Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Tres liberales tristes

Reunidos los tres amigos liberales, tristes sentimos que el poema “Éramos tres los caballeros”, de Alberto Ángel Montoya, nos rondaba, vigilando quizás que no se perdiera el sentido estético de nuestras vidas, asido como ha estado siempre a la tumultuaria concepción del liberalismo colombiano, cuyos grandes ideólogos y mártires han perdido oficio ante la inmensa medianía humana que electoralmente se ha adueñado de su memoria, depreciándolos y olvidándolos.

Semejando espadas camaradas recordamos estos sus primeros geniales cuatro versos: “Éramos tres los caballeros. Uno/ amaba el juego y la mujer. El otro/ amaba la mujer y amaba el vino./ Yo amaba el vino, la mujer y el juego”, con los que nos alumbrábamos al declamarlos. Mudo los recité varias veces hasta cuando el silencio de mi muerta voz se transformó, bifurcándose, en el rostro vivo de los dos amigos con quienes departía. Y me sentí a gusto.
Yo era el viejo más joven de los tres. El uno, con ruda voz de momposino ufano de la independencia anticipada de su urbe el 6 de agosto de 1810, era Carlos Alemán, de inteligencia rauda como antes lo fuera el río que alejado de su tierra se quedó en él, atormentándolo día a día con altaneras corrientes que en tropel atravesaban sus venas de izquierda; el otro, arisco santandereano con memoria guerrera como las breñas de su tierra y liberal de fusiles y luceros como Castro Saavedra, era Rito Antonio Galvis, de liberalismo visceral y ardiente cuyos labios adoloridos de militante agraviado por la crisis del Partido emitían bocanadas autocríticas por lo malo que este ha hecho y lo bueno que no hace.
Y el tercero era yo, cronista de los dolores ideológicos del Gran Partido que cuenta, desde su perspectiva progresista y democrática, de su izquierda rampante y jamás medrosa ante la fobia de adversarios feroces, los espasmos brutales de su colectividad que parece morir, antes brillante y poderosa, hoy opaca y disminuida, circo pueblerino desalojado una y otra vez de plazas innominadas porque ya sus payasos no hacen reír ni llorar y deben irse hacia ninguna parte porque semeja un sol sin horizonte del cual salir.
Los tres, luego de examen objetivo de la realidad, concluimos en la necesidad histórica de que se haga ideológica y políticamente un juicio de responsabilidades sobre la conducta de los dirigentes, mayores y menores, que han contribuido a la crisis del PLC. ¿Y quién lo haría?
Si los de hoy, empequeñecidos ante la grandeza que sus conciencias han dilapidado, tuvieran un rapto de justo talento convocarían, pasadas las elecciones presidenciales que de seguro perderemos, un Congreso extraordinario que adelantara ese proceso y de cuyos resultados podría emerger de nuevo el viejo y Gran Partido, el de Herrera, Uribe y Gaitán, y punto porque algunos de los demás se lo han tirado.
Allí se sabrá por qué el Partido no ha condenado, ni ideológica ni políticamente, las tres enfermedades terminales que ha padecido: el 8.000, el neoliberalismo y el paramilitarismo. Todavía es tiempo. No estamos muertos del todo y condenarlas nos daría vida.
De los tres, Carlos amaba la roja bandera y el río; Rito, la bandera y los riscos de su tierra, y yo, la izquierda y la bandera, rojas rojas, murallas que me defienden.
Y que igual se nos juzgue.

*Abogado, catedrático, ex Representante, ex Senador, ex Gobernador, ex embajador ante la ONU.

jangossa3@gamail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese