Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Somos champetas

Para algunos, el concierto de Mbilia Bel puede ser considerado el mejor del año. La alegría que generó este espectáculo no reconoció las fronteras que habitualmente nos separan.

Una ciudad que en su mayoría es afro, encontró en la champeta una expresión con connotaciones de resistencia social, cultural y de identidad. La champeta tomó fuerza en los años 60, cuando los viajes permitieron que algunos hombres de la ciudad encontraran otro mundo del otro lado del océano, y otros negros que escuchaban una música que los nuestros sentían cercana a su corazón.
La champeta representa el resultado de un encuentro con dos pedazos de África: del que está en su propio continente y de la que tenemos nosotros en la memoria de nuestra sangre. Por años, sin embargo, la champeta fue excluida de las elites cartageneras. En las discotecas no se escuchaba y se limitaba a ser bailada alrededor de los picós en las esquinas de los barrios.
En esa época ser “champetuo” era un insulto. El peor de todos. Hacía referencia al color de la piel, a la clase popular, al barrio, al sudor en la espalda y al uso de la champeta para defenderse y para descamar el pescado.
Mientras el pueblo bailaba en una sola baldosa, los más puritanos se sentaban a calificarla de un baile diabólico, promotor de los instintos bajos, de la conducta agresiva y del sexo. Por la cabeza de algún infeliz, incluso, pasó la idea de decretar su prohibición.
Sus letras le cantaban a lo que vivía nuestra ciudad, y era considerado demasiado vulgar para algunos. Cuando el cólera nos atacó, se escuchaba “Ay yo no quiero que me dé, el cólera”, y cuando los grupos de limpieza masacraban a la gente en Olaya, entonces la ciudad cantaba y bailaba “El encapuchao”.
La champeta desplazó a la salsa legendaria de algunos picós. Fue este elemento el que tuvo un papel determinante en la difusión de la música africana y de la nueva champeta que creábamos en la ciudad.
En los 80 un hombre pasaba por las calles del barrio vendiendo casetes de música champeta y de soukous. Los vendía puerta a puerta, y a los clientes más constantes les fiaba. La gente no entendía las letras, pero se atrevía a cantarlas. Todos éramos capaces de cantar el Giovanni, a pesar de que nadie supo qué decía.
El concierto de Mbilia Bel y el Festival de Champeta nos recordó lo “champetúos” que somos. Ya a nadie le da pena reconocer que lo es, porque incluso las elites se rindieron al disfrute de estos ritmos. Todos vivimos con una nostalgia de lo prolíficos años 80, de aquellos tiempos del Festival de Música del Caribe.
Colombia sintió orgullo cuando vio a Shakira cantando el Waka Waka en el Mundial. Algunos dijeron que el país no había llevado una selección de fútbol, pero que la llevó a ella. Sin embargo, en silencio, sabemos que nada superará el Zangalewa que bailamos sudados en una esquinita del barrio, pegaditos al cuerpo del parejo, cantando en “africano”.

*Psicóloga

ayolaclaudia@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

La chapeta la ponen en las

La chapeta la ponen en las emisoras FM por gustosos de la chapeta pero no es la música generizada, escuchada y aceptada globalmente en Cartagena. Tiene su gente especial y punto. Se prefiere un porro, una cumbia, un bolero, una gaita, una salsa, un vallenato clasico a una champeta. Así que el título "Somos champetas" no es la verdad de Cartagena. Si ponen una champoeta se escucha y punto pero no un programa completo de champeta tras champeta

Severo valor cultural este...

Severo valor cultural este...

Sin duda Claudita, entro a la

Sin duda Claudita, entro a la categoría de las psicólogas populistas, que descubrió cualquier día a la 'champeta' y la confundió con música. Pero hay que aceptar y respetar la diferencia. La champeta dice cosas quejosas, elementales, que la hacen facil de asimilar. Pero donde se sobreactuo Claudita, (tiene palancas en Semana, El Heraldo y con Pedro Luis) es cuando afirma: "el Zangalewa que bailamos sudados en una esquinita del barrio, pegaditos al cuerpo del parejo, cantando en “africano”. ¡No jodás Caudita! ¿Quién te va a creer? ¿somos champeta? serás tú. Me parece que aspiras a la alcaldía de Cartagena de Indias.

