Indicadores económicos
2017-04-25

Dólar (TRM)
$2.899,13
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.157,54
UVR, Ayer
$248,95
UVR, Hoy
$248,99
Petróleo
US$49,56

Estado del tiempo
2017-04-22

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 14:09

Marea max.: 11 cms.

Hora: 07:24

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Una mala señal sería funesta

Hay mucho en juego en la ganadería de leche. Su futuro depende de la decisión del Gobierno acerca del precio del litro de leche cruda al productor, y de sus señales de largo plazo.

Es una crisis estructural que no se aminorará cuando pase El Niño, pero afortunadamente deja un rédito: la unión de los ganaderos, originada por la actitud desconcertante de la industria, que desconoce El Niño; la indecisión del Gobierno; y el clima.
¿Por qué el Gobierno tendría que fijar el precio en un mercado? ¿No lo determina la oferta y la demanda? Estamos lejos del “deber ser”. Se le haría daño al país al aceptar esa tesis con condiciones de mercado adversas, que habilitan intereses particulares. La industria procesadora de leche hace lo que quiera y cuando quiera con los productores. Algo deben decirles al Gobierno –y a los colombianos– los períodos continuos de crisis de los productores de leche.
El de la leche es un mercado imperfecto, con instituciones gubernamentales insuficientes para tener un mercado transparente, y con una gran asimetría negociadora entre productores y procesadores de leche.
Un poco menos de la mitad de la producción total de leche cruda va a la industria (2.700 millones de litros al año). Una pequeña parte se queda en finca (700 millones), y el resto (2.900 millones) va al mercado informal. La ley dice impide un mercado informal de leche cruda, y abrió opciones para formalizarlo. Es una norma que el Gobierno incumple al correr los plazos, amén de la incapacidad del Ministerio de Protección Social para reprimir la venta urbana de leche cruda.
En la práctica hay una oferta grande de leche cruda para la industria. Así el argumento de exceso de oferta siempre será válido para bajar precios, en invierno o verano. El año pasado lo aceptaron los productores, más con la responsabilidad social que los caracteriza que con ingenuidad, para que los colombianos pobres se beneficiaran de la oferta de leche cruda, al estar dispuestos a poner $25 por litro para comprar los excedentes a la industria y llevarlos al mercado asistencial.
¿Por qué la industria no lleva esa oferta a las poblaciones pobres? Hay estudios de mercado que indican que el canal de distribución mejor de los procesadores son los grandes supermercados (casi 70% de sus productos), y venden casi por igual leche y productos costosos como yogures y quesos. No van a las poblaciones pobres, ni aprovechan los buenos precios de los mercados internacionales. Cuando la tonelada estuvo en US$5.700, los industriales no exportaron una sola tonelada de leche en polvo a mercados nuevos.
Cada uno maneja su negocio como mejor le parezca. Puede regalarla y exprimir a sus proveedores, pero el Gobierno no puede evadir su responsabilidad. La fórmula para determinar el precio no corrige las distorsiones descritas. El ganadero pide que el litro esté por encima de la inflación, 2,7% (20 pesos), y una prima de verano tasada en 50 pesos durante 6 meses.
Para el Gobierno debe prevalecer la urgencia de solucionar el problema para que el ganadero subsista. Se requiere la política pública lechera que solicitan los productores, y que el Gobierno decida. Debe velar por la seguridad alimentaria y la supervivencia de este subsector rural, que genera más de 650.000 empleos. Una mala señal sería funesta.

*Presidente ejecutivo de Fedegán

jflafaurie@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Bueno, pero al fin: ¿que

Bueno, pero al fin: ¿que viva!! o no el libre mercado?. Es posible que lo que pasa con la leche, le suceda a muchos productos y servicios que se sometieron a las Leyes voraces ("anchoveras") del mercado, en el afan de articularnos al proceso de globalizacion. Entonces, ¿que cadenas productivas (o mercados) no pueden estar sujetas a la oferta y demanda?: pues ta'claro: la de produccion agropecuaria (la comida de los humanos), tal como hacen los gringos con los subsidios; o sea, por encima de todo, la seguridad alimentaria.