Indicadores económicos
2017-05-01

Dólar (TRM)
$2.947,85
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,07
UVR, Hoy
$249,11
Petróleo
US$49,33

Estado del tiempo
2017-05-01

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 13:00

Marea max.: 18 cms.

Hora: 03:32

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-05-01

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Una mujer ejemplar

Hace poco una encuesta de favorabilidad en Chile determinó que por primera vez en su historia política un mandatario, en este caso una presidenta, alcanzaba un respaldo ciudadano del 76 por ciento, lo que la convierte en uno de los gobernantes más populares de América Latina y del mundo.

¿Cuál es el secreto de Michelle Bachelet? Además de su gobierno, vale la pena mirar algo de su odisea personal. Bachelet fue hija de un general de la Fuerza Aérea chilena afecto al derrocado Salvador Allende. Fue encarcelado por la dictadura de Pinochet y murió en cautiverio. Ella misma, desde muy joven en el Partido Socialista, también estuvo presa, fue torturada y tuvo se exilió por algunos años en Alemania. Volvió en 1979 para terminar su carrera como médico cirujano pediatra, y no dejó de combatir, sin estridencias, el régimen autoritario. Reinstaurada la democracia, fue ministra de Salud y luego de Defensa –la primera mujer en ocupar ese cargo en América Latina– bajo el gobierno de Ricardo Lagos, a quien habría de suceder.
Ha sido moderada y tiene empatía con el pueblo, hoy calificada hasta de “encantamiento”. Sin incurrir en populismos ni en nacionalismos, como abundan en este lado del subcontinente, Bachelet ha sabido mantener el rumbo del milagro económico chileno y le ha dado –he ahí el secreto– un especial énfasis social.
El cónsul chileno en Barranquilla, José Amar, recordaba en una columna que desde 1990 hasta ahora, la inversión en educación, salud, vivienda y previsión en Chile aumentó 350 por ciento; que el Gobierno garantiza 12 años de escolaridad gratuita; que 86 por ciento de los chilenos tiene una casa con servicios, y que la pobreza bajó en los últimos veinte años de 48 a 13 por ciento, un salto no dado por ningún otro país. Además, Bachelet propició una nueva ley de pensiones para las mujeres mayores de 60 años y los hombres mayores de 65, aun si no han cotizado.
Con esta historia, con estos logros, ¿cómo no va a ser querida? A todo esto se une su encanto personal. Como cónsul honoraria de Chile en Cartagena, asistí a su posesión el 11 de marzo de 2006 y observé el regocijo entre la mayoría de los chilenos, que sentían reivindicado el dolor de su pasado al ver a la hija de una víctima de Pinochet –víctima ella misma– tomar las riendas de la nación. No era una revancha, sino un acto de justicia histórica.
Volví a ver a Bachelet en Bogotá cuando ella vino a la segunda posesión del presidente Uribe. Nos deslumbró a todos con su sencillez, amabilidad, alegría y cultura. Me preguntó cuántos chilenos había en Cartagena y le respondí que unos veinte, más o menos, y me dijo que quería conocer nuestra ciudad, de la que había oído cosas hermosas, y reunirse con sus compatriotas. Casi se da esta visita en noviembre pasado, pero tuvo que cancelar su viaje.
En marzo de 2010, Michelle Bachelet dejará su cargo en la cresta de la popularidad. El éxito en su gestión no la contagió de la fiebre reeleccionista que ha afectado a otros gobernantes, y entregará la posta a quien la suceda en el juego de la democracia. No otra cosa se podía esperar de esta mujer admirable, que fortaleció las instituciones chilenas y trabajó por hacer realidad la justicia social en la que siempre creyó.

*Ex Ministra de Cultura
Directora Teatro Adolfo Mejía

galeriachicamorales@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Aprecio mucho esta columna,

Aprecio mucho esta columna, la cual nos invita a seguir con la esperanza que es posible cambiar nuestra Colombia, hacer un trabajo altamente social y conseguir beneficios comunes. Admiro la tenacidad de una mujer que despues de las adversidades ha hecho imperar su cultura y politica social. Viva Chile!, Viva Michelle Bachelet!

para hacer las cosas bien hay

para hacer las cosas bien hay querer y desprenderse de lo personal la presidenta de chile es una mujer que respeta y se respeta con la popularidad del 76 x ciento no a tenido la mas mínima intención de cambiar la constitución de su país para hacerse reelegir porque es respetuosa de las leyes y eso la hace mas grande y respetada no y su partido puede seguir su proceso, en cambio el nuestro no respeta y es según el irreemplazable lo cual lo hace pequeño. petro presidente, viva la democracia.