Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Tommy Mottola es un demonio

Jamás olvidaré la primera vez que vi a Michael Jackson. A casa llegó nuestro primer Betamax. Mi abuela lo trajo de Panamá. Para instalarlo no se requería subir al techo a arreglar la antena con un cálculo matemático, pero sí leer bien las instrucciones. Después de todo, era la primera vez que teníamos un aparato así en casa.

Durante días vimos el video de prueba de Sony. Una niña rubia mostraba un camino emocionante, con tonos azules y blancos perfectos, e invitaba a entrar al mundo de Sonyland y su tecnología avanzada. La tierra Sony me parecía mágica. Me pregunto cuánto la marca se posicionó en mi cabeza frágil de niña de 9 años, que pasaba horas frente al televisor viendo el mismo video, en un lavado de cerebro peligroso.
Ya me sabía de memoria la película de Sonyland cuando nos llegó el video de Michael Jackson. Vestía chaqueta roja y bailaba de una manera que nunca había visto. Aunque el joven hombre negro cantaba algo que yo no entendía, lo adivinaba por las imágenes. Michael Jackson se metió en nuestro Betamax una y otra vez y la vieja película de Sonyland quedó sucia en un rincón que luego el perro de la casa orinó con rebeldía. Por asco nadie quiso volver a tomar el video de Sonyland y terminó en una bolsa de basura.
En junio de 2002, las cámaras captaron unas imágenes del rey del pop hablándole a su público en un escenario de Londres. Alguien llevaba un pequeño letrero que decía “Sony kills music” (Sony mata la música). Jackson tomó el anuncio en sus manos y en lugar de cantar dio un discurso sorprendente. Decía que grandes artistas tenían historias similares, eran personas que trabajaban muy duro y la historia siempre terminaba igual, “ellos terminan tristes, deprimidos y solos, porque las compañías se aprovechan de ellos”.
Michael continuó diciendo que él era una persona libre y que sólo grabaría un año más con Sony. “Estoy dejando la compañía y ellos están molestos conmigo…, la forma como quieren vengarse es intentando destruir mi álbum, pero yo siempre digo: el arte bueno nunca muere”.
El público aplaudió exaltado cuando el artista dijo, refiriéndose al alto ejecutivo de la Sony: “Tommy Mottola es un demonio”. Michael afirmó en público que Tommy Mottola era un ser humano horrible. Dijo “no podemos dejar que hagan esto con grandes artistas” y terminó afirmando, “Les prometo que los buenos ganarán al final”.
Del rey del pop se ha dicho mucho. Creo que hubo demasiado despliegue noticioso para la muerte de un fulano y demasiado silencio frente a la muerte de otros tantos. A pesar de mi resistencia por importarme que Michael Jackson haya muerto, algo en mí siente nostalgia. Creo que un ícono de la música por tanto tiempo, se vuelve como un buen perfume que nos acompañó a crecer. La muerte de Jackson nos convierte en sobrevivientes que pasamos la vida, entre otras cosas, despidiendo gente que muere.
Nunca imaginé a Michael Jackson en ese discurso de resistencia contra Sony. Pensé en la gente que protesta contra las grandes multinacionales, algunos han resultado muertos. ¿Pero Michael, el mismo Michael con su atuendo excéntrico? No es mi versión de un sindicalista. Beat it, Thriller y Billie Jean se posicionaron en nuestro viejo Betamax. Tal vez el más inteligente de la casa fue mi perro, quien en un acto de irreverencia, levantó su pata y orinó para siempre a Sonyland.

claudiaayola@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

mucho talento, pero el sin

mucho talento, pero el sin personalida, perdio algo importante en el ser, su identidad.