Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Todo por un reloj

Hace dos meses, antes de la Navidad, le hice una broma pesada al médico Armando Pomares, el cirujano de las primeras cuatro hernias de mi colección de cinco. Yo sé –le dije– de tus magníficos trabajos sobre el diagnóstico precoz de la pancreatitis aguda, el cambio en las técnicas para operar hemorroides y de tu manía con la recepción total del cáncer del recto por vía abdominal, sin la desgracia de la colostomía irreversible.

Pero nunca he sabido que hubieras soltado tu diestra mano más allá de las hernias, las apendicitis, las úlceras perforadas, los cálculos de vesícula y las abueitotomias para comprobar los daños de traumas mayores entre el esternón y las partes pudendas.
“El Negro” sonrió con picardía, sin el más leve asomo de desagrado, y se limitó a contestarme que yo tenía la razón y él la culpa por no haberse especializado en cirugía cardiovascular, que lo atraía tanto de recién graduado. Con gesto grave me confesó que la pobreza lo había forzado a quedarse de cirujano general. No importa –le riposté, esta vez en serio– porque eres de los mejores que tenemos. Lo proclamaba a voz en cuello Hernando Espinosa Paris, tu mentor y amigo, con la convicción de quien sabía lo que afirmaba. Además, lo reconfirmamos tus pacientes.
Me despedí de Pomares con la preocupación de que aquella broma mía lo hubiera lastimado, pero también con el presentimiento de que no se quedaría, tampoco, con la espinita enterrada. Esperaba, para el próximo encuentro, un vainazo sutil y respetuoso, en el mismo tono changonguero que usé yo, sobre alguna de mis tantas fallas. Me equivoqué. El 30 de diciembre volvimos a vernos en la misma esquina del abanico de los pobres y me abrazó con la calidez y el afecto de toda la vida.
Estuve tranquilo hasta ayer en la mañana, cuando el vigilante del edificio donde vivo llamó por el citófono para anunciarme un sobre sin remitente que me dejaron la víspera en la recepción. Pensé en una carta-bomba y llamé a un militar retirado experto en explosivos, conocido mío, para que lo abriera. Lo hizo con precisión de orfebre. Eran las fotocopias de dos informes de prensa que destacaban un ingenioso procedimiento con el cual Pomares salvó de la muerte a un pandillero de 22 años, apuñalado en una riña por un carnicero de profesión en el espacio intercostal izquierdo, a milímetros del corazón, para evitar que le robara el reloj a su mujer en un bus de servicio público.
Al hacerle una incisión de costado a costado, Pomares advirtió que el “mango” no le bombeaba la sangre para las arterias sino que la botaba para la cavidad pericárdica. El shock era evidente, y no había teflón para recubrirle el pericardio. Pero, al recordar que el teflón es un material que sólo le sirve a una persona en el mundo, a Álvaro Uribe Vélez, pidió una bolsa plástica de suero y la utilizó para suplir el teflón y probar que en la jerarquía de los atributos mentales la imaginación complementa la ciencia.
Allí sigue el chuzado, dos años después, vivito y reparando frenos como los que él le puso a su mala vida.
Tengo la certeza de que “El Negro” ha festejado, con risotadas de mandíbula despernancada, el mentís que le dio a mi broma con la recreación magistral que le brindó un lance entre pandillero y carnicero por un reloj Casio.

*Columnista y profesor universitario

carvibus@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

No aclara el columnista si de

No aclara el columnista si de las cuatro primeras intervenciones quirurgiacas,una fue de hernia y las otras tres fueron por eventracion,tampoco afirma que para la quinta operacion cambio de cirujano por miedo al" mismo bisturí" o recomendacion de algun conocido, y ya el dr podra gazapear al columnista una "de mis tantas fallas" pues no es " recepcion total de cancer "...es reseccion.
Para la proxima hernia ....... consulte a san Gregorio

Don Carlos. Sin querer

Don Carlos. Sin querer faltarle al respeto, su persona esta mas remendada que la ruana de cociaca y se ve a las claras que su medico de cabecera es un carnicero de poca monta que se ensaño con su debilucho cuerpo. Eso de hablar de cinco hernias no lo cuenta sino usted. Ademas a la gente que le importa eso. O quiere que le mandemos un sufragio al altisimo haciendo votos para que no le salgan otras cinco. Que comentario tan pendejo coja oficio .

oye amigo herley,este medico

oye amigo herley,este medico ha debido es Castrar al Dr.Villalba por babieca.

el viejito, ya no

el viejito, ya no funciona!!!!!!!