Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Tensiones peligrosas

Las relaciones de Colombia y Venezuela pasan por su peor momento. El llamado del presidente Chávez a los venezolanos a prepararse para una eventual guerra, el aumento de restricciones en el comercio binacional, la destrucción por parte de la Guardia Venezolana de puentes artesanales que comunicaban a vecinos de ambos países, y algunas capturas y sobrepasos de miembros de la fuerza pública en la frontera, han elevado las tensiones preexistentes a niveles alarmantes.

Es muy probable que Chávez haya elevado el grado de pugnacidad de sus ataques a Colombia para distraer a sus nacionales y recuperar algo de la gobernabilidad perdida, porque con tan sólo el 40% de popularidad –cifra baja para su registro histórico- y una amplia desaprobación a su gestión contra la pobreza, desempleo, inseguridad e inflación, las posibilidades de que la oposición triunfe en la elecciones legislativas de 2010 van en aumento. De ahí que intente forzar un conflicto externo para radicalizar en su favor a la base chavista, y alinear en sus huestes a parte de la franja independiente (e indecisa) que llega a la nada despreciable cifra del 42%.
Para ello apela a una forma particular de nacionalismo. No a uno de tipo cultural, porque sabe que Colombia y Venezuela tienen un pasado común, compartiendo rasgos étnicos y lazos lingüísticos, sin que sea posible diferenciar en forma clara entre los modos de vida colectiva de las dos naciones. La frontera entre ambos países es clara en los tratados pero casi imperceptible en el terreno físico. Es lo que explica que Chávez ataque y descalifique al Gobierno colombiano y a la vez exprese admiración y respeto por nuestro pueblo.
Se trata de un nacionalismo ideológico, sustentado en la supuesta supremacía de su modelo político y económico; según él, las políticas públicas implementadas en Venezuela son la única respuesta posible para satisfacer las necesidades de la población. Chávez ha preferido un discurso populista y antiimperialista, en lugar de optar por los postulados de la socialdemocracia: más empleo, menos exclusión, y equilibrio en la distribución de la riqueza.
En sus 11 años de gobierno Chávez ha buscado la ideologización de la sociedad venezolana: pretende que cada ciudadano del país defienda con convicción los postulados del régimen y rechace cualquier propuesta ideológica distinta por constituir una amenaza al destino de su pueblo. Con la carga doctrinal fuerte de su programa de gobierno busca alinear los intereses de la sociedad civil con los suyos propios.
Su enemigo ideológico en la región es el presidente de Colombia, y, en consecuencia, nuestro país es su blanco predilecto: mientras que Venezuela encabeza los gobiernos de izquierda del Continente y lidera foros internacionales como UNASUR y el ALBA, Colombia es aliado estratégico de lo que Chávez llama “el imperio”. Para atizar la confrontación, a él le es de gran utilidad que en Colombia se mantenga el conflicto con una guerrilla de origen marxista y que se haya suscrito un acuerdo militar con EE.UU.
El peligro no está en las diferencias ideológicas, sino en que una escalada de los hechos hostiles pueda configurar una agresión injusta que dé pie a la iniciación de un conflicto; o sea, que de los juegos de guerra se pase a la confrontación bélica.

*Abogado y periodista

tiradojorge@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Señor Tirado esta columna es

Señor Tirado esta columna es mas vieja que el asunto de andar parado. Las tenciones de los dos paises solo se le atribuyen a la locura de un solo mandatario y ese es el señor chavez.. Mire las noticias tanto locales como internacionales. El loco de chavez queriendo armar una revolucion en todo el mundo ya se dio cuenta de lo que paso en la ultima reunion sobre el clima. Ahi lo dijo todo y de lo que era capas