Indicadores económicos
2017-08-18

Dólar (TRM)
$2.980,03
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.485,74
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,75
Petróleo
US$47,09

Estado del tiempo
2017-08-18

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 03:35

Marea max.: 31 cms.

Hora: 20:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 14 a 28 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-08-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Tolerancia

Sin tenerla muchos nos ufanamos de esta cualidad. Se asocia con respeto, permisividad, comprensión. Cada quien tiene un concepto de ella totalmente diferente.

Cuando nos referíamos a una zona de tolerancia era un eufemismo para señalar una concentración de prostíbulos. Hoy la profesión más antigua del mundo es ejercida en forma abierta en todos los lugares y sitios de nuestras ciudades. Con más razón aquí por nuestras pretensiones turísticas. Las vendedoras de placer ofrecen su mercancía en forma descarada. La edad, condición y precio tienen amplia variedad. Hay para todos los gustos y bolsillos. Las secuelas sociales, y su impacto han sido estudiadas por especialistas y también, como siempre, por sabios de salón que desbarran en sus conceptos. Nos conformaríamos con que lo hicieran sin petulancia.
Las zonas de tolerancia de antaño no eran sino la concentración de prostíbulos y lupanares con el pretexto del control. Se ha llegado a decir que son polos de progreso y desarrollo.
Tolerar era una palabra proscrita. Ser de manga ancha y permisivo se consideraba sinónimo de desorden, y relajo. De la zona de concentración puteril hemos llegado a los clasificados del sexo en la prensa, y a la oferta de carne joven para eróticos oficios.
Tolerar además de admitir, aceptar, consentir y comprender un fenómeno y una opinión también ha sido benevolencia y disimulo. Ese “prohibido prohibir” que despertó tanta pasión sigue vigente.
Leopardi decía: “No existe nada más intolerable en la vida corriente, ni que se tolere menos, a la vez, que la intolerancia”.
En el mundo, con un ambiente crispado, lleno de ambigüedades, saturado de imposiciones, se precisa ensanchar los límites de la cordialidad. Tolerancia es una palabra mágica, con resonancias de agradable convivencia, de luz, de armonía, de respeto, y en las épocas electorales hasta de apertura, y democracia.
Pero la tolerancia la tienen quienes abren puertas y ventanas, renuncian a los resentimientos, a la burla, a la opresión; es permitir a cada quien que sea “él mismo”, pero además es intentar una crítica sin ofensa, opinar sin oprimir, escuchar sin calificar, amar con respeto.
En la tolerancia mucho nos molestan los que quieren tener siempre la razón. Nos fastidian esos sabios de salón que creen tener soluciones para todos los problemas.
Hay que creer en la tolerancia, aceptar opiniones aunque no se compartan. Pero también hay que ser opuesto a las posiciones radicales, las zancadillas, y los resquemores. Aceptar prontamente todas las opiniones y comprender que hay gente que tiene gustos distintos a los nuestros. Hay que dar un abrazo a quienes no piensan como nosotros. También hay quienes discrepan de nuestras opiniones filosóficas, morales o estructurales.
Nadie es perfecto, todos tenemos defectos. La tolerancia es la única forma de convivencia. Cuando la brutalidad y la estupidez abundan es la única salida.
¿Estamos preparados para vivir con opiniones diferentes y criterios dispares sin resquebrajar la fraternidad humana? Claro que una cosa es tolerar y otra tener que soportar abusos “inmamables”.
Ama a tu prójimo como a ti mismo, enseñaba la bondad antes de que la crucificaran.

*Abogado, Ex Gobernador de Bolívar y Ex parlamentario.

augustobeltran@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese