra o de un solo tiro es lo que hace el modelo hegemónico de desarrollo de tipo economicista, patriarcal, sexista, androcentrista y machista: conquistar, someter, violar, matar a la naturaleza y a las mujeres.
Estaríamos al tanto que desde este modelo, la naturaleza, la tierra y las mujeres son consideradas objetos que deben ser conquistadas, dominadas, explotadas, sometidas y violadas para el crecimiento del capital. Esto se traduce en un comportamiento destructivo hacia la naturaleza y las mujeres con efectos nefastos para todas y todos, en especial para los hombres y las mujeres pobres de la tierra, que sienten en forma directa los embates del capitalismo salvaje y del deterioro ambiental.
Si la gente en general y los pelaos en particular dejáramos de sentirnos como Shakira (ciegos, sordos y mudos; brutos, torpes y testarudos), además de escuchar los gritos de la madre tierra y de las mujeres, escucharíamos los gritos de los pobres, nuestros propios gritos, exigiendo una vida digna. Escucharíamos el grito de la tierra, el grito de los pobres y el grito de las mujeres, y nos movilizaríamos a favor de la sostenibilidad medioambiental y de relaciones justas y equitativas entre hombres y mujeres.
Pero para que esto suceda, la gente en general y los pelaos en particular, necesitamos una nueva conciencia, una nueva espiritualidad y unos nuevos conocimientos que nos ayuden, como plantea Geraldina Céspedes, a “superar las jerarquizaciones y separaciones establecidas entre la naturaleza y los seres humanos (…) a superar el complejo de superioridad de los seres humanos frente al resto de los seres y el de superioridad de los hombres frente a las mujeres, de los blancos frente a los negros, de los ladinos frente a los indígenas”.
Necesitamos nuevas familias, instituciones educativas, iglesias, medios de comunicación, etc., que nos ayuden, como dice la misma Céspedes en la Agenda Latinoamericana Mundial 2010, a “soltar a la vez dos pájaros de una misma jaula, al buscar sanar y liberar desde la escucha los dos gritos que hoy expresan con más fuerza el sufrimiento ecohumano: el grito de la tierra y el grito de las mujeres”.

*Lingüista, Literato y Comunicador para el Desarrollo

Puntosdeencuentro@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

carli eso se da con un modelo

carli eso se da con un modelo educativo diferente al que tenemos, no comercializado con una verdadera politica publica sobre esto!!lo demas es descubrir que el agua moja, o sea , que es verdad lo que dices y aja?

Lo que se plantea como una

Lo que se plantea como una situacion deseable, ciertamente es un cambio de paradigma; y se puede principiar considerando que en terminos de El Universo somos (la especie humana) deleznables.

Erdda Pedro, te quedo la

Erdda Pedro, te quedo la cabez ardiendo de seguro. Dime que paradigma propones?, pero primero me describe el actual, si?

" Uno es uno y sus

" Uno es uno y sus circustancias". Así define Ortega y Gasset con mucho acierto lo que somos. Y somos el resultado de una cultura subyugada desde siempre que necesita recuperar su identidad. Pienso, sin ser muy original que, debemos comenzar a buscar y propiciar situaciones para que todos, (ancianos, adultos, jovenes y niños) participemos en "la reflexión de la realidad" (lo que somos). Necesitamos urgentemente crear una conciencia crítica para crecer como ser humano (libre) "que reclama el mejoramiento de la calidad de vida y promueve y respeta la vida". .

