Indicadores económicos
2017-03-25

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-25

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:41

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 03 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-03-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Tres escenas de Navidad

La primera de ellas se me vino encima a las 3 y 25 de la madrugada del 22 de diciembre, dos días antes de la celebración en el mundo católico del nacimiento del niño Dios. Camino a mi casa, el taxista decidió tomar la Calle Larga, y de pronto allí estaban ante nuestros ojos: cientos de mujeres y hombres muy pobres, en una larga fila, esperando a que abrieran a las 8 de la mañana el Banco Agrario para cobrar el subsidio de Familias en Acción: unos pocos miles de pesos por hijo.

Le pedí al taxista que se detuviera y entonces me puse a mirarlos: mulatos y zambos casi todos, de rostros cansados, y muchos con cierto aire campesino que la ciudad no ha terminado de borrar. Estaban allí desde las 8 de la noche del día anterior, con amargura infinita, pero resignados a su suerte.
La segunda aconteció el 23 a eso de las 10 de la noche. La vieja ciudad estaba muy animada por la música navideña y la presencia de los turistas. En la calle de Santo Domingo, a la altura de la casa del Conde de Pestagua, perdidas detrás de un grupo muy alegre de jovencitas del interior de la República elegantemente vestidas vi sentadas en la acera a tres indígenas.
Se trataba de indígenas desplazadas de las zonas rurales del departamento. La madre, de cerca de 30 años, y las dos hijas pequeñas. Estaban pidiendo limosna. En la misma escena alcancé a ver, unos pasos más adelante, a otras 4 mujeres pidiéndole algo de comer a unos transeúntes. ¿De dónde fueron expulsadas? ¿Qué miedos terribles traían consigo? Tristeza y puro silencio.
La tercera, a pocas horas de la Natividad, y fue quizás la más dolorosa: el 24 de diciembre, alrededor de las 4 de la tarde, la malhecha Avenida Perimetral ofrecía un espectáculo que yo no había visto nunca en Cartagena. A lo largo de la avenida cientos de mujeres, muchas con niños a su lado, pobremente vestidas, negras y mulatas la mayoría, se abalanzaban sobre los carros para pedir un aguinaldo.
Algunos dirán: Múnera, hay otras escenas de navidad más lindas. Y es verdad. Por ejemplo, es inocultable el glamour de los personajes del jet set colombiano que lucirán sus fotografías a lo largo de esta y de las próximas semanas en las páginas sociales de este periódico, participando en fiestas distinguidas o tan sólo caminando por sus calles. Pero a mí estas y otras escenas parecidas me impresionan menos. Las que he seleccionado no tienen nada de bellas. Son tan feas como lo es en buena parte nuestra vida social. Al menos, la de la mayoría de los cartageneros.
Además, en medio de la celebración cristiana más importante, no sobra recordarles a los buenos cristianos -¿Quedan buenos cristianos, Padre Rafa?- que afuera y adentro de esas callecitas lindas de nuestro viejo centro colonial la tragedia de la miseria, el abandono y la insolidaridad es cada vez más visible que el glamour de los ricos.
Mis deseos de que el próximo año sea mejor para todas y todos.

*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.

alfonsomunera55@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Esas son las 3 Cartagenas que

Esas son las 3 Cartagenas que tenemos, la excluyente, la que lucha por sobrevivir el dia a dia y la que les mostramos a los turistas y extranjeros, al igual que todos los rincones de Colombia

A este señor le veo una cara

A este señor le veo una cara pletorica y de burocrata,que lindo es contemplar el paisaje urbano y lamentarse de no ser uno de los protagonistas de la pobreza.No te luce cutre.

Como habitante de la antigua

Como habitante de la antigua Cartagena, solo me atrevo a decir con el corazón quebrantado y un espiritu decembrino muy compungido, que estas escenas no se veian con la misma intensidad en anteriores épocas, lo que muestra cuanto ha cambiado para mal nuestra ciudad y sus costumbres, algunas producto de las circunstancias y otras de una CULTURA DE MENDICIDAD que nos han venido inculcando toda esta clase arribista que hoy ostenta la omnipotencia política y económica.