Indicadores económicos
2017-02-24

Dólar (TRM)
$2.871,67
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.036,21
UVR, Ayer
$244,30
UVR, Hoy
$244,39
Petróleo
US$54,45

Estado del tiempo
2017-02-24

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 02:13

Marea max.: 15 cms.

Hora: 09:41

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-02-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
S/M

Solución salomónica dudosa

Un padre encuentra a sus dos hijos forcejeando por una naranja; el hijo la reclama por haberla puesto en la nevera la noche anterior; la hija pide igual derecho por haberla lavado muy temprano. Al oírlos, el papá resuelve el conflicto con el método facilista de Salomón y corta la naranja en partes iguales, pero ambos hijos quedan descontentos.

Este incidente ilustra la eficacia del Método Harvard para Solución de Conflictos, basado en “intereses” (para qué quiere cada parte una solución dada) y no en “posiciones” (por qué cada parte dice tener la razón). Si el papá hubiera sabido que el hijo solo deseaba tomar jugo y ella apenas la cáscara para un pudín, la solución habría sido mejor.
El conflicto vial de Crespo vivió algo parecido con el forcejeo entre comerciantes de la calle 70 y residentes de la playa; los primeros argumentaron que por allí no cabía la ampliación y los segundos que por el mar habría ruido y contaminación. Ambos tenían “razón” en sus “posiciones”. Ahí llegó papá Gobierno y sin escuchar los “intereses” optó por la solución aparatosa de un túnel por la playa (primero en su género en Colombia y quizás el último), donde se van a “sepultar” cerca de $40.000 millones de pesos (casi el doble de cada tramo de Transcaribe) que pagaremos con peajes en la concesión de la Vía del Mar, es decir, una maroma similar a la de la Transversal 54.
De haber escuchado los “intereses”, entenderíamos que los comerciantes no querían afectar sus negocios y los residentes su tranquilidad. El túnel faraónico que cerró abruptamente esa discusión no tuvo un estudio racional serio, técnico y económico, sobre las implicaciones para su construcción, operación, mantenimiento y funcionamiento hidráulico. ¿Cuándo lo van a mostrar?
Si bien el proyecto divulgado en los medios plantea 480,000 M2 de playas nuevas, accesos peatonales, mejoramiento de movilidad peatonal en la calle 70 y vehicular en el aeropuerto, el riesgo de fracasar es tan grande como su tamaño: un cajón de concreto de 50 metros de ancho y ¡8 cuadras enterradas!, con 2,4 Km de longitud total, incluido el empalme con la Santander.
Es lógico suponer (tampoco se ha revelado) que tendrá sistemas de bombeo para evitar inundaciones por marea alta, huracanes y lluvias, que obligarían a usar la calle 70, que será más angosta; y equipos para remover la duna que se acumulará y rociará arena sin tregua a las viviendas de Crespo (como en Marbella). Escenario posible, no deseado por las partes.
En Ciudad de Panamá fueron más sensatos y acaban de inaugurar la “Cinta”: una obra vial y paisajística que resolvió un conflicto grave de movilidad similar al de Crespo, con parques lineales amplios, muy verdes, y sitios de esparcimiento tranquilo que amortiguarán el ruido y contaminación vehicular, mejorando la calidad de vida de residentes y comercios a la vez: intereses colectivos satisfechos.
A Cartagena le convendría que las partes se sienten de nuevo en la mesa, con la naranja entera, para que papá Gobierno profundice en los “intereses” de todos y asegure que sí van quedar satisfechos con el túnel de Crespo: ojalá sea una genialidad de nuestra ingeniería y no un absurdo.

*Ingeniero Civil, Máster en Administración y Finanzas, directivo empresarial, gremial e institucional

restrepojaimea@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Muy buenas sugerencias... Me

Muy buenas sugerencias... Me quedó la inquietud e investigué sobre la "cinta" costera que se construye en la famosa Avenida Balboa de Ciudad de Panamá y me encontré con este video en youtube: http://www.youtube.com/watch?v=T7z6cK_q5b8

Le confieso que me gusta más esta propuesta que la idea del túnel.

OJO QUE TE VAS A ECHAR DE

OJO QUE TE VAS A ECHAR DE ENEMIGO A OSCAR COLLAZOS...YA BASTANTE HIZO ÉL PARA QUE APROBARAN ESE TUNEL Y NO LE DAÑARAN EL PATIO PRIVADO CON PLAYA QUE TIENE.

Y LA ENSEÑANZA DE LA NARANJA NOS PONE A PENSAR EN LO QUE HACEN LOS GOBERNANTES, LOS MITI MITI Y PEAJES..Y PRECISAMENTE HOY ESTÁN USTEDES LOS EMPRESARIOS PARTICIPANDO DE LA SITUACIÓN... PORQUE ANTES LOS MITI MITI ERAN MÁS POR MENOS Y HOY SON MENOS POR MÁS. ... AY DIOS... AY DIOS.

Señor Restrepo:

Señor Restrepo: Inmediatamente el presidente Uribe expuso la idea a la topa tolondra escribimos que el túnel es un despropósito en una ciudad con tantas necesidades sociales, puestos de trabajos dignos y obras pendiente por medio siglo y además de los daños ambientales que iban a generar. Que el dinero del mal inventado túnel lo inviertan en la verdadera canalización de los canales internos de Cartagena (lo que hubo en la ciénaga Las Quintas hasta el puente de Las Palmas fue un simulacro para trasladar dineros oficiales a otros bolsillos) y construir los puentes para que puedan transitar los vehículos acuáticos. Habrá trabajo digno y quedará otra transformación para la ciudad adicional a TRANSCARIBE terrestre. El túnel de Crespo no puede ser una realidad para la gran mayoría de ciudadanos que vivimos en Cartagena. Los únicos interesados son, por un lado, los pocos comerciantes de Crespo (en general, los comerciantes apoyan las obras que les produce dividendos económicos y combaten y guerrean todo lo que les achique el bolsillo) y, por otro lado, propietarios de viviendas en playas. Los intereses particulares siempre deben estar por debajo de los intereses colectivos.