Indicadores económicos
2017-08-21

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-21

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 05:43

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 10 a 24 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-08-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - -
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Violencia sin reposo

Tal vez nunca como ahora tienen tanta vigencia las palabras del ex presidente Betancur, quien dijo, sobre los escombros fangosos de Armero, en los ya lejanos años del ochenta, que Colombia es presa de “la sinrazón de los hombres y la sinrazón de la naturaleza”.

Hace poco más de una década, un temblor de gran intensidad sembró la desolación y la muerte en los departamentos del Quindío y Risaralda, cuando apenas se trataba de iniciar diálogos para recobrar la esquiva paz de la República. Dos capitales y varias poblaciones del viejo Caldas sufrieron los efectos de la hecatombe. Después del sismo, quedaron convertidos en ruinas barrios enteros de las ciudades afectadas, los desaparecidos y los cadáveres se contaron por miles. El impero del horror. Como si una maldición bíblica hubiera azotado al país sin caridad ni consideración.
Ante el espectáculo sobrecogedor de un pueblo estremecido por la destrucción y por la muerte, millones de colombianos manifestaron su solidaridad activa. Y el concierto de las naciones del mundo ofreció su ayuda generosa para tratar de paliar, en lo posible, el llanto y la desesperanza de las inocentes víctimas del terremoto. Los únicos que permanecieron ausentes fueron los violentos que, sin razones valederas, han venido desangrando a la patria maltratada desde hace más de cinco décadas. Ellos continuaron insensibles ante la angustia y la aflicción, fieles apenas a la satisfacción de sus vitandos intereses, que tanta sangre y sufrimiento han regado en campos y ciudades. Su proverbial indiferencia es la prueba incontrovertible de que el amor por los desposeídos, que han pregonado de continuo, no pasa de ser una postura táctica, una frase para cazar incautos y para explicar y, aún, justificar el ejercicio permanente del crimen. La violencia en Colombia no es, pues, una protesta contra la injusticia. Menos todavía una defensa de los derechos de los humildes. Se trata, simplemente, de un medio de vida y de enriquecimiento. Ilícito por cierto. La única verdad es que los subversivos han conseguido amasar una fortuna de dimensiones inverosímiles, mediante la extorsión, el secuestro, la protección al narcotráfico y la práctica delirante de delitos sin cuenta. Por eso no les importan la reconciliación ni el renacimiento de la concordia.
Sin ideas, porque carecen de un proyecto del Estado, sin cultura porque en la montaña no existen universidades ni bibliotecas, y privadas de la posibilidad de confrontar con éxito tesis y programas con los representantes de la inteligencia nacional, sólo les queda el recurso de seguir siendo protagonistas de un drama convertido en noticia diaria por la práctica ligera, no siempre responsable, del periodismo, así como usufructuarios de su riqueza mal habida. Y la paz continúa convertida en un anhelo huidizo de los colombianos, manoseado indignamente por los profesionales del crimen que eluden, con palabras vanas y maniobras torticeras, las fórmulas para el restablecimiento de la paz que el gobierno trata de restablecer a toda costa.
En esta hora de dolor, cuando decenas de familias enteras entierran a sus muertos y lloran inconsolables sobre los restos dantescos de los asesinados, lo menos que pueden hacer los ejecutores de la violencia es cesar en su horripilante y desbordado vandalismo, y declarar una tregua a su criminalidad sin fronteras.

*Ex congresista, ex embajador, miembro de las Academias de Historia de Cartagena, y Bogotá, miembro de la Academia Colombiana de la Lengua.

academiadlhcartagena@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Mira Vizo, me hubiera gustado

Mira Vizo, me hubiera gustado que no incluyeras la referencia de Belisario, uno de los mamasantos mas grandes del mundo. Culionsisimo como el mismo, sino que lo diga Noemi Sanin de Cano, una hermosa bella mujer hace 30 anos. Belisario no pensaba sino en acostarse con las viejas que veia, era peor que Julio cesar Turbay, solo que lo hacia calladito y con cara de yo no fui, mientras soltaba a los presos de las farc. En cierta forma, el fue unos de los padrinos de la continuacion de la violencia. La violencia de la naturaleza apenas empieza. Con los cambios del clima, vamos a notar muchas cosas malas, uno de ellas podria ser que cartagena se hunda, pues el nivel del mar subira unos tes pies en los proximos cincuenta anos.

Jose,espero te encuentres

Jose,espero te encuentres bien!Ami me contaron que Belisario nacio en un hogar muy humilde, y ni tenia zapatos para ir a la escuela,pero vencio la adversidad,lucho hasta coronar la presidencia de nuestra patria.Lo triste de este humano fue que se olvido de su pobre, miserable pasado y termino VENDIENDO su alma a la podrida oligarquia de Colombia.La mayoria de seres humano que vienen de cunas humildes y sufrimientos se convierten en grandes ejemplos a su sociedad y el mundo entero.El Diablo lo convencio y le robo su alma,su consciencia.Que tragico evento.Cuidate mucho y disfruta el momento!

Jose,no solamente lo que tu

Jose,no solamente lo que tu dices es profetico,es la verdadera verdad(JAJAJAJAJA) Pronto estare viajando a las" Islas Canarias", alli hay una isla que va a colapsar(creo que se llama:Las Palmas de Canarias),yo estare en Tenerife.Producira un Tsunami catastrofico,espeluznante que Cartagena ni se salvara.Imaginate esta clase de desastre en C/gena?Estoy listo para el desafio.Si muero, me ire riendome,y bailando cumbia. Lo unico que extranare sera la chicha de maiz,las arepas de huevos y las bellas mujeres de Cartagena.

NOmbe que va, las arepas

NOmbe que va, las arepas salen mejor con harina venezolana, esa la consigues donde sea, asi que a lo mejor Colombia estaria mejor si Chavez se tomara a Colombia y se conviertiera en su presidente.

Y a come arepa c.a.ra.j.o!Con

Y a come arepa c.a.ra.j.o!Con chavez y su alegria y la musica llanera moviendo los huesos todo el dia!QUE MARAVILLA!!!!ESO SI ES VIDA!!!!