Género: el nuevo nombre del

Género: el nuevo nombre del marxismo.
Es imponente el paralelismo encontrado entre la descripción del marxismo de Gramsci realizada por el Dr. Rafael Gambra en su libro Historia Sencilla de la Filosofía (Editorial RIALP, pág. 213, 21ª edición) y un documento publicado por la Conferencia Episcopal Peruana titulado "Perspectiva de género: sus peligros y alcances", que también se encuentra en el Nº 21 de la Revista Arbil:

o hay un sólo defensor o

o hay un sólo defensor o defensora del género que no pase por pacifista, por víctima o por defensor/a de todas las víctimas ataques y discriminaciones que impone la injusta sociedad en la que viven. La agenda de lucha, pasa por no violenta, pero en los hechos violenta las conciencias, lo cual es mucho peor. Queda claro asimismo, que para Gramsci, todo es creación histórica ("construcción cultural" en código de "género") y no naturaleza. En este sentido, cabe recordar que las feministas de género, consideran que el hombre y la mujer adultos son construcciones sociales;

que en realidad el ser humano

que en realidad el ser humano nace sexualmente neutral y que luego es socializado en hombre o mujer. Esta socialización, dicen, afecta a la mujer negativa e injustamente. Por ello, las feministas proponen depurar la educación y los medios de comunicación de todo estereotipo y de toda imagen específica de género, para que los niños puedan crecer sin que se les exponga a trabajos "sexo-específicos". Por eso hablan también de "roles socialmente construidos" cuando se refieren a las ocupaciones que una sociedad asigna a uno u otro sexo.

Sigue el Dr. Gambra:"De aquí

Sigue el Dr. Gambra:"De aquí el interés de Gramsci por el cristianismo al que considera germen vital de una cultura histórica que penetra la mente y la vida de los hombres, sus reacciones profundas. Será preciso, para que la revolución sea orgánica y "cultural", adaptarse a lo existente y, por la vía de la crítica y la autoconciencia, desmontar los valores últimos y crear así una cultura nueva

De acuerdo con Gambra, "su

De acuerdo con Gambra, "su arma principal será la lingüística (la gramática normativa) que penetre en el lenguaje coloquial, alterando el sentido de las palabras y sus connotaciones emocionales, hasta crear en quien habla una nueva actitud espiritual. Si se cambian los valores, se modifica el pensamiento y nace así una cultura distinta."

errupción del embarazo",

errupción del embarazo", "salud sexual y reproductiva", "anticoncepción de emergencia", "preembrión"; así como los cambios aparentemente inocuos de la palabra "amante" o "concubina/o" por la palabra "compañero" o "pareja" y muchos más. El denominador común es que todos llevan al error y a la confusión a grandes masas de personas que como neófitos en estos temas, dejan de llamar a las cosas por su nombre sin la más mínima capacidad crítica y se tragan "lo que dice El Universal"

Mi amigo el doctor Zapata

Mi amigo el doctor Zapata Olivella, el ecritor, me llamaba principe, el llamaba asi a todo el que no era negro como el. El me decia, a mi como negro me toca escribir mucho mejor que cualquier blanco para que me publiquen, a los pocos anos escribio: Chambacu, corral de negros. Dicho esto, estoy muy contento de leer este escrito por un "pelao" como el dice moreno. Para llegar a ese nivel tuvo que estudiar mas que muchos. Felicitaciones. Pero se olvido de una cosa muy importante, la religion. De pequeno nos ensenaron que la mujer la hizo dios de la costilla de Adan para que no estuviera solo. Cuando uno se casaba le dician para que ella le sea fiel al marido, tenia que ser virgen (el hombre no). Todas esa cosas sembradas en la mente causan a la larga estos problemas. Digame algo de la religion, bueno, no, a lo mejor se lo borran.

Para no ir tan lejos, como

Para no ir tan lejos, como estamos en Macondo, por que no hacen las mujeres aqui como hizo Ursula? No se lo dan al marido hasta que no cambien lo que quieren cambiar. Si se ponen de acuerdo, habra una mano de hombres arrechos por alli hasta por un mes. Los gays felices!! Y si se acuerdan de Ursual (la mujer macondiana) cuando el marido se queria mudar del pueblo, ella no queria, y el le dijo, pero si no tenemos nisiquiera un muerto aqui que nos retenga. Si es asi, dijo Urusula, me muero yo, y se murio. Solo fue hasta que Jose Arcadio Buendia cambio de idea que ella vovio a vivir. QUe lindo Cien anos de soledad.