Me parece que tus columnas se

Me parece que tus columnas se volvieron monotonas. Siempre hablas de las mismas cosas (la raza negra, la champeta y la discriminacion social) y siempre se siente un tinte de resentimiento. En resumidas cuentas lo que tu dices, criticas o resaltas es que ahora a muchas mas personas, de diferentes clases sociales, les gusta la champeta. Que tiene eso de malo? No vivimos en un pais libre? Si mal no recuerdo, eso no es de ahora, recuerdo q al festival de musica del caribe iban personas de diferentes clases sociales, que aunque no era 100% champeta, era musica de estilos muy similares.

Claudia. Olvidas que la

Claudia. Olvidas que la cultura cartagenera es mas diversa que la representativa de las comunidades afrodescendientes. Es cierto que algunas de las prácticas champetuas de las que hablas abundan en algunos sectores, pero olvidas que otras igualmente influyentes como la salsa y otros ritmos caribe acompañados de costumbres mas pulcras y agradables a los bailes esquineros sudados a los que haces referencia en tu columna, tambien hacen parte de nuestra cultura. Yo soy cartagenero, no solo porque nací aqui, sino porque tengo costumbres, gustos y hasta dialecto cartagenero. Casualmente no soy champetuo y bailar apretado con pareja sudada en una esquina me parece asqueroso y vulgar. Se puede ser cartagenero, se puede ser caribe, se puede ser costeño, se puede ser colombiano y al mismo tiempo no tener nada que ver y hasta rechazar estas costumbres africanas maladaptadas de los negros que viven en esta ciudad.

que bueno recordar esos

que bueno recordar esos buenos tiempos de la champeta de los 80 y esos temas que quedan en el olvido. Muy bueno el concierto y muy buena la columna. Lastima que haya tanta gente racista en etse foro.

HAY DIOS LA PSICOLOGIA SOCIAL

HAY DIOS LA PSICOLOGIA SOCIAL Y SUS DESMANES, SIN NADA QUE APORTAR MUY BUENOS LOS APUNTES, EXCELENTES ACLARACIONES HECHAS POR LOS INTEGRANTES DEL FORO.

Como estas Claudia ?,escribo

Como estas Claudia ?,escribo no para pelear o juzgar.Lo interesante de esta columna es la division de no aceptar que cartagena es un TUTIFRUTI de bellos seres humanos en todo;ricos,pobres,bonitos,feos,educados,no educados,mancos,no mancos,bandidos,no bandidos,en fin es un zoologico de criaturas de gran poder,valentia,amor y pasion, siempre optimista de que nuestra cultura se aprecie,se respete y se disfrute saludablemente.Cuando uno rechaza algo especial que nace,florece del alma de nuestra cultura colectiva o singular (como grupos entre los pobres o ricos),nosotros nos estamos destruyendo o fracturando,encuerandonos de nuestra propia identidad .Cartagena respira AFRICA como tambien respira Europa, respira Indios Nativos.Y en esta mezcla tambien respira el producto combinado de lo que somos.Hay que tener TOLERANCIA ! Siempre he dicho;lo que afecta al barrio Mandela tambien afecta a Bocagrande,porque C/gena es pequena.(1)

Cartagena,le guste o no le

Cartagena,le guste o no le guste a un grupo de gente, y tambien hay que respetar sus opciones,mientras sean civilizados no destructivos,Cartagena es una familia.No importa el que tenga dinero,o no dinero,lo que eres o no eres,uno esta conectado al otro y no solo estamos conectados localmente estamos conectados Globalmente.Nada en este universo o en cartagena es permanente.Yo recuerdo cuando la musica Salsa aparecio en nuestras vidas.Mucha gente NO le gustaba,que era musica para Marihuaneros y muchas cosas.Hoy todo el mundo baila salsa hasta morir !Recuerdo antes de la salsa bailabamos el "Pie peluo",el turco perro,la pollera colora y la que no era colora.Mi conclusion es;esto demuestra la division cultural y muchos problemas de identidad como individuos.Negar nuestra cultura es negar a C/gena,porque C/gena es TUTIFRUTI. Los quiero a todos.Ciao.